25.8 C
Puebla
martes, mayo 28, 2024

Mil panistas tránsfugas ahondan la crisis de cuadros del PRIAN

Más leídas

Sin haber llegado a la mitad de la campaña, la coalición Mejor Rumbo para Puebla, se ha visto perjudicada luego de una serie de renuncias que enviaron ondas de choque al corazón del PAN. La salida de decenas de prominentes militantes dejó al partido tambaleándose en sus bastiones.

Manuel Domínguez Yáñez, quien fue Consejero Estatal del PAN en Puebla, relató el precio que le ha costado a la dirigencia local, presidida por Augusta Díaz de Rivera, las imposiciones de candidaturas en los cargos que se disputan el 2 de junio, donde cerca de mil panistas han abandonado o están en la ruta de dejar su militancia.

El secuestro de la dirigencia del PAN ha sido un catalizador para una ola de renuncias que amenaza con socavar su influencia en las regiones. Entre los nombres que destacan en esta desbandada se encuentra Alan de la Llata, quien ocupó un importante cargo como funcionario del Instituto de Juventud durante un gobierno panista en Zacatlán.

Su partida, junto con la de otros dirigentes como Juan Téllez de Tlatlauquitepec, quien ahora busca la alcaldía bajo la bandera de Morena, lo que evidencia una pérdida significativa de capital político para el PAN.

En la lista corre el nombre de Irving Baltazar García, quien, siendo consejero estatal del PAN, renunció al partido y hoy es candidato a diputado local suplente del distrito de Tepeaca, junto al candidato propietario Mauricio Céspedes.

Refirió el caso de Yasmín Aguirre en Coronango, así como Erika Rojas de Xoxtla, quien prefirió exiliarse antes que permitir la imposición; mientras que, en Atlixco, el caso relevante es el de Javier Morán, quien recientemente hizo público su apoyo al candidato Alejandro Armenta con una demoledora publicación en X:

“Como militante panista, me niego a apoyar un proyecto conservador, egoísta, elitista e hipócrita. Sin duda, la mejor opción para encabezar el próximo gobierno de Puebla es @armentapuebla_”.

Pero la situación se torna aún más alarmante cuando se observa la magnitud de las renuncias en municipios como Puebla y las Cholulas, donde figuras como Omar Rodríguez, quien fuera colaborador de Martha Erika Alonso, han optado por abandonar las filas del partido en favor de respaldar a otros candidatos, como Pepe Chedraui, de Sigamos Haciendo Historia, de quien ahora es su coordinador electoral.

La renuncia de María De la Barreda, militante panista que ahora busca una curul local en el distrito 17 y el retiro de líderes juveniles como Mónica Escalante y Jonathan Calderón, son la muestra de la profundidad de la fractura interna en el partido.

En el caso de Aldo Enciso de San Pedro Cholula, aunque aún no ha manifestado su apoyo a Alejandro Armenta, sí ha hecho pública su inconformidad con la actual dirigencia estatal del PAN por haber excluido a cuadros.

Esta semana, Elizabeth Téllez Cuaya, militante de San Andrés Cholula, renunció al blanquiazul después de 13 años y luego de ser segunda fuerza del PAN municipal en la consulta indicativa interna para elegir candidata a la alcaldía: “Se prevé que exista una desbandada fuerte a partir de esta ruptura”, apuntó Manuel Domínguez.

De hecho, a partir de la renuncia de Elizabeth Téllez, en reciente rueda de prensa explicó que con ella tiene detrás a un equipo de 150 panistas que tomarán su propia decisión sobre si acompañarla en la desbandada o se mantienen dentro de las filas del albiazul.

“Todos estos actores representan un liderazgo importante y, por supuesto, se van del PAN y conlleva también desarticular cuadros que siempre han operado para Acción Nacional y que en esta ocasión apoyarán a Armenta”, explicó Manuel Domínguez.

Pero la crisis no se limita a Acción Nacional, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) también está experimentando una alta cuota de transfugismo por las designaciones.

Con nombres como Leobardo Soto y Michele Islas, actuales regidores en Puebla y Amozoc respectivamente, así como Christian Guzmán y Zaira González, exdirectora de Organismo Nacional de las Mujeres Priistas (ONMPRI), sumándose al éxodo, el PRI enfrenta su propia batalla por retener a sus miembros.

Recientemente, Arturo Espinoza, exabogado de Mario Riestra Piña, lanzó una campaña llamada “panista de brazos caídos”, exhortando a no votar por el PAN en las próximas elecciones.

El motivo fueron acusaciones por nepotismo en la entrega de candidaturas, citando casos como el de Eduardo Rivera Pérez y Mario Riestra, quienes han impuesto a su esposa y hermana, respectivamente, como candidatas a diputada plurinominal y regidora.

Espinoza también señaló a Humberto Aguilar Coronado, quien colocó a su hija como su suplente, y a otros casos de familiares de dirigentes municipales y estatales del PAN que han acaparado los espacios panistas.

Más artículos

Últimas noticias

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com