20.8 C
Puebla
domingo, julio 14, 2024

Las tres reglas del matraquero arrepentido

Más leídas

Las notas periodísticas no ganan candidaturas. 

Con columnas periodísticas no se ganan candidaturas. 

Con la promoción de encuestas a modo tampoco se obtienen triunfos. 

Va otra vez por si no les cayó el veinte: “Las notas periodísticas no ganan candidaturas. Con columnas periodísticas no se ganan candidaturas. Con la promoción de encuestas a modo tampoco se obtienen triunfos”. 

Si usted es matraquero del licenciado Fojaco y publica en su cuenta de Twitter los resultados de diferentes encuestas que ha contratado el Lic., mismas que el vocero Menchaca difunde en sus medios los mentados estudios demoscópicos, le tengo una mala, muy mala noticia, nadie sabe con exactitud en dónde, cuándo y a qué hora se hará la encuesta madre y que los que consultan las redes en la parte política somos muy poquitos y somos los mismos. 

—Entonces, ¿no sirve de nada que lo suba a mis redes?, pregunta el licenciado Manubrio. 

—Sirve, pero poquito, licenciado Manubrio.  Nada más para el círculo rojo. 

—Pero el licenciado Turrubiates se la pasa defendiendo a Fojaco y sube hasta los discursos del licenciado Delgado y qué decir de sus columnas, que dice que es para cambiar la percepción —insiste Manubrio. 

—¿Cuántos y quienes leen a Turrubiates? 

—El pueblo, licenciado, el pueblo. 

—¿Y quién es el pueblo? 

—Bueno, bueno, ¿Y a la licenciada Madariaga?, al menos por su corte de cabello si la siguen, ¿o no? 

—… 

—Pero citan siempre la unidad y los llamados de la doctora 

—… 

—Entonces, ¿no? 

—¿Usted es de los que creyó cuando Fojaco dijo que los columnistas nacionales no le cobraron ni un peso por mencionarlo o hacerle una entrevista? Que salió de ellos. 

—Sí, no fue así. 

—… 

—¿Y si le damos un reconocimiento al Lord Molécula’, ¿no cree licenciado que nos ayude en la encuesta? 

—¡Plop! 

—El licenciado Pozos es un gran periodista y representa a todos los columnistas poblanos, licenciado. 

—Bueno, ahí sí, pues fíjese que le voy a contar que yo conozco a … 

 Ahora bien, para los matraqueros, chicos de los panderos, las focas aplaudidoras, porristas con pompones y mechudos está claro que, si su plan A se cae, van con el plan B, pero si no hay plan A ni B no duden que se refugien con el C, es decir, el recién destapado Eduardo Rivera Pérez, pues así lo dejaron ver en sus tuits desde que se dio a conocer la encuesta de reconocimiento en Morena. 

No es necesario explicar quién es el plan A y quién el B. Para eso existe el time line en X (antes Twitter).  Lo que no observan los que quieren hacer el baile del elefantito, es que Acción Nacional ya comenzó a criticar a los gobiernos de Morena: primero el alcalde Rivera y luego Jesús Zaldívar.  

Ana Teresa Aranda no cuenta porque ella responde sólo a los intereses de Alejandro Armenta para bajar a Ignacio Mier, pero es evidente que los panistas ya comenzaron a atacar a Morena. Muchas de los matraqueros de al menos dos candidatos se apuestan por ahora publicitar la información de que si es Ignacio Mier el abanderado en 2024, perderá el partido guinda la elección. 

Sino es el plan A, se van por el plan B y sino el plan C.  

Su meta es impedir que el diputado federal sea el abanderado, ¿motivo? Sólo ellos lo saben. Al parecer no captaron que el del pleito era Miguel Barbosa y su gente más cercaba y que ya no están. Aunque como dice el viejo dicho: lo que no suena lógico, pues suena metálico. 

No hay mucha ciencia en todo esto: el enemigo de la derecha poblana siempre fue el bartlismo que se mutó en el dogerismo y ahora radica en el morenonachismo. 

Los aliados de la derecha poblana siempre fue el marinismo, lo cuidó y protegió en el escándalo Lydia Cacho. Por ello, Ana Teresa Aranda responde a esos intereses y a esos compromisos. Ese grupo católico estaba más interesado en el triunfo de López Zavala que en el de Moreno Valle. 

Y ya hemos visto cómo se parece esta elección del 2024 a la del 2010. 

Notas relacionadas

Últimas noticias

spot_img
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com