16.6 C
Puebla
viernes, agosto 12, 2022
spot_img

Una verdadera persona de izquierda debe ser gobernador: Melitón Lozano

Más leídas

Izúcar de Matamoros.- Melitón Lozano Pérez es claro: Puebla necesita que su siguiente gobernador sea de izquierda para continuar el trabajo de Miguel Barbosa Huerta, “hay que seguir y no dejar que se retroceda” para dar solución a las desigualdades que años de injusticia y neoliberalismo han dejado en el estado.

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), uno de los tres integrantes del gabinete estatal que han mostrado interés en participar en las elecciones de 2024, ofreció una entrevista en la que recordó su relación con el presidente Andrés Manuel López Obrador, los ideales de izquierda que los acercaron, su futuro político, la necesidad de continuar el legado del actual mandatario y la depuración que se dará, respecto de los arribistas que han llegado al Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

 

HOMBRE DE IZQUIERDA

En el estudio de su casa y sin reservas, Lozano Pérez se asume como un hombre de izquierda, y no sólo él, también califica así a toda su familia, que lo ha acompañado en su vida política.

En ese tiempo ha sido dos veces presidente municipal de Izúcar de Matamoros, además de diputado local, candidato a legislador federal y ahora responsable de la SEP.

¿Qué es ser de izquierda?, significa luchar contra la pobreza y la desigualdad, defender la justicia y los principios de honestidad, explica el político mixteco.

“Por ello es que cuando el gobernador Miguel Barbosa me invita a participar como secretario, en 2019, pues es obvio que hay una identificación plena con estos ideales, con estos principios”.

El exalcalde recuerda cómo en 1988, fue uno de los simpatizantes de Cuauhtémoc Cárdenas en su búsqueda por la Presidencia de México, en aquellos tiempos en que el PRI era el partido hegemónico.

“Obviamente ya estaba ahí Andrés Manuel López Obrador y me parece que esos ideales defendimos desde un inicio”.

 

EL INTERÉS

Desenfadado, en un domingo caluroso en esta ciudad conocida como la Puerta de la Mixteca, Melitón Lozano, sin mencionar la palabra candidatura, para no violar la ley, afirma que está interesado en participar, por lo que atendió el llamado a expresar sus intenciones políticas.

“La ruta es larga, creo que la riqueza de esta ruta es que está llena de transparencia y refleja un nuevo modo de hacer política, que ya no esté escondido, que ya no esté soterrado”.

Sabe que a partir de haber declarado lo que piensa de su futuro, estará bajo el escrutinio público, por lo que, dice, evitará aprovechar su cargo para posicionarse.

“Tengo que seguir actuando como lo he ido haciendo, respetando, no aprovechar el cargo para posicionarme de otra manera, pero que la gente, al valorar cómo actúo como secretario, pueda decir: lo hace bien o lo hace mal. En ese sentido podrá ir valorando si me otorga o no la confianza para el interés que he manifestado de participar”.

 

LA CONTINUIDAD

No lo duda, el titular de la SEP se asume parte del proyecto de la Cuarta Transformación (4T), encabezado en Puebla por el gobernador Barbosa.

“Creo que lo más importante es concebirse como parte de un proyecto, y lo debo decir claro, nuestro líder fundamental en este proyecto es Miguel Barbosa y, por lo tanto, quienes caminamos con él somos un proyecto”.

También acepta que, para sacarlo adelante, primero están las ideas y después los hombres y las mujeres, por lo que ofrece continuidad.

“Sí, tengo muy claros los ideales, tengo muy claro el proyecto y tengo muy claro por dónde tiene que seguir la transformación, eso es lo que yo ofrecería como Melitón Lozano: una gran lealtad a estos ideales, una gran visión para darle continuidad a esta nueva forma de hacer política que se está inaugurando en Puebla”.

Para Lozano Pérez debe haber motivación social, de servicio y de transformación, para entonces participar en el proceso que se avecina, con el objetivo de dejar atrás la vieja forma de gobernar, cuando se instauró, como en el morenovallismo, un modelo de negocios que sepultó la responsabilidad social.

“Es lo que denunció el gobernador, que para toda acción de gobierno había, antes, detrás un negocio (…) Hoy, este desafío de participar en el proceso tiene que ver con una motivación eminentemente social, de servicio, de cómo puedo yo contribuir a la transformación bajo esta línea”.

