19.8 C
Puebla
jueves, junio 30, 2022
spot_img

Un diamante: la literatura rusa

Más leídas

A mi maestra Irina Ivanova 

 

El 6 de junio de 1799 nació Alexander Pushkin, la piedra angular de la literatura rusa. Poeta excepcional, autor de Boris Godunov y Eugenio Onieguin, estaba casado con una mujer de notable belleza, Natalia Goncharova. Lo provocaron, aceptó batirse en duelo y fue herido de muerte a los 38 años.  

Anton Chéjov fue un cuentista excepcional: nos mostró la vida cotidiana desde una visión llena de una profunda ternura. Autor de la obra de teatro La gaviota. Nicolai Gógol escribió Diario de un loco. Escritor satírico. Esta última obra fue representada durante décadas por el gran actor mexicano Carlos Ancira.  

León Tolstoi escribió dos obras maestras: Anna Karenina, que cuenta la historia de esta mujer que no logra ser feliz con su marido ni con su amante y a fin de cuentas se tira debajo del tren, arrepintiéndose en el último momento. Guerra y Paz describe la invasión de Rusia por parte de Napoleón, el contraste entre el idealista y bondadoso Pierre Bezuhof y el acartonado Andrei Bolkonsky, mientras vemos la evolución como mujer de Natasha Rostova, que pasa por los brazos de los dos.  

Fiodor Mijaílovich Dostoievsky nos mostró como nadie la profundidad de la psique humana. Crimen y castigo nos cuenta la culpa que invade a Raskólnikov después de matar a la anciana usurera; Los hermanos Karamázov, a través de los tres hermanos que detestan a su padre, es una de las grandes obras sobre el amor o desamor filial.  

Mijaíl Shólojov, quien ganó el Premio Nobel de Literatura, escribió El don apacible, una novela que cuenta la vida de los cosacos y cómo fueron literalmente invadidos por los rojos que querían imponerles costumbres ajenas. Boris Pasternak también ganó el Nobel, pero lo obligaron a que renunciara a él. La publicación de su novela Doctor Zhivago parece el guión de una novela de espionaje. En la novela vemos el amor entre Yuri y Lara, que termina con que a él se le rompe –literalmente– el corazón.  

Mijaíl Afanasievich Bulgákov es el autor de una obra maestra, El maestro y Margarita (estoy estudiando ruso para poder leerla en su idioma original). En la novela vemos la llegada del Diablo y su séquito a Moscú. De manera paralela, el Maestro está terminando su novela sobre Poncio Pilatos, con la ayuda de su amada Margarita. La novela es fantástica, critica a la burocracia literaria soviética y es una reactualización de la historia de Fausto.  

Anna Ajmátova es una poeta excepcional, testigo del horror de la persecución contra los intelectuales de parte de Stalin. Uno de los que mandó matar fue Isák Babel, autor de Cuentos de Odessa y Caballería Roja. Alexander Solyenitzin describió los horrores de los campos de concentración en Siberia en Archipiélago Gulag 

Joseph Brodsky, Premio Nobel de Literatura, poeta excepcional, vino a México en los noventa a los encuentros que organizó Octavio Paz. Iván Turgueniev escribió Padres e hijos, que muestra las diferencias intergeneracionales en la sociedad rusa del siglo XIX y fue gran amigo de Flaubert.  

Iván Bunin también ganó el Premio Nobel y fue autor de novelas naturalistas hoy muy aburridas. Vladimir Nabokov comenzó escribiendo en ruso. Se exilió primero en Berlín y luego a USA, donde terminó escribiendo en inglés. Maximo Gorki escribió La madre, novela revolucionaria y fue protegido de Stalin. Andreí Platonov fue un cuentista excepcional. Iván Goncharov escribió El mal del ímpetu y Óblomov, novelas de la pereza y la indecisión. 

¡Feliz cumpleaños a Pushkin y larga vida a la literatura rusa!  

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img