13.4 C
Puebla
jueves, diciembre 7, 2023

Los ejecutan y queman para robarles 80 mil pesos, revela la Fiscalía

Más leídas

La Fiscalía General del Estado (FGE) logró la vinculación a proceso de Isidro N. y Dalia N., quienes son señalados como los responsables del homicidio de una familia en Zoquitlán, Puebla, el pasado 6 de octubre, un crimen que involucró la pérdida de cuatro vidas, entre ellas dos niños de 9 y 6 años.

La fiscal de Investigación Regional, Elva Rocha Patiño, informó que tras recibir el reporte de un incendio en la localidad de Tepexilotla, encontró indicios de un multihomicidio y tras una serie de pesquisas, se corroboró que el móvil fue un robo de 80 mil pesos que los integrantes de la familia tenían como ahorros para comprar una camioneta.

Las víctimas mortales de este ataque fueron Uriel E. y Angélica R., así como sus dos hijos menores, quienes fueron encontrados sin vida en su domicilio, que fue incendiado para eliminar evidencias. 

La investigación abarcó más de 50 diligencias, incluyendo entrevistas a familiares, testigos y vecinos, así como la inspección del lugar, procesamiento del mismo, necropsias y dictámenes periciales. 

En el lugar de los hechos, la Fiscalía encontró casquillos percutidos y los cuerpos incinerados, por lo que iniciaron una investigación por homicidio. 

Según los hallazgos, Isidro N. y Dalia N., clientes habituales de la tienda de abarrotes de la familia, ingresaron al domicilio con la intención de robar los 80 mil pesos que guardaban para la compra del vehículo, por lo cual dispararon de forma directa contra el padre y uno de los hijos. 

En tanto, la madre y el otro hijo fueron golpeados hasta morir, mientras que sus cuerpos fueron arrastrados a una habitación, donde los agresores rociaron un líquido inflamable antes de incendiar la vivienda y la tienda. 

Los delincuentes aprovecharon la confianza que tenían con la familia, quienes les confesaron en pláticas que tenían un ahorro de dicha cantidad para comprar este vehículo, con lo cual planearon detalladamente el atraco y homicidio. 

“Alrededor de las 21:30 horas, se encontraban al interior del domicilio cuando llegaron Isidro N. y Dalia N., los cuales, desde hace meses de manera frecuente les compraban productos de abarrotes en su tienda, por tal motivo se generó un vínculo de convivencia y confianza entre ellos, al grado que sabían que guardaban 80 mil pesos en su casa para comprar una camioneta”, apuntó Elva Rocha.

El 18 de octubre, Isidro N. y Dalia N., fueron detenidos por delitos contra la salud, lo que sugiere que también tenían actividades vinculadas con narcomenudeo, pero no fue sino hasta el 9 de noviembre que se les imputó el delito de homicidio calificado y daño en propiedad ajena dolosa. 

Fue así que la Fiscalía, el pasado 3 de noviembre, obtuvo la vinculación a proceso y estableció la medida cautelar de prisión preventiva justificada, brindándoles tres meses para la investigación complementaria. 

 

HISTORIA DEL MULTIHOMICIDIO

El pasado viernes 6 de octubre, una funesta noche envolvió a la comunidad de Tepexilotla, en Zoquitlán, cuando una familia indígena fue víctima de un trágico suceso que tardó un poco más de un mes para ser esclarecido. 

Las víctimas, identificadas como Angélica, madre de la familia, Uriel, padre, y sus dos pequeños hijos, Uriel Abad e Iker, de nueve y seis años respectivamente, perecieron en un incendio que consumió su hogar, dejándolos atrapados en su interior. 

Aunque al principio existió la teoría de que se trató de un incendio inexplicable, habitantes y familiares aportaron información valiosa que apuntó a que se trató de una masacre, luego de que se escucharon una serie de disparos esa misma noche. 

Desde ese momento, el gobernador de Puebla, Sergio Salomón Céspedes Peregrina, condenó el suceso y respaldó la investigación. 

Familiares aseguraron que las víctimas no tenían vínculos con actividades delictivas, siendo Uriel comerciante y mayordomo de la iglesia local, aunque también se puso en la mesa la posibilidad de que se tratara de un conflicto previo por un manantial. 

Hoy lo que se sabe es que los motivos de este homicidio se trataron únicamente del robo de 80 mil pesos, ambición que también arrebató la vida de dos menores de edad. 

Luego del crimen, la primaria Cuauhtémoc de Tepexilotla organizó una ceremonia histórica al recibir los féretros de dos estudiantes, junto con los de sus padres, que fueron víctimas de este suceso. 

Estos hechos podrían ser un caso aislado en el municipio de Zoquitlán, toda vez que, de acuerdo con cifras de incidencia delictiva, en lo que va del año se han reportado dos homicidios dolosos, así como un total de 53 delitos en todas sus modalidades. 

Más artículos

Últimas noticias