20.2 C
Puebla
jueves, abril 25, 2024

La Tercera Voz 46

Más leídas

Viernes:

La semana y los limbos… solo los limbos… solos…
“Algo huele mal en Dinamarca”.
Se reúne la fauna en casa de Ro. La fauna es el grupo
del “dichoso cursito de sanación después del divorcio” y
Rafael. Ella está distante. Lejana. Apartada. Sería con K
Mayúscula. Cuándo este llega se acerca a saludarla y le
dice:
—Ella me gusta ese chantú de seda verde que traes
puesto. Te queda muy bien.
Ella responde con un lacónico
—Ajá.
Carol se acerca y le susurra al oído:
—Por favor háblale, se la dulce Ella que siempre has sido.
Pero Ella está alerta ante ese coqueteo descarado de
la amiga Ro hacia K Mayúscula. Tanta ligereza y tanto
cuchicheo insultan los modales “casi ingleses” de Ella. Y
aunque no sabe ni ha sabido nunca ser celosa, no puede
evitar la incomodidad que le produce el exceso de escenitas ligeras. Obvias. Los celos han sido para Ella siempre algo por así decirlo “muy primitivo”. No los entiende.
Una vez sentados en la mesa hacen un brindis. Ella
solo agradece la vida y la preciosa amistad. ¡Qué sería de
Ella sin la presencia de los amigos! En fin. Ro interrumpe
con la pregunta “inadecuada”…
—Ok quiero saber cómo es la vida sexual de los aquí
presentes. Empecemos con Rafael.
Todos, absolutamente todos, como a perritos obedientes, que les tiran la pelota, la cachan con el hocico bien
abierto. Y narran sus historias incluyendo a K Mayúscula
que no tiene la argucia para librarse de la pregunta. Excepto Ella que realiza un acto de escapismo perfecto para
evadir el incómodo ventaneo tema.
Todos toman. Ella mantiene su distancia. K Mayúscula
se acerca más de una vez y le dice:
—¡Qué gusto me da verte! Estoy feliz porque esta semana ya firmé mi acuerdo final de divorcio. No veo la
hora de que la vida regrese a la normalidad.
Hacen un brindis y él le dice:
—Por ti. Porque voy a ir a verte a México muy pronto.
Lo haré.
Ella sonríe. Toman fotos. Muchas. Las euforias. Las
proxemias de los cuerpos. El acoso de Ro. El acoso de Ro.
El acoso de Ro.
En un descuido, el acto supremo de erotismo acontece
entre Ella y K Mayúscula, el roce del dedo meñique de
ambos. Ahí se nutren ambos, en el breve roce. Ahí perpetúan la silente historia de amor. Ahí la confirman. Ahí
la detienen.
Antes de huir K Mayúscula hace planes con Ella para
verse al otro día. Haz planes y todos los Dioses se reirán
de ellos. Se atacarán de risa. Morirán a carcajadas. Risas
despiadadas esas de los Dioses. El carnaval de las risas
ante los planes de encuentro de Ella y K Mayúscula.
Ro le dice a Ella que la acompañe al garaje por una cerveza. Ella, desprevenida acompaña a la amiga Ro que
embiste, con espuma y todo el numerito:

