15.1 C
Puebla
viernes, agosto 12, 2022
spot_img

El Ridículo Periodístico de la Década (y la Ruta del Dinero)

Más leídas

Eran las 23 horas 27 minutos de un frío lunes de enero, cuando Rodolfo Ruiz, director de E-Consulta, quiso incendiar la noche con unas líneas que tenían un flaco antecedente: el que pergeñó su colega Polo de Lara ocho horas atrás.

El chiste se cuenta solo.

Vea el hipócrita lector:

“¿Se fugó Eukid Castañón?”, fue la pregunta que se hizo Ruiz al tiempo de compartir una nota de su portal llena de lindezas, imprecisiones y especulaciones.

No resisto la tentación de reproducir algunas líneas, aunque la primera versión —que era una joya del periodismo moderno— fue modificada posteriormente.

En el primer párrafo se lee que el exdiputado federal “salió por su propio pie del penal de máxima seguridad de Tepexi de Rodríguez y ahora se desconoce su paradero”.

La duda mata: ¿Quiénes son las fuentes?

La respuesta aparece en el segundo párrafo, y ya había enseñado el cogote en el sumario:

Sus propios abogados.

Es decir: sus propios defensores revelaron que Eukid Castañón salió del penal “por su propio pie” para disponerse —“mediante un permiso irregular”— a pasar “las fiestas decembrinas con su familia”.

Para esto —siempre en función de que las fuentes son los abogados— “(Eukid) habría pagado una importante cantidad de dinero al personal de seguridad para que le permitiera salir, con la promesa de que volvería, pero hasta la noche de este lunes no lo había hecho”.

(¡Líbrenme la Virgen de Guadalupe y la de Juquilita de estos abogados que delatan a su defendido!).

Varios conspicuos personajes de la prensa local cayeron en la trampa como moscas en la miel y se sumaron a divulgar la especie.

A las 6 de la mañana con 42 minutos, Rodolfo Ruiz perseveró en la versión mediante otro tuit: “¿Dónde está Eukid Castañón: sus abogados dicen que ayer no aparecía en el penal de Tepexi y a la media noche la @JornadaOriente publicó, citando fuentes del Poder Judicial, que ahí seguía preso?”.

Tres horas después, el gobernador Miguel Barbosa Huerta acabó con las especulaciones de este sector de la prensa poblana —que, por cierto, se dice perseguido y acosado— al dejar en claro que todo era absolutamente falso.

Los mariachis, faltaba más, callaron.

Y cambiaron de tema.

La gran exclusiva se vino abajo.

Hay que decirlo: Ruiz en realidad hizo suyo el tuit que Polo de Lara, su colega, había puesto a las 15 horas 4 minutos —del lunes 3 de enero— vía Factor Radio.

“#Deultimahora Trasciende que #EukidCastañon no fue encontrado en el reclusorio en donde venía purgando una condena, presuntamente hoy sería trasladado a un centro de atención de salud, sus familiares ya lo están buscando, tómelo con las reservas”.

En ese “tómelo con las reservas” estaba la clave de todo.

Ufff.

Cuántos kilos de ridículo se hubiera evitado Ruiz de haber seguido el consejo de su colega.

Por cierto:

El miércoles 29 de diciembre, cinco días antes del brutal ridículo aquí reseñado, Rodolfo Ruiz metió las manos al fuego por Bernardo Fernández, “Bernie”, en su columna La Corte de los Milagros:

“Su encarcelamiento, a todas luces injusto y arbitrario, mucho dará de qué hablar el año entrante cuando su abogado Javier Coello Trejo no solo obtenga el amparo para liberar a su cliente, sino ventile el caso en medios nacionales.

“(…) Bernardo Fernández es miembro de una influyente familia poblana, dedicada al comercio y los abarrotes, y con muchas relaciones locales y nacionales y que está muy lastimada por su detención, tipificándole el delito de abuso de atribuciones en el servicio público.

“Pero sobre todo por el tratamiento que la administración barbosista ha dado a su caso, exhibiéndolo ante la opinión pública como un funcionario corrupto y deshonesto cuando no es ni lo uno, ni lo otro”.

Ahhh.

Aquí está otra clave del estilo “tómelo con reservas”.

Ya se ve de dónde viene la sed de venganza en contra del gobernador por la que Ruiz hizo el oso periodístico de su vida hace unas horas.

Hay que seguir la ruta del dinero con el que se le están pagando los altísimos honorarios  al abogado Coello Trejo.

Y todo esto nos lleva a un personaje llamado Tony y apellidado Gali.

Es cuanto.

 

Nota Bene. Como verá el hipócrita lector, quien esto escribe está de vuelta.

(Tómelo con reservas).

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img