25.8 C
Puebla
martes, mayo 28, 2024

Morena se perfila rumbo al carro completo para elección del 2 de junio

Más leídas

A dos semanas y media de la elección del 2 de junio, la coalición Sigamos Haciendo Historia, encabezada por Claudia Sheinbaum Pardo y Alejandro Armenta Mier, se perfila para obtener el carro completo en la Presidencia de la República, gubernatura, así como las 16 diputaciones federales y la capital poblana.

Por el contrario, el PRIAN enfrenta una caída en picada a consecuencia de la baja penetración y competitividad de sus candidatos presidencial, Xóchitl Gálvez Ruiz, y a la gubernatura, Eduardo Rivera Pérez, incluso en aquellos lugares considerados como sus bastiones.

El exalcalde, además, carga con una pesada loza de negativos que van desde ser percibido como un candidato que pone en riesgo los programas sociales, es el menos capaz para atender los problemas de inseguridad o que encabezaría un gobierno para beneficiar a los ricos.

Pero tal vez el mayor revés en la campaña del panista es que la ciudadanía piensa todo lo contrario a su lema de campaña Mejor Rumbo para Puebla, pues es considerado como el candidato que no garantiza “un cambio” o “un mejor futuro para Puebla” y su llegada al gobierno del estado “mantendría las cosas igual de malas”.

Todo lo anterior se desprende de la más reciente encuesta estatal realizada por la empresa Indicadores SC, en la que se advierte que, de mantenerse la tendencia actual, Morena sepultaría el mito de que el PRIAN ganaría en la ciudad de Puebla y área conurbada debido a su posicionamiento natural en zonas urbanas.

En el desagregado del estudio, con corte del 10 de mayo, prácticamente la coalición

Morena-PT-Verde-Nueva Alianza-Fuerza por México arrasa en los 16 distritos electorales federales para los diferentes cargos federales en juego y a la gubernatura, eso sin contar que Morena es la marca partidista mejor posicionado y con mayor preferencia electoral, incluso en aquellos lugares donde existen gobiernos del PRIAN.

EL FRACASO LLAMADO LALO RIVERA

La encuesta de Indicadores SC, aplicada a mil 600 ciudadanos, a través de encuestas telefónicas, con un margen de error del +/- 2.5 por ciento y un nivel de confianza del 95 por ciento, establece que menos de 20 días de la elección, Alejandro Armenta Mier obtendría el triunfo con el 53.4 por ciento de las preferencias, seguido por el panista Eduardo Rivera Pérez, con 26.7 por ciento; y Fernando Morales Martínez, de Movimiento Ciudadano, con el 4 por ciento.

Esto significa una cómoda ventaja de 26.7 puntos porcentuales a favor del abanderado de Sigamos Haciendo Historia, lo cual se fortalece y radicaliza al hacer el corte de las preferencias por distrito electoral federal. Hay casos como San Martín Texmelucan o Huauchinango en que la diferencia entre Armenta y Rivera es 59 y 54 por cierto, respectivamente.

En su discurso, el PRIAN ha defendido su potencial electoral en las áreas urbanas, principalmente la capital y la zona conurbada, pero en el caso de la elección estatal Eduardo Rivera Pérez apenas si ha podido contener la ola armentista en la propia ciudad que gobernó.

Por ejemplo, el Distrito 11 es donde se registra la tendencia más cerrada entre los candidatos a gobernador, con una diferencia de 5.8 por ciento, seguido por el Distrito 12, con 6.8 por ciento.

Los distritos 6 y 9 mantienen una holgada diferencia de 11.6 y 11.3 por ciento, pero el respaldo hacia Armenta se dispara en Cholula (10), con 40.2 por ciento, y Atlixco (13), con 32.5 por ciento.

Otro dato que no pasa desapercibido en el estudio realizado por Elías Aguilar, director de Indicadores SC, es el posicionamiento alcanzado hasta el momento por los candidatos a la gubernatura. Es justo ahí, en donde aparece la mayor vulnerabilidad y fracaso de Eduardo Rivera como abanderado de la oposición, a pesar de ser dos veces presidente municipal y disponer de una bolsa multimillonaria para posicionar su imagen personal.

El panista tiene un posicionamiento negativo que llega al 22.3 por ciento, a lo que se suma otro 26.3 por ciento de encuestados que no lo conocen y otro 16 por ciento a quien le es indiferente la candidatura. Sus puntos positivos llegan al 35.4 por ciento.

Por el contrario, Alejandro Armenta suma 55.8 por ciento de positivos, 19.4 de indiferentes, 17.8 de negativos y el 7 por ciento no lo conoce.

La tragedia de Eduardo Rivera, según el estudio, radica en que su estrategia de campaña versa en vincularse como el candidato que ofrece “un mejor rumbo para Puebla”, el cual convirtió en su eslogan de campaña y el nombre de la coalición que lo arropa.

En el más reciente debate, el candidato de Mejor Rumbo para Puebla presumió su experiencia para llevar las riendas del gobierno del estado, pero eso no precisamente es lo que piensa la gente.

Al ser interrogados sobre quién de los candidatos cuenta con la capacidad para garantizar una mayor seguridad o menos corrupción, Alejandro Armenta obtuvo los porcentajes más altos, con 28.3 y 33.6.

Incluso, cuando las preguntas se extienden a la continuidad de apoyos sociales o tipo de gobierno, los encuestados refirieron que Eduardo Rivera es el que pone en mayor riesgo los programas de la 4T (52.7%) o que su gestión estaría orientada a beneficiar a los más ricos (49.3%).

LA OLA DE CLAUDIA SHEINBAUM

La encuesta aplicada a nivel estatal también permitió comprobar que el ínfimo posicionamiento de la candidata del PRIAN, Xóchitl Gálvez Ruiz, tampoco ha sido de gran ayuda para los diferentes abanderados en Puebla. Es tal su condición que sus positivos (27.1) son casi iguales a los negativos (26.9) y al desconocimiento (26.7) que la gente tiene de ella.

Claudia Sheinbaum, por el contrario, goza de un favorable posicionamiento positivo (57.9) y bajos negativos (9.7).

Esto permite entender por qué la morenista es la que se encuentra a la cabeza de las preferencias electorales. Si hoy fueran las elecciones, Sheinbaum ganaría con una diferencia de 26.6 puntos.

PEPE CHEDRAUI CONFIRMA VENTAJA

Contrario a la narrativa que el PRIAN pretende imponer, el candidato de Sigamos Haciendo Historia en el municipio de Puebla, José Chedraui Budib, lleva una diferencia de casi nueve puntos porcentuales, a pesar de que su adversario Mario Riestra Piña se mantiene en actividad electoral desde 2021 cuando fue electo diputado federal del Distrito 12.

De hecho, su ventaja se mantiene casi firme y en algunas ocasiones ha mejorado. Por el contrario, el abanderado del PRIAN va en franco descenso.

DIPUTACIONES FEDERALES, EL OLOR A CARRO COMPLETO

Según el estudio de Indicadores SC, si ahora fueran las elecciones la coalición Sigamos Haciendo Historia se llevaría carro completo en las 16 diputaciones federales en juego, además de que en algunas de ellas tendría una ventaja superior a los 40 puntos, como es el caso del Distrito 7 de Tepeaca.

Si bien existe un voto oculto, tal y como lo plantea la encuesta, el margen de confianza del 95 por ciento y el margen de error de +/-2.5 puntos, permiten advertir que Acción Nacional podría sufrir un grave descalabro incluso en la capital y la zona conurbada.

Más artículos

Últimas noticias

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com