14.9 C
Puebla
lunes, mayo 16, 2022
spot_img

Coyomeapan, el conflicto de Nacho Mier e Inés Parra con miras a 2024

Más leídas

Un conflicto poselectoral utilizado como ariete por la diputada federal Inés Parra Juárez para iniciar una campaña de golpeteo contra el gobierno del estado, ya derivó en un saldo de cuatro fallecidos y al menos siete lesionados tras un enfrentamiento ocurrido el pasado lunes en Coyomeapan, entre policías estatales y pobladores de ese municipio ubicado en la Sierra Negra de Puebla.   

Lo que inició como un simple conflicto en el que los habitantes de Coyomeapan se inconformaron por el triunfo de Rodolfo García López en la población –al considerarlo como un cacicazgo– se ha extendido aproximadamente 11 meses después y ha desencadenado un cúmulo de detenidos y derramamiento de sangre por conatos de violencia.  

Pero detrás de los pobladores, rostros visibles del conflicto, se esconden los verdaderos responsables de incitar revueltas, en una intención clara de atacar al gobierno del estado con fines políticos.   

La principal líder con señalamientos por azuzar a los pobladores es la morenista Inés Parra, quien se colgó del movimiento poselectoral e inclusive es acusada por sus homólogos de estar detrás del grupo de delincuentes que iniciaron el ataque armado el lunes.  

También salió el nombre de Ignacio Mier Velazco, coordinador de Morena en San Lázaro, quien ha apoyado a Inés Parra para llevar a pobladores a manifestarse hasta la sede del Poder Legislativo con la intención de ocuparlos como bastión para desestabilizar a la región de la Sierra Negra.   

Esta campaña de golpeteo apoyada por Mier Velazco sucede además en medio de sus aspiraciones por la gubernatura de Puebla en 2024, al ser uno de los principales detractores del gobernador Miguel Barbosa Huerta y que ha buscado incidir políticamente en la entidad.   

Un conflicto que no cesa 

Desde el 6 de junio de 2021, cuando se llevaron a cabo elecciones a presidencias municipales, diputaciones locales y federales, un grupo de manifestantes pidió el conteo voto por voto en Coyomeapan, debido a que acusaron un presunto fraude electoral, lo que impidió al entonces edil electo, Rodolfo García López, rendir protesta en el municipio y tuvo que hacerlo en el CIS de Ajalpan.  

El argumento de los protestantes fue que, desde hace más de una década, la familia Celestino Rosas había mantenido un cacicazgo en la región, lo que se prolongaría con la llegada del entonces candidato impulsado por el PT y PSI. 

Fue entonces que el 7 de junio inició una movilización de simpatizantes priistas, en el que tomaron el consejo municipal electoral de Coyomeapan para exigir al Instituto Electoral del Estado (IEE) nuevamente el conteo de votos, pese a la diferencia de 100 sufragios entre el primer y segundo lugar.  

Y más tarde, el 22 de agosto del mismo año, continuaron con la toma de la Presidencia municipal y otros edificios públicos del Ayuntamiento, para exigir al Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP) resolver las impugnaciones contra la designación de García López.  

Durante este periodo, los principales promoventes del movimiento de defensa electoral no fueron líderes del PRI que impugnaron el resultado, sino Morena, a través de la diputada reelecta Inés Parra, quien utilizó el tema para atacar al gobierno de Puebla al acusar una presunta persecución hacia los pobladores y darles la categoría de presos políticos, tras la detención de cuatro de ellos por los desmanes provocados.  

El empecinamiento de la legisladora federal por Ajalpan para golpear al gobierno estatal con este conflicto la llevó a escalar el tema hasta San Lázaro, donde utilizó la sede de la Cámara de Diputados para acusar falsamente que la Secretaría de Gobernación tenía a presos políticos por las protestas derivadas del pleito poselectoral.  

Los cuatro detenidos desde el 1 de septiembre de 2021 responden a los nombres de Basilisa Montaño Gutiérrez, Adán Anastacio González Sangines, Eruviel Aguilar Gómez y Gonzalo Martínez Herrera y son acusados por robo agravado, despojo y ataque a funcionarios públicos.  