GOBERNADOR DE IZQUIERDA

Debido a las circunstancias que vive Puebla, Lozano Pérez afirma que el estado necesita que su siguiente mandatario sea, nuevamente, de izquierda.

“Diríamos que sí, porque los problemas que vivimos son muy claros, todavía vivimos muchas desigualdades porque traemos un agravio de 500 años, tenemos un agravio de procesos largos, agravios de toda una etapa de neoliberalismo que ha hecho mucho daño.

“A la naturaleza se le ha saqueado, se le han extraído de forma irrespetuosa, los recursos para generar riqueza, pero de unos cuantos, entonces creo que debe haber una distribución mucho más equitativa, más justa de la riqueza y ese es un pensamiento de izquierda”.

 

LA RELACIÓN CON AMLO

La Mixteca Poblana y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) unieron, en su momento, a Melitón Lozano Pérez y a Andrés Manuel López Obrador.

Era la década de los noventa, cuando en tiempos de campaña, “el profe”, como le dice el hoy presidente de la República, buscaba una diputación federal por el distrito más grande del país. En aquellos días, le tocó caminar con el tabasqueño, comer juntos y platicar sobre los problemas del país.

“Me toca recorrer junto con mi esposa y mi familia, todos los municipios de este distrito, entonces Andrés Manuel se quedaba por esta zona, salíamos a recorrer, nos tocaba comer juntos, desayunar juntos, estar juntos en los mítines y esos nos permitía poder conversar, platicar, convivir y conocernos un poco más.

De López Obrador, recuerda, aprendió su “pedagogía política”, la que resalta la importancia de centrarse solo en algunos problemas fundamentales, con la finalidad de sensibilizar y concientizar a la gente sobre ellos.

Luego que el PRD cambió —se resigna Lozano Pérez, con un gesto de desaprobación—, siguió al hoy mandatario federal en su ruta política. De esta forma, recibió la invitación para la formación de un movimiento y un nuevo partido, lo que hoy es Morena.

 

LA DEPURACIÓN

Las urnas y los votos ayudarán a la depuración de Morena, a donde han llegado algunos personajes políticos que no comparten la ideología del partido, declara el exdiputado, pero por cortesía evita mencionarlos y mencionarlas por sus nombres.

“Ahorita hay un proceso de renovación de las estructuras de Morena y tendrá que ser con base en el proceso democrático.

“El voto de la gente es el que va a ir depurando, porque puede haber gente que quiera postularse para cargos de elección en el partido y entonces la gente dirá, sí voto por esto, no voto por el otro”.

La definición de las candidaturas, agrega, será el momento de la selección natural y democratización del movimiento, no de exclusión, aclara.

“Hablaba de la ruta y del faro, habiéndolo, uno puede identificar quién se orienta hacia allá, quién se aleja y creo que ese es un criterio importante”.

 

ZAPATA SIGUE VIGENTE

Melitón Lozano Pérez afirma que la lucha de Emiliano Zapata sigue vigente, aunque ahora no tiene que ver solamente con dar tierra a quienes la trabajan, sino con el cuidado a los recursos naturales.

Destacó la manera en que los territorios se han explotado para favorecer a unos cuántos, no solo en México sino en todo el mundo.

Recordó que El Caudillo del Sur peleaba por la restitución de las tierras para los campesinos, además de que era un hombre de decisiones concretas, del “aquí y el ahora”.

 

TRANSFORMACIÓN

Aunque Morena, Andrés Manuel López Obrador y la Cuarta Transformación proponen un cambio social, Melitón Lozano Pérez tiene claro que primero se debe dar en lo individual.

“No puede ser que una persona esté luchando por una transformación social y viva de una forma incoherente, repitiendo esquemas de falta de respeto hacia las mujeres, de falta de respeto hacia la naturaleza u otra conducta que sea contraria”.

Sin embargo, detalla que la transformación individual no es suficiente, pues se debe materializar en cambios sociales que tomen en cuenta los derechos fundamentales de la gente.

“Si avanzamos, en el caso del derecho a la educación, si avanzamos en el derecho a la salud, si avanzamos en el derecho al empleo, estaremos transformando a partir de lo más cercano a las personas, que son los derechos”, concluyó.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img