23.6 C
Puebla
jueves, abril 25, 2024

Las dos caras de Lalo: Primero alababa al gobernador y ahora lo critica

Más leídas

En el cuarto día de campaña, Eduardo Rivera quedó exhibido por la incongruencia en su discurso ahora como candidato a la gubernatura, en torno a un tema que ha usado como bandera política: la inseguridad, pues en su gestión como alcalde reconoció las acciones del gobierno del estado.

Enfundado en su traje de candidato representando a los partidos PAN, PRI, PRD y PSI —este último acusado de tener nexos con el huachicol—, Eduardo Rivera ha pregonado un sinnúmero de ocasiones la falta de apoyo del gobierno estatal hacia los municipios para combatir la inseguridad en los municipios.

Sin embargo, su discurso da al traste pues en los hechos, como alcalde, el panista se desvivió en reconocer al gobernador Sergio Salomón Céspedes Peregrina, precisamente, en ese tema, como ocurrió en un acto de julio del año pasado.

“Estoy seguro que mis compañeros y compañeros alcaldes valoramos muchísimo tu apoyo, en armamento, chalecos, patrullas, licencias, todos y cada uno de estos insumos que tú nos entregas a nosotros como gobiernos municipales tienen una gran valía”, dijo.

La dirigencia estatal de Morena exhibió mediante diferentes videograbaciones la incongruencia en el discurso del panista, en uno de ellos resalta que en el gobernador siempre ha encontrado disposición al diálogo.

“El amigo, el poblano, de nuestro amigo Sergio Salomón, porque sí, estimado gobernador, lo digo con sinceridad y franqueza, en ti he encontrado siempre disposición al diálogo, siempre un trato, comunicación cercana, sensibilidad para atender las necesidades de los poblanos”, dijo en un discurso que dio en el salón de Cabildos del Ayuntamiento.

Entonces, reconoció en Sergio Salomón Céspedes su disposición para hacer trabajo en equipo, por lo que, incluso se congratuló por el esfuerzo conjunto “porque cuando jugamos en equipo los resultados van a ser mucho mejores para los poblanos”, dijo.

La dirigencia estatal de Morena en Puebla fue la encargada de evidenciar mediante las grabaciones los cambios en el discurso de Rivera Pérez, pues mientras en su gestión como alcalde reconocía una coordinación con el estado, como candidato recrimina todo lo contrario.

“Quiero agradecer a nombre de los municipios y en particular del municipio de Puebla y recibo también la buena noticia de que el gobernador del estado me sigue apoyando y sigue apoyando al municipio de Puebla con patrullas para nuestras juntas auxiliares”, exaltó.

El vocero de la coalición Sigamos Haciendo Historia, Rodolfo Huerta Espinosa, calificó como embustero, dos caras y caradura al exalcalde de la capital tras haber exhibido su doble discurso.

“Lo peor que le puede pasar a la sociedad poblana es que nos acostumbremos a las mentiras, a los embustes, a los chantajes, a las dos caras, hablar del tema de seguridad”, recriminó.

LALO RIVERA SE VICTIMIZA EN CAMPAÑA

Eduardo Rivera reprochó que el municipio de Puebla no contó con recursos adicionales para combatir la seguridad y tampoco existió colaboración con el gobierno del estado y la federación para atender este asunto.

“El municipio de Puebla no contó con recursos adicionales en el tema de seguridad, no hubo esfuerzos concurrentes entre la federación, el estado y los municipios para combatir el tema de la inseguridad”, dijo.

Los voceros de Alejandro Armenta también criticaron los niveles de inseguridad, los cuales se ven reflejados en índices delictivos que dejó en la capital poblana tras su salida.

según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNP) antes de que Eduardo Rivera gobernara la ciudad por segunda ocasión, la incidencia era mucho menor a la que dejó cuando renunció a su cargo para convertirse en candidato.

A su llegada, en 2021, la incidencia de delitos en la capital poblana era de mil 401 delitos por cada 100 mil habitantes, pero al término de su gestión, el año pasado, la capital ya registraba una cifra de mil 868 delitos por cada mil habitantes.

De acuerdo con dichas cifras, el incremento en delitos durante su gestión como alcalde de Puebla fue del 33 por ciento, la cifra más alta registrada en los últimos ocho años, de acuerdo con dichas cifras.

Más artículos

Últimas noticias