24.7 C
Puebla
domingo, abril 21, 2024

Recula Eduardo Rivera: dice que acabará con el bastión del PSI, el Triángulo Rojo  

Más leídas

¿Puede un candidato lanzar un plan de combate a la inseguridad y tener como aliado a un partido con presuntos vínculos con el crimen organizado? Eduardo Rivera Pérez es el abanderado, aunque también demostró que está dispuesto a jugar una doble estrategia: asegurar en el discurso que irá contra la actividad criminal del Triángulo Rojo, pero en los hechos alentar que Pacto Social de Integración (PSI) postule a candidatos con presuntos vínculos con huachicoleros.

En segundo día de campaña, el candidato de Mejor Rumbo para Puebla llegó a una conferencia de prensa de presentación de su plan blindar a Puebla denominado “Puebla sin Miedo”, con el estigma de la censura de la candidata presidencial de la oposición Xóchitl Gálvez Ruiz hacia candidatos de la coalición local relacionados con presuntos delincuentes y la exigencia para que el gobierno del estado investigue esta situación. 

La reprobación también se extendió al dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano Grijalva, quien no dudó en arremeter y descalificar a los candidatos del PSI.  

Eso llevó a que por primera vez desde que hizo del PSI su principal aliado electoral, Eduardo Rivera asegurara que combatirá el crimen en el Triángulo Rojo, principal bastión de Antonio Martínez Fuentes, presunto capo huachicolero de la región, y cuyos familiares han sido postulados por el partido local. 

En los hechos, la postura de respaldo del panista hacia el PSI no ha cambiado: los cuestionados candidatos siguen firmes, no ha emitido ninguna postura sobre la denuncia que pesan contra reporteros por vincular a una candidata con Antonio Martínez y mucho menos el anuncio de las secretarías de Gobernación y Seguridad Pública sobre la investigación que se mantiene abierta contra el presunto criminal.  

Durante la presentación de su plan, en donde estuvo acompañado por candidatos del Frente, entre ellos el abanderado a la alcaldía Mario Riestra Piña, el panista dejó a un lado los señalamientos que pesan contra uno de sus principales aliados.  

Dijo que las “buenas prácticas” no estarán a consideración, sino que se aplicarán en todo el estado, de tal manera que impondrá una política pública de seguridad única a pesar de que la autonomía municipal.  

“Vamos a acabar con el Triángulo Rojo, vamos a acabar con el robo de transporte en las autopistas y vamos a quitar a Puebla de esos penosos lugares que hoy nos encontramos”, dijo.  

Y es que este domingo, con un “¡Ya basta!”, la candidata de Fuerza y Corazón por México anunció que acabará con el huachicol en Puebla, porque el estado se encuentra en los primeros lugares de este delito.  

Los mismos dirigentes de la coalición Mejor Rumbo para Puebla (PAN, PRI, PRD) han solapado los presuntos vínculos de Pacto Social de Integración con el crimen organizado en su vertiente de huachicol en la zona del Triángulo Rojo, pues tienen en Quecholac un cacicazgo que mantienen a través de la familia de Antonio Martínez Fuentes, El Toñín, presunto líder huachicolero.  

En estas elecciones, el presunto delincuente impulsó a su hija como candidata del PSI a la presidencia municipal de Quecholac, en donde ya ha gobernado su hermano, Alejandro Martínez. 

En los tres procesos electorales estatales que ha participado, el partido que dirige Carlos Navarro Corro postuló a cinco candidatos con denuncias por presuntos vínculos con la venta y trasiego de hidrocarburo en los municipios de Palmar de Bravo, Quecholac, Acatzingo, Tecamachalco, Tepeaca y Acajete, que integran el Triángulo Rojo. 

Solo tres de ellos han corrido la suerte de ser detenidos: Pablo Morales Ugalde, de Palmar de Bravo; José Alejandro Martínez Fuentes, hermano de El Toñín, de Quecholac; e Inés Saturnino, expresidente de Tecamachalco por el PAN y postulado por el PSI para nuevamente competir por la alcaldía. 

Al presentar su plan, el exalcalde de Puebla dijo que además combatirá el robo a carreteras como parte de las diez estrategias para garantizar una entidad sin miedo. 

En conferencia de prensa, el abanderado de la coalición Mejor Rumbo para Puebla criticó que la entidad es la segunda con más delitos a transportistas en la red de carreteras a nivel nacional según la Sedena; además está dentro de los 10 estados con mayor desaparición de niñas, adolescentes y mujeres; y 9 de cada 10 delitos no tienen solución. 

Afirmó que, de resultar electo, no descansará hasta que regrese la paz, tranquilidad a los hogares poblanos, para lo cual exigirá a los municipios de la zona metropolitana y aquellos con alta incidencia delictiva invertir recursos de manera conjunta. 

Entre sus estrategias destacó la implementación de la Policía Estatal de Caminos, cuya responsabilidad será garantizar la seguridad de carreteras en colaboración con la Guardia Nacional (GN) y centros de vigilancia para que todos puedan viajar sin miedo por la entidad. 

Mientras que para acabar con la impunidad, planteó la necesidad de aumentar el presupuesto de la Fiscalía General del Estado (FGE), así como la creación de la Policía de Investigación, que tendrá mayores facultades para perseguir delitos e incluso contarán con tabletas electrónicas para levantar denuncias. 

Más artículos

Últimas noticias