24.7 C
Puebla
domingo, abril 21, 2024

La Tercera Voz 47

Más leídas

La semana y el retorno al tortuguismo.

Lunes:

No hay mirada. Esos ojos verdes en los que Ella renaciera
están en el limbo. Nunca existieron. Ni eran del color verde de la esperanza. No lo fueron. Nunca lo han sido. Eran
más bien verde-baba-avestruz-que-se-esconde. Pero Ella
con su magia perversa los dotó de vida y de relato imaginario. Los dotó de voz y hasta de esperanza. La nada.
Los días tienen nombre y el resto de la vida tiene nombre:
los tres críos de Ella. Los tres sapodrilos de Ella y el más
chiquito de los tres; el sapodrilín. Lo demás no existe. Ella
decide entregarse en cuerpo y alma a ellos. No más zozobras amorosas, no más destiempos, no más torturas. No
más silencios. Borrada de por vida la palabra “amor” de
su diccionario. Como dice el poema el Cuervo de Edgar
Allan Poe:
“Quote the Raven: ¡¡¡never more!!!” Nunca más,
nunca más, nunca más.

Martes:

El mismo maldito gallo de siempre que emite su molesto ki-ki-ri-kiiiiiiiiiii a las 5:30 de la mañana despierta a
Ella. El mismo maldito gallo. Sin vida propia. Ajeno a su
automatismo, a su existencia soberanamente idiota. El no
sentido. La existencia absurda del “bendito” animal. El estúpido gallo y su estupidísimo ki-ki-ri-kiiiiiiiiiiiiii de las
5:30 de la mañana de siempre. De todos los días. Lo va a
envenenar Ella, al gallo. Ya estoy viendo cómo lo hace. Ya
la miro en el acto de envenenamiento del animal.
Muere un gallo envenenado por la intolerancia de Ella
en San Andrés Cholula, atrás de la casa del árbol.
–Los gallos no tienen corazón –piensa Ella– no merecen vivir –confirma.
El martes no pasa nada. Ella se levanta, prepara el uniforme y el lunch de los críos, se baña, se disfraza de mujer y se va a trabajar. Lleva a los niños al colegio. Inhala
poco y exhala poco. Lo mejor que le pasa además de ver
los ojos de los críos, sus sonrisas y oír el palpitar de su
corazón, es la entrevista con el dulce Ingeniero Tello. En
esa mirada encuentra invariablemente un poco de abrigo y también de compasión. Al menos.

Miércoles:

Ella va a ver a su amiga Pelusita. Cuánto tiempo sin verla. Así que se desatrasan de todas las vivencias no relatadas por horas eternas. Otra decisión de Ella desde su más
reciente viaje a las tierras del silencio ha sido cesar definitivamente su proclividad al alcohol. Es decir, “No gracias, ya no tomo. No tomo ni volveré a hacerlo. Paso”. So
pretexto del tratamiento homeopático ortodoxo al que se
ha sometido en cuerpo y alma. Pero es más bien el alma
enferma que no quiere tolerar más tóxicos de los que ya
trae tatuados en cada célula. Toxinas como escalpinas
anidadas en todo el SER o más bien en esos fragmentos
diminutos de SER. Astillas del SER. Pero Ella ya no existe
y qué alivio es renunciar a la consciencia de la existencia.
Una vida con lobotomía. El mayor anhelo. El gran sueño.
La renuncia hasta a Ella misma. Uff qué alivio. Nada pesa
porque no hay nada. Y el vacío es ligerito como una pluma. La lobotomía del Ser-Suave.
La amiga Pelusita le cuenta a Ella que el amor de hace
seis años al parecer ya no la desea. Al parecer, el lenguaje
esquizofrénico y los hechos que tampoco se alinean…así
que las dos especulan:
–Tengo un año sin tener relaciones con él. Viene todos
los fines de semana a verme desde Torreón y simplemente no cogemos. El otro día me dijo: “¿Quieres bañarte
conmigo?” y como niña me desnudé en un santiamén y
me metí a la regadera con la esperanza del tacto, del mínimo roce, del mínimo aliento y la escasa proxemia. Pero
nada, como si estuviera solo y yo sola. Que así estamos.
Cada uno solos. Quizá yo lo esté más. Al salir de la ducha
le dije: “Aquí desnuda y ni me miras, me ves pero no me
miras, ¿qué es lo que pasa acaso ya no hay deseo?” Y sí,
con esa seguridad sacada de la manga me dijo: “Es que
¿no te das cuenta que es semana santa y estamos en días
de recato?”. Y sí, tiene razón, lo que pasa es que está estresado por situaciones de índole laboral.
–Pues ya le ha durado un laaaaaaaaaaaaarrrrrrrrrrrrrrrgooooooooooo año el estrés, ¿no crees? Y ni se diga el
“recato de semana santa” que seguramente empezó en el
2009 y se ha postergado hasta el siempre –responde Ella
con su desatinado sarcasmo.
Ambas rompen el casi llanto a carcajadas. Y ríen como
para que no las abrace tanto la Diosa Soledad que para variar está instalada en los relatos de las amigas. Esa Diosa
inseparable, leal compañera de las historias de las amigas.
–Lo que pasa –continúa Pelusita– es que como se puso
a una estricta dieta y adelgazó 17 kilos pues “aquellito”
también se le puso flaquito quizá es que ya está medio
“floffy”…no sé…pero se lo vi y está flaquito. Y eso también me desencantó un “mucho”.
—El eterno mito de que el tamaño no importa ¡JA! —
embiste y remata Ella.

