30.8 C
Puebla
martes, mayo 28, 2024

Huachicol, inseguridad y tinacos azules ensombrecen primera semana funesta de campaña de Eduardo Rivera

Más leídas

La primera semana de campaña del candidato del PRIAN, Eduardo Rivera Pérez, resultó funesta al estar salpicada por el tema del huachicol y los presuntos delitos electorales que desde el Ayuntamiento de Puebla se cometieron para favorecerlo, además de estar enmarcada por la sombra de acontecimientos violentos que dieron al traste y elevaron su negatividad en la conversación digital.

Desde el arranque, la campaña del panista ha estado plagada de baches, pues lo que prometía ser un exitoso arranque proselitista, y aunque estuvo arropado por la candidata presidencial de Fuerza y Corazón por México, Xóchitl Gálvez Ruiz, se convirtió en el primer fracaso del aspirante a gobernador.

De hecho, el panista cambió el mitin o una concentración masiva por la comodidad de un escritorio, desde donde inició su campaña en el primer minuto del pasado 31 de marzo.

A diferencia de sus contrincantes que tuvieron actos públicos, el panista prefirió enviar un mensaje a sus simpatizantes en solitario, ambientado en una oficina, desde donde dijo que no habría ni un minuto que perder.

Visiblemente cansado, el abanderado de la oposición posó ante la cámara para enviar un mensaje de 11 minutos y 43 segundos a sus seguidores. En el escritorio fueron colocadas hojas blancas y algunos libros.

Su arranque se vio opacado por el “tufo” del huachicol, el cual Xóchitl Gálvez se comprometió a combatir para que Puebla deje de estar en el penoso primer lugar en la incidencia de dicho delito en el estado, pese a las críticas que pesan contra PSI, partido que ha dado cobijo a presuntos delincuentes como candidatos.

Totalmente ajena a la situación que vive su aliado a la gubernatura en Puebla, Xóchitl Gálvez utilizó el tema para golpear al gobierno del estado y a Morena, al afirmar que la entidad ocupa los primeros lugares en incidencia de este delito, por lo que pondría fin a la situación.

Lo contradictorio fue que, a unos metros de ella, compartía el pódium con el líder estatal de PSI, Carlos Navarro Corro, y que horas antes se difundió que la candidata de ese partido en el municipio de Quecholac, Guadalupe Martínez Gerardo, anunció la presentación de denuncias penales contra periodistas por afirmar que es la hija del presunto capo huachicolero Antonio Martínez Fuentes.

La aspirante presidencial prácticamente sepultó la alianza que mantiene el PRIAN con el PSI en Puebla, al sentenciar que no apoyaría a ningún perfil relacionado con la delincuencia, por lo que incluso pidió al gobernador Sergio Salomón Céspedes Peregrina, investigar.

“Que se investigue, para eso está el gobernador, si el gobernador tiene algo contra alguien, que se investigue y que los metan a la cárcel. Yo no voy a defender a ningún personaje que esté relacionado con la delincuencia, a ninguno, del partido que sea”, puntualizó.

Tras las declaraciones de Gálvez Ruiz, vinieron en cascada otros temas que dieron al traste a la campaña del abanderado de PAN, PRI, PRD y PSI, como el hecho de llevar en su equipo a presuntos delincuentes.

En el equipo del abanderado de El Yunque se encuentran los dirigentes estatales de la coalición Mejor Rumbo para Puebla, quienes aprovecharon su posición para incluir en la lista de candidatos a familiares suyos, amigos y personajes afines a sus intereses.

Sin embargo, el asunto se vuelve escabroso cuando se habla del dirigente estatal de Pacto Social de Integración (PSI), Carlos Navarro Corro, quien busca nuevamente ser diputado local, cuyo partido es señalado por los vínculos con la delincuencia dedicada al robo de combustible, a la cual Xóchitl Gálvez juró combatir en la entidad.

Hasta el propio Eduardo Rivera reculó en sus declaraciones, tras el coscorrón que propinó Xóchitl Gálvez, aunque con ello podría evidenciar una doble estrategia: asegurar en el discurso que irá contra la actividad criminal del Triángulo Rojo, pero en los hechos alentar que Pacto Social de Integración (PSI) postule a candidatos con presuntos vínculos con huachicoleros.

ESTALLA ESCÁNDALO POR ENTREGA DE TINACOS AZULES

Posterior a ello, sobrevino el escándalo que dio de qué hablar toda la semana uno de la campaña: la presunta operación del Ayuntamiento de Puebla para apoyar a Rivera Pérez.

En el sur de la ciudad, en el Centro de Bienestar Comunitario Hábitat de San Ramón, el pasado 3 de abril, decenas de pobladores esperaban con ansias la entrega de 150 tinacos azules, botes rojos con pintura roja, herramienta de jardinería y bultos de cemento como parte de los programas públicos del Ayuntamiento de Puebla.

Los beneficiarios no eran otros que aquellos que un día antes habían sido obligados a participar en el acto de campaña del panista, según confiaron a Hipócrita Lector. Lo más irrisorio es que varios acudieron con los remanentes del proselitismo: gorras con el logotipo electoral de Eduardo Rivera. Un asunto que hasta ahora el ayuntamiento de Puebla no ha tenido éxito para aclarar.

INSEGURIDAD LE PASA FACTURA A EDUARDO RIVERA

La mapachería azul seguiría dando de qué hablar cuando otro escándalo cimbró a la campaña del panista: los niveles de inseguridad que dejó en su paso por el gobierno del municipio empezarían a cobrarle factura con casos mediáticos.

Tres ejecuciones al hilo a tan pocas horas de diferencia hicieron que la opinión pública se volcara en su contra por la inseguridad y la inacción de la autoridad municipal, a cargo de Adán Domínguez.

En contraparte, en los primeros tres días de la campaña rumbo a la gubernatura de Puebla, el candidato de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Alejandro Armenta Mier, prácticamente acaparó el mayor número de interacciones en redes sociales.

La conversación digital con Alejandro Armenta fue mayor frente a su contendiente Eduardo Rivera Pérez, en un solo día alcanzó más de mil 500 menciones digitales en sus redes sociales.

Según las menciones ocurridas en el periodo de las 20:00 a las 20:00 horas, entre el 1 y 2 de abril, el abanderado de Morena, PT, PVEM y FxM lideró las tendencias digitales, registrando picos más altos entre las 12:00 y las 13:00 horas.

El pasado viernes, el análisis del humor en la conversación digital llegó al máximo histórico en negativos para Eduardo Rivera, al sumar 61.3 por ciento, de acuerdo con Golden Companies. Los hechos de violencia de los últimos días le cobraron factura.

Más artículos

Últimas noticias

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com