—Seguramente tú eres la que se está acostando con
K
Mayúscula. Tú eres su Miss diciembre, Miss enero y
quién sabe cuántos meses más. Tú eres de la que habló
en la mesa. Me puedo dar cuenta que está más atraído
hacia ti que hacia mí. ¿Te estás acostando también con
Rafael? No te vas a entrometer en mi camino.
Ella permanece muda. Huye a la cocina y le dice a Carol
que es hora de retirarse. Que “la situación se ha tornado
incómoda”. Con esas decentes y diplomáticas palabras: —Un tanto incómoda Carol, podríamos por favor retirarnos.
Antes de despedirse le dice a la fauna restante: —¿Conocen acaso la palabra famélica?
Pero no, ¡qué va! Por qué habrían de conocerla. El vocabulario de Ella es vastísimo en la lengua anglosajona.
El de los oriundos del País del Silencio es limitado. “¿Tú
sabes no?”…well you know
.
Así que les explica: —Famélico es morir de hambre. Estamos famélicos
por el roce. Y el amor es la única posibilidad de restaurarse, de nutrirse.
El regreso a casa de Alesia y de Carol es a las 3:00 de la
mañana. Alesia está beodísima, hay que desvestirla y meterla a la cama. Ella duerme como lirón y Ella también.
Texas el cinturón cristiano del País del Silencio. La
zona republicana. Nadie del grupo está “legalmente divorciado” así lleven un par de años separados, la firma de disolución matrimonial no está dada. Por lo tanto, lo
prohibido y más hermoso, el “metatexto” es una zona
frágil. Por eso la relación de Ella y K Mayúscula se teje
en el silencio. solo Carol conoce su existencia. Cárol que
es un ángel y una madre para Ella.

Sábado:

(Una Hiena enfurecida con H Mayúscula y con
R Rabiosa contra-ataca).
Ella va con sus amigos Rafael, Alisia, su ángel Carol
y luego horas más tardes llega Ro, a despedirla a Sneeke Petes. Ella intuye que K Mayúscula no llegará. Como
el avestruz, siente el acoso de Ro y se aleja. La semana
ha sido “bizarra”. El no diálogo. El no encuentro de la
mirada. Los rostros que no se ven. El desconcierto y esa
cabeza de ella que gira a mil por hora. —Deja ya el Yo-Yo emocional —le insiste el ángel Carol — solo confía.
Pero la palabra “confía” está escrita en una lengua extraña, ajena, se borró desde hace años del diccionario amoroso de Ella. Parece escrita en Swahili. Y aunque
K—ahora simplemente K— siempre hace lo que dice, Ella se llena de
zozobra. Todo es “bizarro”. Tras una semana de desvelos,
de demasiado alcohol en el cuerpo y más bien poco reposo
Ella habría deseado no ir a la “dichosa despedida” a Sneke
Petes. Pero va. Imposible desairar al grupo.
Sentados en la mesa llega Ro Ella le dice: —¿Cómo va la cruda? —¿Cruda yo? No sé de qué estás hablando. Yo no tomé,
me acuerdo perfectamente de todo lo que dije.
La tensión aromatiza la mesa, casi la embriaga. Ella quiere retirarse tiene que empacar y prefiere estar ya en casa. —Vámonos por favor que me duele un poco la cabeza
por el desvelo de ayer.
Ro ataca: —Tú fuiste la única que no nos contaste sobre tu vida
sexual. Así que antes de que te vayas estamos listos para
escucharte.
Carol irrumpe a la defensa: —No entiendo la necesidad de traer nuevamente el
tema a cuenta Ro, me parece bastante inapropiado. —Además, mi vida sexual es privada —remata Ella.
La hiena se levanta. Los ojos desvirolados. Los pómulos enrojecidos sobre el rostro pálido. La sangre palpita.
Los dientes plañen. La salivación excesiva. La espuma.
se dilatan las fosas nasales, las pupilas, el corazón late
salvaje. El gañido. —Qué casualidad que lo que ayer no era un tema inapropiado ahora lo es. Mira Ella me vale un carajo si te
estás acostando o no con
K, solo espero que mi coqueteo
no interfiera en su relación, yo solo estoy echando desmadre. Y me vale madres.

Ella se echa para atrás asustada porque Ro se aproxima
tanto que Ella cree que va a golpearla. solo mira a Alesia
y Alesia le dice:
—Sonríe acabas de encelar a una mujer.
Uff qué numerito tan incómodo para Ella. Tan fuera de
lugar. Tan barato. Tan vulgar. Ella solo respira y se sume
en el silencio.