Entre las acciones por las que fueron aprehendidos, destaca que tenían en su poder paquetes electorales de manera ilegal, tomaron la Presidencia Municipal de Coyomeapan y el Consejo Municipal, además de que provocaron varios destrozos.  

Pese a lo anterior, este movimiento de defensa buscaron abanderarlo otros dos personajes, alfiles a la diputada morenista Inés Parra: el diputado local Carlos Evangelista y su esposa, la diputada federal Julieta Vences, quienes también se montaron en la campaña de desprestigio contra el mandatario poblano, usando el tema para acusar una persecución hacia pobladores.  

Esta campaña de desprestigio, para el gobernador Miguel Barbosa merecieron sólo algunas palabras:  

“Son acciones políticas de quienes se exhiben como adversarios públicos de mi gobierno, se equivocan, no van a conseguir nada, no lo consiguieron, yo no les voy a contestar, no vale la pena”, respondió el 21 de septiembre.   

En enero pasado, Parra Juárez decidió montarse en un nuevo conflicto, lo que le salió contraproducente pues, fue difundido un video en redes sociales en el que se le escucha promover el delito de secuestro contra el hijo del alcalde de Ajalpan, Sergio Sandoval Paniagua, para derogar el cobro del Derecho de Alumbrado Público (DAP), tema al que también se sumó para ocupar los reflectores. 

En el video se escucha pedir a una turba: “Que se tome la presidencia, agarren a uno de sus hijos y así va a ser más”, esto durante una manifestación por el cobro de este concepto que en diversas ocasiones se aclaró por parte de diferentes actores políticos, no se trata de un nuevo impuesto, sino que únicamente era errónea la forma en que se cobraba en los municipios.   

Pero sin duda, uno de los problemas más graves que enfrenta la morenista son las acusaciones de su homóloga, Araceli Celestino Rosas, quien la señaló directamente por estar detrás de siete presuntos delincuentes que iniciaron una balacera contra policías estatales el pasado lunes.  

A decir de la diputada Celestino, durante el enfrentamiento que tuvo lugar en el paraje conocido como Cobaxcalco, seis contaban con antecedentes penales y forman parte del grupo político de Inés Parra.   

Pero su empecinamiento en azuzar protestas y la sumisión hacia Ignacio Mier no se ha visto reflejado con la misma intensidad en sus iniciativas legislativas.  

 De acuerdo con el periodista Arturo Luna Silva, la morenista no presentó una sola iniciativa propia al menos desde el 1 de septiembre de 2018 a enero de este 2022, lo que le ha valido la categoría de “incitadora de protestas” con una baja productividad en San Lázaro.   

 

Línea del tiempo 

2021 

7 de junio 

  • Habitantes de Coyomeapan toman el Consejo municipal electoral por inconformidades en la elección.  

 

22 de agosto  

  • Pobladores de Coyomeapan toman la presidencia municipal y edificios públicos para pedir al TEEP resolver las impugnaciones . 

 

1 de septiembre  

  • Policía ministerial detiene a tres personas líderes de Unidad por Coyomeapan debido a ordenes de aprehensión, uno más es detenido en su domicilio.  

 

5 de septiembre  

  • Gobernador reitera que tres detenidos sí cometieron delitos por la toma de edificios públicos, retención de unidades y de personal del IEE.  

 

6 de septiembre 

  • Tres personas de Coyomeapan son vinculados a proceso por robo gravado, despojo y ataque a funcionarios públicos.  

 

14 de octubre 

  • Inés Parra lleva el conflicto hasta San Lázaro; pide liberar a “presos políticos” que provocaron desmanes.  

 

15 de octubre 

  • Rodolfo García asume la alcaldía, pero no despacha en Presidencia debido a que la tienen tomada pobladores. 

 

16 de diciembre  

  • Diputada Araceli Celestino lleva a pobladores de Coyomeapan a San Lázaro para pedir intervención de la Guardia Nacional. 

 

2022  

  • 9 de mayo 

Pobladores de Coyomeapan inician balacera contra policías estatales. Suman cuatro fallecidos y al menos 7 lesionados.  

 

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img