23.6 C
Puebla
jueves, abril 25, 2024

Una falla mecánica provoco accidente de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle

Más leídas

La Fiscalía General del Estado dejó al descubierto los detalles detrás del trágico desplome del helicóptero de los Moreno Valle en diciembre de 2018. Según peritos externos, el accidente fue resultado de una falla mecánica en un “actuador lineal de alabeo”, lo que confirmó así los peritajes de empresas privadas y las autoridades federales.

Gilberto Higuera Bernal, titular de la Fiscalía, reveló que la intervención de peritos externos fue solicitada por los familiares de Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle, quienes cuestionaron las medidas tomadas por la Fiscalía de Puebla.

La conclusión unánime señala que el helicóptero experimentó una falla en el aparato aeronáutico, desmintiendo cualquier teoría de un fallo provocado.

El peritaje no termina ahí: Higuera Bernal denunció negligencia del personal de Rotor Flight Services, la empresa encargada del mantenimiento de la aeronave, lo que previamente llevó a la obtención de órdenes de aprehensión contra aquellos trabajadores que no revisaron adecuadamente, sumando un total de 10 detenciones relacionadas con el accidente. 

Entre los detenidos se encuentra José Antonio Vázquez Torales, dueño de Rotor Flight Services, aprehendido en diciembre de 2020. Además, tres colaboradores de su empresa, identificados como Magdalena N., Ricardo N., e Israel N., fueron arrestados en el mismo operativo. 

La lista de implicados creció en 2021 con capturas como la de Rafael N., director de la empresa, y César Rodrigo N., jefe de mantenimiento de Servicios Aéreos del Altiplano Sociedad Anónima. 


No obstante, para febrero del año pasado, Fabiola N. se convirtió en la décima persona detenida como responsable del accidente aéreo, ordenando un juez de control prisión preventiva justificada. 

El fiscal de Puebla afirmó que las acciones legales se ejercieron “contra quienes tuvieron la obligación de reparar o corregir la falla que tenía la aeronave”, indicando que no se trató de un hecho cometido por los que viajaban en la aeronave. 

“No se trató de impericia de los tripulantes de la aeronave, se trató de una falla en la aeronave, reprochable como nosotros lo hemos explicado y como hemos realizado todas las acciones legales, es ejercer acción legal contra quienes tuvieron la obligación de una forma culposa o digamos de omisión de reparar o corregir la falla que tenía la aeronave”, explicó Higuera Bernal.

 

EL ACCIDENTE

La aeronave en la que viajaban Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle se desplomó a las 14:40 horas del 24 de diciembre de 2018, sobre la comunidad de Santa María Coronango, a tan solo 10 minutos de aterrizar en el helipuerto del Triángulo de las Ánimas, ubicado en la ciudad de Puebla.  

En el helicóptero también viajaban el capitán Roberto Cope Obregón, el primer oficial capitán Marco Antonio Tavera, así como el asistente del senador.   

Tras el fallecimiento, surgieron diversas teorías sobre los eventos, las cuales han sido esclarecidas mediante exhaustivos peritajes llevados a cabo por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes federal, la Fiscalía de Puebla e inclusive por los propios familiares de las víctimas. 

De los 10 individuos detenidos, José Antonio Vázquez pasó más de un año tras las rejas en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de San Miguel. En cambio, Ricardo Montiel Rodríguez, María Magdalena Raya Ochoa, Miguel Herrera Magdaleno e Israel Olguín Jiménez fueron trasladados al penal de Huejotzingo. 

A lo largo de 2022, Montiel y Herrera lograron obtener un amparo que, junto con el pago de fianza, les permitió recuperar su libertad. Además, se les concedió una modificación en las medidas cautelares, posibilitando que continúen su proceso judicial fuera de prisión. 

Más artículos

Últimas noticias