26.3 C
Puebla
viernes, agosto 12, 2022
spot_img

Mizco Consultores se cuelga de tres factureras para evadir 22 mdp

Más leídas

Ignacio Juárez/Álvaro Ramírez 

 

Mizco Consultores habría valido de tres empresas boletinadas como factureras por el Sistema de Administración Tributaria para justificar egresos por 22 millones 061 mil 571.32 pesos en los ejercicios fiscales 2017 y 2018, lapso en el que obtuvieron los más jugosos contratos en toda la vida de la compañía en la que participa Moisés Villaverde Mier, sobrino de Ignacio Mier Velazco, coordinador de Morena en San Lázaro, y diputado federal suplente de Mario Miguel Carrillo Cubillas, primo del líder morenista Mario Delgado Carrillo. 

Constructora y Arrendadora Seúl, Corporativo Asescap y Urban Markt Comercializadora fueron las compañías utilizadas por la firma y que se encuentra en la categoría del artículo 69-B del Código Fiscal de la Federación que a la letra dice: “Cuando la autoridad fiscal detecte que un contribuyente ha estado emitiendo comprobantes sin contar con los activos, personal, infraestructura o capacidad material, directa o indirectamente, para prestar los servicios o producir, comercializar o entregar los bienes que amparan tales comprobantes, o bien, que dichos contribuyentes se encuentren no localizados, se presumirá la inexistencia de las operaciones amparadas en tales comprobantes”.  

Urban Market fue la facturera que emitió los folios fiscales más alto para Mizco Consultores. En 2017 facturó 9 millones 172 mil 430 pesos, mientras que en 2018 ascendió a 9 millones 311 mil 111.32 pesos, para un gran total de 18 millones 483 mil 541.32 pesos.  

En el caso de Constructora y Arrendadora Seúl y Corporativo Asescap emitieron facturas por 708 mil 390 pesos (2017) y 2 millones 869 mil 640 (2018), respectivamente.  

Fue en julio de 2020 cuando el SAT dio a conocer una lista de 32 empresas factureras, de las cuales 12 tenían su sede en Puebla, entre ellas Urban Market Comercializadora y Corporativo Asescap. Posteriormente se unió Constructora y Arrendadora Seúl.  

Del trío destaca Urban Market. El portal MTP Noticias difundió que la facturera fue contratada por el Instituto Tecnológico Superior de Tepeaca, además de que fue dado de alta como proveedor del gobierno de José Antonio Gali Fayad, avalada por el secretario de la Contraloría, Rodolfo Sánchez Corro.   

De acuerdo con los informes fiscales de Mizco Consultores, en 2017 no solo arrastraba el uso de dos empresas factureras (Seúl y Urban) para justificar el destino de 9 millones 880 mil 320 pesos, sino también una discrepancia entre lo declarado a las autoridades hacendarias y los registros electrónicos.  

La firma tuvo ingresos declarados e identificados ese año por 62 millones 769 mil 478 pesos, pero los egresos que registra el sistema tributario ascienden a 65 millones 242 mil 039.95, lo que significa que las autoridades fiscales no han podido acreditar la procedencia de esa diferencia, la cual asciende a 2 millones 472 mil 561.95.   

Así pues, para 2017 Mizco Consultores no pudo demostrar la procedencia de más de 2 millones de pesos y utilizó dos factureras para solventar el 15.7 por ciento de sus ingresos totales declarados.   

Un año después, la empresa del sobrino de Ignacio Mier Velazco tuvo ingresos declarados e identificados por las autoridades por un monto de 93 millones 876 mil 627.96 pesos, mientras que los egresos reportados en los sistemas electrónicos fiscales rondan los 77 millones 200 mil 690.14 pesos.  

Hasta ahí todo parece caminar sin irregularidades, pero es justo ese año cuando Corporativo Asescap y Urban Market emiten facturas para comprobar 12 millones 180 mil 751.32 pesos, es decir, el 12.7 por ciento de sus ingresos totales en el año fiscal 2018.  

 

¿Y LOS SOCIOS? 

La situación de los socios y el administrador único tampoco es muy diferente a las inconsistencias de Mizco Consultores.   

Las autoridades, por ejemplo, hallaron discrepancias en los ingresos de Eduardo Izcoa Reyes. El empresario declaró en los años fiscales 2017, 2018, 2020 y 2021 ingresos por 767 mil 522 pesos, aunque en realidad los egresos registrados en el sistema hacendario ascenderían a 5 millones 541 mil 944.39 pesos, es decir, existe una laguna sobre el destino de 4 millones 774 mil 422.39 pesos.  

Un caso similar registra María de la Luz Dávila Enríquez, quien se convirtió en accionista de Mizco Consultores luego de que comprara todas las acciones de su esposo Moisés Villaverde Mier, quien quedó como administrador único.   

Pese a tener una actividad empresarial, Dávila Enríquez no presentó ninguna declaración fiscal en los años 2017, 2018 y 2021, mientras que en 2019 declaró ingresos por sólo mil 644.12 pesos. El problema es que en el sistema electrónico fiscal existen egresos identificados por un millón 319 mil 619.99 pesos, lo que indica una discrepancia de un millón 318 mil 047.87 pesos. 

Eso conlleva a que las autoridades no tengan elementos para acreditar la procedencia de los 1.3 millones, por lo que también podría caer el supuesto de uso de recursos de procedencia ilícita. 

Respecto al sobrino de Ignacio Mier Velazco, sus informes fiscales dan cuenta entre 2017 y 2021 declaró ingresos por 853 mil 101, pero en los registros la suma asciende a un millón 137 mil 465.40 pesos, lo que se traduce como una omisión de 284 mil 364.40 pesos.  

Y aunque en Mizco Consultores se desempeña como administrador único, también es socio de las empresas 21 Institucional Intelligence SA de CV y de Consumiera Producciones Agrícolas SPR de RL. 

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img