24.7 C
Puebla
domingo, abril 21, 2024

Huachicolero impone a su hija como candidata del PSI en Quecholac

Más leídas

Uno de los presuntos líderes huachicoleros más buscados durante los últimos años, Antonio Valente Martínez Fuentes, El Toñín, logró colocar a su hija María Guadalupe Martínez Gerardo como candidata del PSI a la presidencia municipal de Quecholac.

Con ello no solo se confirman las ligas del partido que fundó Carlos Navarro Acevedo con organizaciones delictivas, principalmente dedicadas al robo de hidrocarburos, sino que además se revela la intención de la familia Martínez Fuentes por mantener el cacicazgo en el Triángulo Rojo de la delincuencia.

El Instituto Electoral del Estado (IEE) admitió el registro de Guadalupe Martínez, quien a través de sus redes sociales presumió su inscripción como candidata del PSI a la alcaldía de Quecholac, en donde actualmente gobierna su tío, Alejandro Martínez, quien fue encarcelado en agosto de 2021.

“Hola, amigos seguidores. Me siento muy feliz y con mi capacidad de mi autoestima súper genial”, escribió en sus redes sociales Guadalupe Martínez, mostrando uno de los anexos que emite la plataforma de registro de candidatos del Instituto Nacional Electoral (INE).

Incluso su padre, quien tras el fallecimiento de Miguel Barbosa volvió a mostrar su rostro en redes sociales, le dedicó un mensaje a través de la plataforma Facebook en donde el presunto capo huachicolero intensificó su actividad a partir de diciembre de 2022.

“Buenas tardes a todos mis amigos seguidores como se encuentran (sic), también quiero decirte hija Lupita qué me gusta tu actitud, eres una gran mujer con principios tú sencillez te caracteriza como una señorita grande de buen corazón”, escribió.

El 18 de diciembre de 2022, cinco días después del fallecimiento de Miguel Barbosa, Antonio Martínez organizó una posada, evento que transmitió en vivo en sus redes sociales. Fue hasta junio de 2023 cuando reapareció mostrando su rostro.

En su corta vida como partido político, Pacto Social de Integración (PSI) ha postulado candidatos en municipios de alta criminalidad que estarían vinculados con bandas que se dedican al robo y trasiego de hidrocarburo, y a pesar de ello han sido impulsados por este instituto político.

En los tres procesos electorales estatales que ha participado, el partido que dirige el diputado local Carlos Navarro Corro postuló a cinco candidatos con denuncias por presuntos vínculos con el huachicol en los municipios de Palmar de Bravo, Quecholac, Acatzingo, Tecamachalco, Tepeaca y Acajete.

Solo tres de ellos han corrido la suerte de ser detenidos: Pablo Morales Ugalde, de Palmar de Bravo, José Alejandro Martínez Fuentes, hermano de El Toñín, de Quecholac; e Inés Saturnino, expresidente de Tecamachalco por el PAN y postulado por el PSI para nuevamente competir por la alcaldía en 2021.

FAMILIA LIGADA A ACTIVIDADES ILÍCITAS

En septiembre de 2021, a pesar de haber sido postulado por Pacto Social de Integración, la dirigencia estatal de dicho instituto político dejó solo al hermano de El Toñín, tras su detención en el municipio de Quecholac.

Con ello, el líder partidista intentó deslindarse de sus vínculos con la familia de Antonio Martínez Fuentes y de sus operaciones, a través de un comunicado de prensa publicado en redes sociales horas después de la detención de Alejandro Martínez, el partido se pronunció a favor de que prevalezca la ley y el respeto a las instituciones.

“Ante las investigaciones que iniciaron las autoridades de Puebla, PSI respetará totalmente el curso de los procedimientos legales y espera a que se actúe conforme a derecho”, señala el documento.

Durante la campaña electoral de 2021, el líder estatal de PSI apoyaba la reelección de Alejandro Martínez en mítines celebrados en el municipio de Quecholac, según quedó registrado en las redes sociales del entonces candidato que logró reelegirse en las votaciones de junio.

Posteriormente, y aunque reconoció que desde el 2018 existían acusaciones contra José Alejandro ‘N’, el dirigente estatal del partido PSI, Carlos Navarro Corro, aseguró que el edil de Quecholac detenido por actos delictivos no tenía antecedentes penales en las dos ocasiones que fue candidato de su partido.

“Efectivamente el PSI ha postulado a candidatos en municipios de alta criminalidad y entre ellos, al hermano del señor Antonio Martínez Fuentes”, declaró el entonces mandatario estatal Miguel Barbosa.

Su hermano, el edil de Quechocal, fue liberado en abril de 2023; sin embargo, la Fiscalía General del Estado de Puebla anunció que interpondría un recurso de revisión al no compartir que un juez de amparo haya ordenado la liberación de Alejandro Martínez Fuentes, acusado por el delito de ejercicio indebido de funciones.

 

OBJETIVO PRIORITARIO DE SEGURIDAD PÚBLICA; MATÓ A 10 MILITARES

Hasta ahora solo existe un registro de la detención de El Toñín, la cual ocurrió la madrugada del 20 de agosto de 2017, en un fraccionamiento de la zona residencial Angelópolis, efectuada por elementos de la Marina y la Fiscalía General del Estado (FGE).

Sin embargo, ante falta de pruebas suficientes fue puesto en libertad y para evitar ser detenido promovió tres amparos ante juzgados de Distrito, los cuales quedaron asentados con las claves 4435/2018, 4777/2018, 5777/2018.

Martínez Fuentes es un objetivo prioritario para las autoridades, así lo era hasta hace unos años, de acuerdo con el Diagnóstico de Seguridad y Justicia en el Estado de Puebla, del Consejo Estatal de Coordinación del Sistema Nacional de Seguridad Pública, por ser un presunto líder huachicolero del Triángulo Rojo que supuestamente opera al servicio del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Tras el crecimiento exponencial de robo de hidrocaburos en el sexenio de Rafael Moreno Valle, entre los años 2014 y 2015, se tiene registro de la actividad ligada con El Toñín, principalmente en la zona conocida como el Triángulo Rojo, integrada por los municipios de Palmar de Bravo, Quecholac, Tecamachalco, Acatzingo y Tepeaca.

En octubre de 2021, durante un operativo, se descubrió en una de sus propiedades un bunker y la existencia de un túnel al estilo de El Chapo Guzmán, en el acto decomisaron armas largas como un rifle AR15, una tipo carabina; droga tipo cristal, 150 gramos de marihuana, así como 100 cartuchos útiles.

Fueron hasta tres los cateos que realizaron los ministeriales en la región; sin embargo, no lograron detener a El Toñín, quien era buscado desde el 2017, cuando fue acusado de haber emboscado a militares en Palmarito Tochapan la madrugada del 3 de mayo, dejando como saldo diez muertos.

Con el presunto capo fue ligado el expresidente de Tecamachalco, Inés Saturnino López Ponce, quien en noviembre de 2022 fue detenido por los delitos de desobediencia y resistencia de particulares, y amenazas.

Según la hipótesis de los agentes del Ministerio Público, el expresidente municipal impidió que se llevaran a hombres armados que estaban custodiando un establecimiento, donde presuntamente tendría una reunión con Antonio Valente Martínez.

Sin embargo, el capo huachicolero no se presentó a la reunión tras recibir el ‘pitazo’ de que ya lo esperaban elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), pero no pudo ser detenido.

Más artículos

Últimas noticias