Jueves:

Ella recibe el correo YA NO ESPERADO. Sí un e-mail ya no
esperado. Porque una vez que Ella sepulta a los desamores
del pasado en el olvido, no hay poder divino que los resucite.
Así que recibe un mail desde la Tierra del Silencio de una
letra del alfabeto tan minúscula que ahora es polvo, la letra.
Y es que esa letra que ocupa el décimo primer lugar en el
alfabeto ya ni siquiera le duele a Ella, que ya es mucho decir.
El mail dice:
–Ella sólo te envío esta canción.
Ella baja la canción de Joseph Arthur, se llama “Sun”.
La escucha. Ahí se detiene:
I pictured you in the sun wondering what went wrong
And falling down on your knees asking for sympathy
And being caught in between all you wish for and all you
seen
And trying to find anything you can feel that you can
believe in
May God’s love be with you
Always….
May God’s love be with you
I know i would apologize if i could see your eyes
‘Cause when you showed me myself, you know, i became
someone else
But i was caught in between all you wish for and all you
need
I pictured you fast asleep
A nightmare comes
You can’t keep awake
May God’s love be with you
Always…
May God’s love be with you
Always…
May God’s love be with you
Always…
May God’s love be with you
‘Cause if i find
If i find my own way
How much will i find
If i find
If i find my own way
How much will i find
If i find
If i find my own way
How much will i find
You…
You…
I’ll find you
You…
I don’t know anymore
What it’s for
I’m not even sure
If there is anyone who is in the sun
Will you help me to understand
‘Cause i been caught in between all I wish for and all I
need
Maybe you’re not even sure what it’s for
Any more than me
Ahora resulta que los muertos hasta escriben.
–¡Qué pesadez! –piensa Ella para esos sus insondables
adentros.
Ella quita la rola de inmediato y escucha en cambio
de Cat Power: Woman, como queriendo dedicársela al
“muertito” a la letra décimo primera del alfabeto muerta
desde siempre :
Woman, woman, woman
Woman, woman, woman
If I had a dime for every time
Tell me I’m not what you need
If I had a quarter, I would pull it together
And I would take it to the bank and then leave
Yes, I would take it to the bank and then leave
If you know people who know me
You might want them to speak
To tell you ‘bout the girl or the woman they know
More than you think you know about me
More than you think you know me
See you walkin’ in circles (Circles)
See you talkin’ in circles (Circles)
See your thoughts runnin’ in circles
Could walk around all day long, followin’ me
Doctor said I was better than ever
Man, you shoulda seen me
Doctor said I was not my past
He said I was finally free
Taking the charge (Taking the charge)
I took the lead (I took the lead)
I need you to believe
I’m a woman of my word, now haven’t you heard?
My word’s the only thing I’ve ever needed
I’m a woman of my word, now you have heard
My word’s the only thing I truly need
Woman, woman, woman, woman
Woman, woman, woman, woman
Woman, woman, woman, woman
Woman, woman, woman, woman
Your money’s like a weapon, a tool to get me
You think I’m like the other ones
Well, my money’s like a weapon, tool for me
No, I’m not like those other ones
A cage is like a weapon, a tool for me
You think I’m like the other ones
Well, my cage is a weapon, it’s perfect for me
It’s the one suit they seem to not see
I’m a woman of my word, now haven’t you heard?
My word’s the only thing I’ve ever needed
I’m a woman of my word, now you have heard
My word’s the only thing I truly need
Woman, woman, woman, woman
Woman, woman, woman, woman
Woman, woman, woman, woman
Woman, woman, woman, woman
I’m a woman, I’m a woman, I’m a woman, I’m a woman
I’m a woman, woman, woman, woman
I’m a woman, I’m a woman, I’m a woman, I’m a woman
Woman, woman, woman.

Viernes:

Ella está agobiada por el exceso de trabajo, por las situaciones legales de la Patria Potestad de los críos, por esa
lengua ajena y extraña de los abogados, indescifrable, por
la proxemia de los críos con el aberrante progenitor, así
que en acto de escapismo los lleva al Campamento Watusi Watoto de Africam Safari. Y continúa la vida que es
el hoy del siempre en paz. Un tanto encerrada en un viaje
de retorno al tortuguismo. Viaje al caparazón. A la concha protectora. No toma llamados, no responde correos
electrónicos, poco le importa que le cancelen la línea del
celular, poco le importa el entorno y el país eternamente
agitado por las elecciones. Con la más fiel compañera, “la
computadora portátil” le es más que suficiente, ¡Vaya hasta duermen juntas! y con uno que otro libro de poesía, una
que otra rola, una que otra serie de Netflix.
…¿para qué mentirme si todos los Dioses me atisban?.
¿Hay un sol? Sí, lejano y frío. Merodeo el próximo escapismo. La vida está en otra parte. No aquí. Aquí nunca ha
estado. Está en otra parte….en otra parte…….
En una bolsa de papel estraza.
Vidrios pequeños, pequeños como astillas,
caleidoscopio de colores.
Vidrios calientes, sangre.
Sangre fresca.
Sangre tibia. Eternamente
tibia,
en cada gota un corazón acaso palpita.
Reposa.
Languidece.
En una banca, en un parque húmedo.
banco de niebla y de rocío
Un perro pasa, orina la bolsa.
Un viejo pasa,
le escupe un gargajo.
Pasa una paloma,
la picotea. La marca con su excremento fosfórico y nítrico.
Un niño pasa,
patea la bolsa
la tira a la fuente y así sucesivamente…
y así sucesivamente…
y así sucesivamente…
En una bolsa de papel estraza.
Vidrios pequeños, pequeños como astillas,
caleidoscopio de colores.
Vidrios calientes, sangre.
Sangre fresca.
Sangre tibia. Eternamente
tibia,
en cada gota un corazón acaso palpita.
Reposa.
Languidece….

Más artículos

Últimas noticias