30.8 C
Puebla
martes, mayo 28, 2024

“En esta casa apoyamos a Mario Riestra”… el sitio del cateo y detención de Tania N

Más leídas

En la tranquila colonia Tres Cruces, una vivienda de dos plantas se alza como un enigma para sus vecinos. Con un portón café que resguarda su misterioso interior, esta casa electrificada ha sido testigo de un suceso que ha dejado a los poblanos en suspenso: el arresto de Tania N., candidata a diputada suplente por la coalición Mejor Rumbo para Puebla.

Es la tarde del lunes 6 de mayo y en la calle Río Papagayo, de la citada colonia, es imposible pasar por alto el número 8115, marcado en la fachada de esta enigmática residencia, cuya calcomanía pegada en el acceso principal con la leyenda “En esta casa apoyamos a Mario Riestra”, arroja luz sobre los vínculos políticos de sus propietarios.

La colocación de siete sellos por parte de la Fiscalía General del Estado es la evidencia tangible del reciente cateo llevado a cabo en el lugar, donde la palabra “extorsión” inscrita en papel, arroja indicios sobre los motivos que llevaron al aseguramiento del lugar.

Los vecinos, acostumbrados al silencio de sus calles empolvadas, no pueden evitar mirar con curiosidad ante el aura de misterio que rodea a la casa de Tania N. Algunos apenas se atreven a mirar de reojo mientras este reportero y su acompañante se aventuran a capturar la escena con fotografías.

Al lado de la residencia cateada, una modesta vivienda azul alberga a un vecino que, al ser abordado, niega conocer a Tania N. o a Juan de Dios Bravo, otra figura política vinculada al lugar de quien se presume pertenece la vivienda.

“Solo supe que hubo una detención, pero solo eso, como casi no me encuentro en casa. Eran gente que entraban y salían, pero nunca reconocí a alguna persona que estuviera fijo viviendo ahí”, afirmó, dejando entrever la distancia que los vecinos mantenían con los habitantes de esa misteriosa casa.

En una tienda cercana, una señora que prefirió omitir su nombre compartió sus impresiones sobre los eventos recientes. Recuerda el día del operativo, cuando fuerzas militares rodearon la casa y solicitaron a los vecinos mantenerse resguardados, provocando momentos de tensión.

“Estaba la Policía Estatal, la Marina y la Guardia Nacional pero no nos dejaban hablar, nunca supimos qué fue lo que pasó. Aquí a la tienda entra mucha gente y no vimos nunca a nadie de esa casa, no los ubicamos, yo a esa señora solo la vi hasta que salió en las noticias”, dijo.

La testigo afirmó que, esporádicamente, en la vivienda lograban ver bultos de basura que eran dejados a mitad de calle, producto de la poda de pasto del acceso de la residencia, aunque nunca vieron de quién se trataba, pues aparentemente la casa estaba deshabitada.

Al mostrar las fotografías de Juan de Dios Bravo, así como de Tania N., la mujer afirma nuevamente no conocer a los involucrados, e incluso señala que el domicilio asegurado, desde que tiene memoria, no ha tenido a personas habitandola.

En una casa particular, localizada a un costado de la misteriosa mansión, otro hombre llamado Pedro responde a los cuestionamientos sobre los hechos suscitados en recientes días; sin embargo, su respuesta ocurrió en el mismo sentido: la casa no estaba ocupada y rara vez personas llegaban al sitio para realizar exclusivamente labores de limpieza, siempre con las puertas cerradas de lado a lado para evitar las miradas fisgonas en una colonia caracterizada por los altos índices de delincuencia.

Las sospechas por la vivienda marcada con el número 8115 ahondan con la versión de los vecinos. Hasta el momento, la información que ha trascendido es que el domicilio es propiedad de Juan de Dios Bravo, dirigente municipal del PRI en la capital poblana.

La Jornada de Oriente indicó que el domicilio albergaba propaganda electoral del tricolor, pero ante las sospechas por la vinculación del sitio con actividades delictivas, el político ha preferido mantenerse alejado de fijar un posicionamiento al respecto.

Un mensaje en la red social X, subido por el expresidente municipal del PRI, Sebastián Orozco, confirmó que la propiedad pertenece a Juan de Dios Bravo, personaje ligado en especial al candidato a la alcaldía Mario Riestra Piña, al estar inscrito dentro de sus propuestas como candidato a regidor de su planilla.

Sobre Tania N. poco figuraba en la escena política hasta antes de su detención; sin embargo, sus relaciones arrojan una militancia dentro de las filas del PRI.

Familiarizada desde temprana edad con el entorno político, Tania forjó sus primeros pasos en la arena política bajo la tutela de Juan de Dios Bravo Jiménez, durante su gestión como secretario de Gobernación municipal en la administración de Blanca Alcalá Ruiz.

Su vinculación con figuras prominentes del partido la ha situado en roles de responsabilidad dentro de la estructura política local. Según registros de la Plataforma Nacional de Transparencia, Tania ocupó el cargo de coordinadora de Normatividad y Formación Juvenil entre el 1 de enero de 2023 y el 30 de junio del mismo año.

Sin embargo, su ascenso político se vio interrumpido por su reciente detención en un operativo de la Marina, especialmente en pleno proceso electoral, donde promovía a candidatos como Eduardo Rivera Pérez y Mario Riestra Piña. Al primero, a quien incluso se refería como “mi jefe”, subiendo fotografías donde presumía su cercanía con el hoy abanderado a la gubernatura de Puebla y su esposa, Liliana Ortiz.

Más artículos

Últimas noticias

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com