11.8 C
Puebla
lunes, enero 10, 2022
spot_img

Siete municipios deben 255.4 mdp a empresa consentida del morenovallismo

Más leídas

Desde hace siete años, siete municipios del estado de Puebla mantienen una deuda multimillonaria con Infraenergía SA de CV –filial de General Electric–, una de las empresas consentidas del morenovallismo y creada exprofeso para otorgar contratos y ofrecer el servicio de alumbrado en la entidad poblana.

De acuerdo con el listado de Financiamientos y Obligaciones Inscritos en el Registro Público Único de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se trata de los municipios de Acatzingo, San Martín Texmelucan, Atlixco, Amozoc, Acatlán, San Salvador El Seco y Libres, los cuales en 2014 adquirieron una deuda total con dicha empresa por 476 millones 607 mil pesos.

De ese monto, los siete municipios aún mantienen una deuda por saldar de 255 millones 460 mil pesos con Infraenergía para Proyectos de Prestación de Servicios (PPS), es decir, se ha pagado apenas el 53.6 por ciento del monto adquirido desde hace siete años para instalación de luminarias.

HISTORIA DE UNA IMPOSICIÓN

De acuerdo con versiones periodísticas, el exmandatario Moreno Valle habría obligado en 2013 y 2014 a los gobiernos municipales a contratar con la firma Infraenergía el servicio de instalación de luminarias a precios alzados, lo que generó inconformidades de los ediles en turno.

Uno de los principales señalados fue Gerardo Islas Maldonado, en ese tiempo dirigente estatal de Nueva Alianza, quien negó tener alguna relación con la empresa pero apoyó por completo la imposición de proyectos a los municipios.

En noviembre de 2013, el ahora dirigente nacional de Fuerza por México reveló al periodista Álvaro Ramírez que Infraenergía estaría a cargo del Proyecto de Prestación de Servicios (PPS) para alumbrado público ecológico de 17 municipios, cuyo costo ascendía a más de mil millones de pesos.

A la par, la empresa era “representante” de General Electric (GE) y “fue creada para este caso específico y su existencia se contempla para solamente 10 años, mismo tiempo que prevé el contrato con esas alcaldías”.

Islas Maldonado justificó su intervención en la discusión del PPS porque en 11 de las 17 alcaldías involucradas, Nueva Alianza fue en coalición y eran co-gobierno. Destacó el caso de Tlachichuca que en 2013 era gobernado por su partido.

El líder partidista incluso salió en defensa del proyecto al manifestar que el PPS no era deuda, crédito ni concesión y llevaría al estado de Puebla a ser reconocido a “nivel mundial”. Es más, dijo que esos contratos ayudarían “a las comunidades y (el gasto) se va a pagar solo con el ahorro” que generarán las luminarias ecológicas en energía eléctrica.

Fue en septiembre de 2013 cuando Rafael Moreno Valle envió al Congreso del estado una iniciativa de ley para que 17 Ayuntamientos ejecutaran obras de alumbrado con el esquema PPS, mismo que fue utilizado por los municipios para la contratación de Infraenergía.

Con la adjudicación de la firma Infraenergía, los municipios se vieron comprometidos a firmar convenios por periodos de 10 años, luego de que el argumento del exmandatario panista fue que el endeudamiento tendría como propósito no afectar las finanzas municipales.

LOS MONTOS

Sin embargo el listado de la SHCP refleja otras condiciones muy diferentes. Por ejemplo, no fueron 17 los municipios que contrataron a Infraenergía debido a que hubo una revuelta de alcaldes por los altos pasivos. Incluso, algunos denunciaron que existía el riesgo de que hubiera costos “inflados”.

Al final, nueve ayuntamientos decidieron asumir el costo de esa medida, pero Xicotepec y Huauchinango no optaron por la estrategia de PPS sino que contrataron créditos con Banco Interacciones y el Grupo Financiero Interacciones. Al último corte, ambas Comunas mantenían un pasivo por 62.05 millones de pesos.

El reporte de Hacienda revela que de los siete municipios que optaron por un PPS, Atlixco fue el que contrató el monto más alto, por 151.6 millones, los cuales serían liquidados hasta enero de 2014, es decir, todavía faltan 24 meses por liquidar un total de 66 millones.

En la lista sigue San Martín Texmelucan, cuyas autoridades firmaron el contrato el mismo día que sus homólogas de Atlixco. El exedil Rafael Núñez se comprometió a pagar 89.6 millones de pesos, pero los pasivos todavía ascienden a 63.6 millones.

En 2014 otros municipios que cargaron una deuda con la empresa fueron Acatlán, con 68.8 millones de pesos; Amozoc, con 53.7 millones; Acatzingo, con 73.9 millones; San Salvador El Seco, con 20.5 millones; y Libres, con 18 millones.

Y AHORA, EL COBRO DE DAP

A siete años de distancia de la contratación de los PPS, los siete municipios que realizaron obras de alumbrado público mediante el esquema PPS con Infraenergía se preparan para recibir un ingreso adicional con el cobro del Derecho de Alumbrado Público (DAP) aprobado por el Congreso del estado de forma homologada en diciembre de 2021.

Sin haber saldado la deuda aún por un monto total de 255.4 millones de pesos, los municipios de Acatzingo, San Martín Texmelucan, Atlixco, Amozoc, Acatlán, San Salvador El Seco y Libres enviaron en diciembre sus propuestas de modificación a la Ley de Ingresos 2022 para avalar la facultad de cobrar el DAP.

De entre los nueve municipios que están enlistados como deudores ante la Secretaría de Hacienda, solamente Huauchinango no cobrará el DAP este año, pero mantiene una deuda por 15.3 millones de pesos con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img