16.4 C
Puebla
jueves, junio 20, 2024

Ahora, el cártel inmobiliario opera desde el Ayuntamiento de Puebla

Más leídas

En la zona nororiente de la ciudad de Puebla, un grupo de delincuentes presuntamente dedicados al robo de predios ha fraguado una minuciosa operación para hacerse de cerca de 30 lotes de las colonias Clavijero y El Encinar, una supuesta treta en la que estarían involucrados tanto funcionarios del Ayuntamiento de Puebla como jueces civiles y notarios.

En el epicentro de estas denuncias se encuentra el ciudadano René Pérez Rodríguez, residente de la colonia El Encinar de la ciudad de Puebla, quien ha escalado las denuncias hasta la Fiscalía General de la República (FGR) acusando haber sido amenazado de muerte y señalando la existencia de un presunto cartel de corrupción que opera en la zona.

La denuncia de Pérez Rodríguez incluye acusaciones graves, que van desde daños a propiedad ajena hasta la complicidad de jueces civiles en el robo de bienes. Según sus declaraciones, un grupo estaría levantando bardas en terrenos que anteriormente servían como área de paso, pero que ahora son destinados para la construcción de lotes.

En entrevista con Hipócrita Lector, Pérez Rodríguez mencionó nombres específicos de presuntos implicados en este presunto cartel, entre ellos, Rubén Ezequiel Islas, quien es subcontralor de Responsabilidades y Evolución Patrimonial en la Comuna poblana, a quien acusa de filtrar información a modo para favorecer a ciertos grupos en la obtención de escrituras de predios.

También resaltan nombres como Adriana Amelia Andrade, directora de Catastro municipal; José Uriel Juárez Jiménez, Coordinador del área de Topografía de la misma dependencia, así como Hermelinda Mancino y Teresa Carmona, otras burócratas del área.

En esta posible red, René Pérez señala además de trabajadores de Catastro, a jueces de los Juzgados Civiles, un registrador público, a la Contraloría y patrullas municipales que han resguardado la colocación de bardas de predios sin títulos de propiedad.

UN MODELO DE ROBO 

Desde hace siete años, René Pérez narra haber conocido a Luis María Edgar Gerardo Reyes Morales, a quien señala por ser el master mind detrás de la operación de este presunto grupo criminal.

Explicó que antes de conocer sus operaciones, este individuo le habría ofrecido la adquisición de un lote frente a su domicilio, a lo cual pagó 6 mil pesos de una constancia de posesión y otros 30 mil por exámenes topográficos y documentos de predial.

Una vez hechos los pagos, Ezequiel manifestó que Gerardo Reyes le explicó las transacciones ilegales para apoderarse de predios y lo invitó a participar en este modelo de negocio, situación a la que dijo, se negó.

“Yo no acepté, quería que firmara, que me presentara con los jueces civiles para hacer trampas y hacer legales terrenos que son robados. Él andaba sorprendiendo a la gente diciendo que era dueño de los lotes, presentando documentos falsos y frente a mi domicilio en El Encinar ya se apoderó de tres terrenos grandísimos”, apuntó.

Expuso que además del lote que se le había ofrecido, otros localizados en las inmediaciones de su domicilio también habrían sido apropiados, pues Gerardo Reyes Morales logró hacerse de una constancia de posesión con antigüedad de 20 años y boletas de predial, logrando así la colocación de bardas, tanto del sitio que él había comprado como en otras extensiones.

En el caso del lote que René dijo haber pagado frente a su casa, cuando presentó su denuncia ante el Catastro municipal, la burócrata Adriana Amelia Andrade le pasó el expediente de su queja a un contralor público, que a su vez la turnó a una agente del Ministerio Público para realizar las investigaciones.

“Siguen pasando los años y yo me doy cuenta que él sigue robando los terrenos, ellos mandan a las patrullas a que custodien a los albañiles y a ellos mientras construyen bardas para que puedan robar bien, estamos hablando de terrenos de aproximadamente 2 mil 500 metros cuadrados en zona de alto valor catastral”, dijo.

René Pérez explicó que el mes de abril de este año, presentó una denuncia más ante la Fiscalía General de la República (FGR) en la delegación de Tehuacán, donde le negaron añadir más pruebas en copia sobre los presuntos robos, por lo que de momento, sólo espera que la justicia haga su parte para que se esclarezcan estos apoderamientos ilegales.

Mientras tanto, la víctima acusó de unos 30 terrenos despojados ilegalmente en la colonia El Encinar, cerca del bulevar Clavijero de Puebla y con extensiones de entre 2 y 2 mil 500 metros cuadrados.

Pérez señaló que una vez presentó estas denuncias, recibió llamadas telefónicas y mensajes de texto sospechosos, donde le solicitan su ubicación o señalan ser conocidos, cuando desconoce el nombre de las personas presentadas, por lo que comentó que en las últimas semanas se encuentra fuera de su domicilio por temor a represalias.

“Me dicen que dónde me ubico, que quieren tomar conmigo, que yo soy su amigo, que nos conocemos, me dan unos nombres, no sé si sean verdaderos, no conozco ni cómo hablan, no son números ni de Puebla y las amenazas son porque desde hace siete años estoy detrás de ellos”, refirió.

COMUNA SIN INTERVENCIÓN

De acuerdo con la denuncia presentada por René Pérez ante la FGR, solicita que sean investigados funcionarios públicos del Ayuntamiento por negligencia o posible participación en hechos delictivos.

En los documentos, menciona a Adriana Amelia Andrade, a quien pide aclarar los documentos de predial facilitados por la Dirección de Catastro al señor Gerardo Reyes.

Mientras, a Rubén Ezequiel Islas, actual contralor Municipal, lo señala por supuestamente encubrir el envío de patrullas municipales a las zonas donde se colocaron las bardas perimetrales de los lotes.

El denunciante mencionó que su solicitud de pago de derechos y la entrega de un certificado de inscripción o no inscripción para un lote específico fueron rechazadas el 1 de agosto de 2022.

Señaló que, al presentarse en el Catastro municipal, la persona encargada inicialmente de su trámite, Rosa Hermelinda Mancino Manzano, le pidió su plano original y se lo entregó a otra persona (llamada Teresa Carmona Domínguez) para continuar el proceso.

Sin embargo, después de dar vueltas y esperar, le dijeron que ya no le tramitarían nada porque había otra dueña con su escritura pública. Además, mencionó que la directora del Catastro, Adriana Amelia Andrade Mozo, le informó que sus documentos físicos y su archivo satelital fueron robados.

El denunciante solicitó que se le entregue el certificado de inscripción o no inscripción, copias de los documentos reconocidos en su expediente, el plano satelital de localización y estudio topográfico con clave catastral a su favor del año 2017.

También solicitó un acuerdo y traslado de citación para que el contralor Rubén Ezequiel Islas Contreras y la directora Andrade Mozo denuncien penalmente ante un Ministerio Público los hechos constitutivos de delitos por parte de trabajadores del organismo municipal.

Más artículos

Últimas noticias

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com