24.7 C
Puebla
domingo, abril 21, 2024

Hijo del dirigente de la CTM abandona al PRI y denuncia sectarismos en el partido

Más leídas

La crisis interna del PRI en Puebla, de cara a las elecciones de 2024 no se limitó únicamente al Congreso local, donde el partido sin representación, sino que también se ha extendido al Cabildo de Puebla.

El descontento sumó al regidor Leobardo Soto Enríquez, quien renunció a la militancia del partido debido a la falta de apertura en la asignación de espacios dentro de la alianza y a las decisiones impuestas por el exdirigente Néstor Camarillo Medina.

Soto Enríquez, quien ocupa un cargo en el Cabildo de la capital, anunció su renuncia al PRI y declaró que continuará su labor como independiente.

Además, reveló que ha recibido invitaciones para respaldar a los candidatos de Morena a la gubernatura y a la alcaldía, Alejandro Armenta y Pepe Chedraui, respectivamente.

El regidor explicó que la colaboración con Morena, principalmente con Pepe Chedraui, tiene como objetivo trabajar en el ámbito territorial y alcanzar consensos con el sector obrero en apoyo a ambos aspirantes, una decisión que marca un distanciamiento evidente con respecto al candidato de Mejor Rumbo para Puebla, Eduardo Rivera Pérez.

Leobardo Soto explicó que su ruptura con Néstor Camarillo y el candidato de Mejor Rumbo para Puebla se materializó el pasado 8 de marzo, cuando presentó formalmente su renuncia al Comité Directivo Estatal del PRI que preside Delfina Pozos Vergara.

Esto respondió a la exclusión y a “las malas decisiones” que tomó el partido que dirigía Néstor Camarillo, que dejó al sector obrero sin ninguna representación en cargos de elección popular y designó los espacios para amigos de la dirigencia estatal del tricolor.

“Hubo un tema de exclusión en la representatividad desde hace años, desde 2021. Por ejemplo, sólo pudimos competir tres espacios, la regiduría que encabezo y nada más; en esta ocasión no nos tomaron en cuenta para nada. Eso lastima y molesta. Muchos habíamos decidido quedarnos, pero la dirigencia ha tomado muy malas decisiones”, expresó. 

Precisó que su renuncia no es la única, toda vez que su hermano, Arturo Soto, quien ocupaba la Secretaría de Gestión Social del partido, así como Magnolia Ivone, de la Secretaría de Vinculación Social, presentaron su separación de la militancia. 

Por otro lado, adelantó que en próximos días se avizora una desbandada de gran parte del gremio de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) que por años habían respaldado al PRI y que eran parte de sus bastiones principales en el estado. 

Ahora, señaló que enfocará sus baterías en apoyar al equipo de la exlíder cetemista Magnolia Ivón Enríquez Parra, tras ser inscrita en la planilla de Pepe Chedraui a la alcaldía de Puebla, sin descartar unirse a la militancia de Morena próximamente. 

 

FAVORITISMOS QUEBRARON AL PRI 

Leobardo Soto Enríquez señaló que el PRI a cargo de Néstor Camarillo mostró singular desdén al gremio obrero, toda vez que, a pesar de haberlo buscado para una reelección para la planilla municipal, así como otros miembros de su gremio, las peticiones fueron ignoradas. 

En cambio, acusó que las posiciones para los comicios se otorgaron de forma sectaria, favoreciendo al grupo de alfiles de Néstor Camarillo, en algunos casos, cuadros sin trayectoria política dentro del partido. 

Ejemplificó el secuestro de candidaturas para las mismas familias como el caso de Delfina Pozos, quien encabeza la lista de diputaciones plurinominales, mientras que su esposo, Francisco Xavier Rodríguez Rivero, competirá por la alcaldía de Libres y su sobrina, María Fernanda Pozos Ramírez, va por una diputación federal por el Distrito 4 con cabecera en ese mismo municipio. 

“El grupo de Néstor también, la conformación del Comité Directivo Estatal es gente de él, de su grupo, entonces ¿Cuál es la inclusión? Esto ya había sido comentado, pero ahí están las definiciones, lo vemos muy lamentable”, añadió. 

Leobardo Soto evidenció la contradicción de Néstor Camarillo, pues mientras le cerró las puertas al sector obrero para competir en cargos, él se autoinscribió como persona indígena para obtener una candidatura al Senado. 

Consideró que Néstor Camarillo se apropió de un espacio que no le correspondía y sostuvo que estas conductas son contrarias al respeto y reconocimiento de la militancia que había en el PRI antes de la llegada del político. 

Más artículos

Últimas noticias