18.4 C
Puebla
martes, enero 11, 2022
spot_img

El conflicto que no existe

Más leídas

El conflicto que no existe

Vaya muestra de madurez política la que demostraron ayer Eduardo Rivera Pérez y Eduardo Alcántara Montiel, alcalde de Puebla y coordinador de la bancada del PAN en el Congreso del estado, respectivamente. Más allá de las profundas diferencias que han tenido desde hace varios años -que incluso ha llevado al PAN a estar muy cerca del colapso-, ahora parece que están en la ruta ir construyendo un camino de civilidad política. En ambos grupos hay quienes desean que la guerra muerte en Acción Nacional continúe todo lo que sea posible, lo mismo que la extinción del contrario. Sin embargo, el panismo es el único que puede salvar al panismo y para eso no se necesita pensar igual, formar parte del mismo grupo político o tener el mismo proyecto de ciudad y estado. Solo se requiere de oficio político y entender -como lo dijo el legislador panista- que los tres pilares de la política son: el diálogo, la pluralidad de ideas y tolerancia.

 

El transporte pirata

Algo ocurre en el sector gubernamental encargado de regular el transporte público de pasajeros para que se deje operar con total impunidad a unidades piratas en detrimento del sector organizado. El asunto viene a cuenta porque la organización Corresponsabilidad en el Transporte interpuso nueva queja ante la Secretaría de Movilidad y Transporte estatal, encabezada por Elsa Bracamonte González, debido que las empresas Urban y Kolors -mediante Exprés de Veracruz- ofrecen el servicio en el derrotero México-Puebla sin tener los permisos correspondientes. La primera, por ejemplo, utiliza camionetas tipo Van, con placas de turismo federal, pero realiza un servicio de ruta fija origen-destino, mientras que la venta de boletos se hace por la vía digital. Esa situación contraviene los artículos 107 y 120 de la nueva Ley de Transporte del Estado. De acuerdo con Arturo Balderas Moyano, director general de Corresponsabilidad, el problema va más allá porque no es la primera vez que ocurre esta situación. En 2019, gracias a la intervención de la SMT y la Guardia Nacional ese servicio fue erradicado. Un par de años después, las empresa gozan de cabal impunidad ante la ausencia de operativos y la ignorancia de las autoridades municipales que pueden proceder a través de sus direcciones de seguridad vial.

 

Alerta con responsabilidad

Más allá de entrar en pánico por el crecimiento exponencial de los contagios por la variante ómicron de la Covid-19, es necesario asumir una responsabilidad personal y colectiva para cuidarnos entre todos. Por eso resulta loable que la Asociación de Centros Comerciales de Puebla anunciara que tratarán de que sus agremiados cumplan con la restricción de aforo del 70 por ciento de capacidad, la máxima reducción de su personal administrativo y, en la medida de lo posible, de sus trabajadores operativos; lo mismo que la entrada y salida de personal en horario escalonado, seguimiento a las medidas de seguridad sanitaria. Dichas medidas estarán vigentes durante las próximas cuatro semanas. Enhorabuena al presidente de la agrupación Enrique Valdez Gutiérrez.

Artículo anteriorUna mujer con sombrero
spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img