24.7 C
Puebla
domingo, abril 21, 2024

PRI repetirá la fórmula Néstor Camarillo: designará a más candidatos de dudoso origen indígena

Más leídas

Tras haberse registrado como una persona indígena para obtener una candidatura como Senador de la República sin haber comprobado su pertenencia o servicio comunitario en la localidad de El Molino, Néstor Camarillo Medina, adelantó que su caso y el de Nadia Navarro no serían los únicos que imponga el PRI bajo este método.

El exlíder del tricolor afirmó que, en el caso de Delfina Pozos Vergara, Lázaro Jiménez Aquino, Lidia Ocaña Madrid y Lorenzo Rivera Nava, quienes son los perfiles que encabezan la lista de candidatos plurinominales al Congreso del estado, buscarán aplicar el mismo modelo al inscribir a alguno de ellos como población indígena para cumplir con la acción afirmativa que exigen los órganos electorales.

Según el también diputado con licencia, en el caso de los cuatro perfiles que surgieron como propuestas del tricolor para ocupar diputaciones plurinominales no necesitarán ser población indígena, sino únicamente comprobar que han hecho trabajo en favor de las comunidades.

No obstante, Camarillo desconoció si alguno de los cuatro seleccionados cumple con estas características, toda vez que, reconoció, aún deberán revisar si cumplen con las acciones afirmativas para ocupar un escaño bajo esta figura.

“Se ha malinterpretado el tema, tú te puedes auto inscribir indígena siempre y cuando tengas alguna labor de apoyo, trabajo en alguna comunidad o pueblo originario, estamos viendo quién ha hecho esa labor para poderlo involucrar, tampoco vamos a poner a alguien que no lo haya hecho”, dijo. 

Expuso que en primer lugar del listado se encuentra Delfina Pozos, actual presidenta del partido en Puebla, quien hace unos días defendió junto con Laura Torres, representante del IEE, las candidaturas indígenas de él y de Nadia Navarro.                            

A la par, sostuvo que otro personaje al que podrían otorgar una candidatura plurinominal bajo la cuota de indígena es Lázaro Jiménez Aquino, un perfil ligado al partido a nivel nacional, Lidia Ocaña o Lorenzo Rivera, presidente municipal con licencia de Chignahuapan. 

Con esta declaración, el exdirigente confirmó la estrategia del tricolor para apropiarse de candidaturas apartadas para grupos vulnerables. Tanto Nestor Camarillo como Nadia Navarro recientemente se vieron envueltos en polémica, después de que una investigación puso en duda la veracidad de sus registros como candidatos indígenas y servicio comunitario en la localidad de El Molino, Puebla. 

A pesar de los señalamientos, ambos políticos intentaron justificar sus constancias, sin poder aclarar la ausencia de rastros en la comunidad mencionada. 

Camarillo desvió sus respuestas, sugiriendo que los señalamientos eran resultado de “política grilla”.  

De manera sarcástica, hizo referencia a la investigación y afirmó tener “raíces populares”, autodefiniéndose como persona indígena. Sin embargo, cuando se le preguntó si mintió para obtener la constancia, evitó responder. 

En tanto, Nadia Navarro, candidata a la Cámara de Diputados, argumentó tener más de 25 años trabajando en el estado y haber impulsado iniciativas a favor de las comunidades indígenas desde el Senado. 

 

PRI VA SOLO EN 50 MUNICIPIOS 

El candidato al Senado reconoció el declive del partido en los municipios, al señalar que sólo llevarán mano en 50 de estos y en dos diputaciones locales, correspondientes a los distritos de San Martín Texmelucan y Tepeaca. 

Expuso que en algunos casos, aunque los municipios solicitaron que el PRI abanderara las candidaturas, esto no fue posible debido a la falta de consensos entre las fuerzas políticas que impulsan la coalición, rumbo a las elecciones del 2 de junio. 

El dirigente con licencia apuntó que el tricolor participará con la alianza en ocho diputaciones locales, mientras que en los municipios de San Martín Texmelucan y Tepeaca, las posiciones se reservaron para mujeres. 

En San Pedro Cholula, reconoció que tuvieron que ceder y entregar la posición a la candidata perredista Roxana Luna, luego del audioescándalo en el que Paola Angón, actual presidenta municipal, acusó a Néstor Camarillo por la venta de una candidatura en el municipio por 2.5 millones de pesos. 

Más artículos

Últimas noticias