Domingo:

Ella regresa del viaje al País del Silencio aplastada. Es decir, eso y más.
Ella se reúne con los amigos Arturo y Lesly, que no se
llama Lesly si no Lalys Alexandria, pero Ella nunca puede llamarle así, entonces es Lesly. solo que solo Ella sabe
que le dice Lesly. Todo es confuso esta semana, incluso
hilvanar cualquier trama, cualquier elemental historia es
un reto monumental. Hilvanar la vida, la rutina, el desconcierto el dolor la desesperanza son tareas casi imposibles. Mejor respirar como para no morir del todo.

Lunes:

Ella es invitada, bajo pretexto del Día Internacional de l a
Mujer, a un foro de profesionistas “destacadas” donde se
debate el tema “Y a ti ¿cómo te va en la feria?”. Allí discuten desde su muy privilegiada situación profesional varias
mujeres sobre los retos de la mujer, la familia, el trabajo
etc……..

Martes:

Cómo una autómata, Ella va a dejar los críos al colegio, va
a su trabajo, regresa por los críos, los lleva a sus actividades
extracurriculares. Como un robot. Trata de anestesiar el
alma solo respira, inhala e inhala y también exhala. La
vida es una herida abierta.
El hombre-sin rostro-con-sensibilidad-de-pato-de-plástico llama a Ella en punto de las 9:00 pm para invitarla a
cenar. —Ven a mi casa —le insta a Ella —vivo hasta la
Calera, pero ven, te pago el taxi.
Ella está en pijamas, pero se pone cualquier trapo encima, toma el auto, se despide de los críos, se los encarga
a la nana y se va a 45 minutos de distancia al encuentro.
solo toma una copa de vino con él. Y conversan. ¿De qué
conversan? Pues de él obviamente, qué mejor tema que
él mismo, ese ego…….. ese ego………. ese ego……….
Entonces ambos bailan. Ahí en la casa, en la sala, en
el jardín, en la cocina, en la azotea, en el segundo piso.
Bailan y hasta brincan.

Frank Turner entona “Redemption”
I was walking home to my house through the snow from
the station
When the Springsteen came clear in my headphones with
a pertinent question
Oh is love really real and do any of hope for redemption
Or are we are merely biting our time down to the lonely
conclusions
Darling let me take your hand as I talk you through this
How loneliness edged into deep seeded psychosis
Lying away in crowded hotel rooms focused on takers
With my feelings laid clear on the ceiling
I don’t think I can do this
I don’t think I can do this
Well I tried so hard to not turn into my father
But if I only ever skip out his choices will I ever choose
better
Oh the sad truth is the grass it will always seem greener
So I left you alone in a restaurant in London in winter
You deserved better
Out of trash some might back in my ears
Sound comes clear and brings the awful truth that I can’t
stand what I’ve done to you
And it’s written clear in my diary today should have been
our anniversary
But I’m far way and I’m far apart
And you’re back home with a broken heart
And loves is real and I can escape
I’ll only ever have myself to blame
These failures shift and save me in the night
Like a fever I can’t break try as I might
Wake me darling I need you take me home
But I know in the end redemption is mine and mine alone
So if each of us is made of a tally of mistakes and successes
Then the hour in the restaurant makes my score less than
impressive
If each can be redeemed with the courage by which he
confesses
So darling I miss you, your music and your musk and your
kisses
I don’t think I can do this

Miércoles:

El verde. Se asoma por la ventana cuando Ella amanece
siempre ese frondoso árbol verde. Ahora brota del árbol
unas flores lilas. Simplemente hermosas. Indescriptibles.
Ella despierta en punto de las 6:45 am. Se asoma el árbol.
Pasa por el filo de la ventana un gato. El gato es negro. Tiene los ojos de color amarillo. El gato camina. Sensual. Absorto. Oda al equilibrio. Casi se devanea. Maulla. El gato
mira a Ella. Ella mira al gato. El gato salta y se va.
Eso es lo mejor que sucede en el día. Ese gato negro,
esa su elegancia, ese árbol verde, esas flores lilas. Ese
clima tibio de la primavera como el aliento de todos los
Dioses

Más artículos

Últimas noticias