13.9 C
Puebla
domingo, enero 29, 2023
spot_img

Marchan 100 mil personas para apoyar la Cuarta Transformación

Más leídas

Centenares de personas se dieron cita y llenaron las calles de la capital poblana, en lo que fue una movilización sin precedentes en la historia moderna de Puebla: la marcha en defensa de la Cuarta Transformación y de respaldo al presidente Andrés Manuel López Obrador, convocada por el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

La marcha de los cien mil, así fue bautizada esta gran movilización de simpatizantes de la 4T en el estado, que lo mismo reunió a pobladores de Pantepec, en la Sierra Norte, que a habitantes la Mixteca, y de los valles de Puebla, Tehuacán, Libres y Oriental, que desde temprano empezaron a llenar las calles aledañas al Paseo Bravo, punto de inicio de la marcha.

Sindicatos, organizaciones de la sociedad civil, militantes del partido Morena, agrupaciones vecinales, políticos, servidores públicos y ciudadanos que apoyan a la Cuarta Transformación marcharon del icónico reloj de El Gallito hacia el zócalo de la capital poblana.

El gran contingente estuvo encabezado por el gobernador Miguel Barbosa Huerta, quien lejos de protagonismos y reflectores, se unió al contingente acompañado de su esposa, la señora Rosario Orozco Caballero, y su hija, quienes en todo momento recibieron muestras de afecto y respaldo.

En medio de tumultos y porras fue recibido el mandatario, con lo cual dio inicio la marcha. Con porras como “¡Barbosa Gobernador!”, “¡Se ve, se siente, Barbosa está presente!” y “Es un honor, Barbosa gobernador”, el mandatario comenzó a avanzar con dificultades sobre la Avenida Reforma, debido a la gran cantidad de gente concentrada en la calle.

Encabezó esta movilización vestido con una camisa blanca, con los logos institucionales de la marca Puebla y el del gobierno estatal, y en su silla de ruedas, lo acompañó también personal de ayudantía.

Decenas de personas rodearon al mandatario mientras trataba de avanzar junto con el contingente cuadra por cuadra, varias personas intentaron acercarse al mandatario para saludarlo y manifestarle su apoyo, pero también para tomarse la foto del recuerdo.

La marcha de los cien mil avanzó sobre Avenida Reforma, cruzó por las calles 11, 9, 7, 5 y 3 Sur, hasta la 16 de Septiembre, para concluir en el Zócalo de la ciudad, donde se dispuso de un templete, cuya estructura había intentado ser retirada días antes por instrucciones del secretario de Gobernación, Jorge Cruz Lepe, a quien “le jalaron las orejas y posteriormente permitió su instalación.

“La fuerza del SNTE está contigo presidente”, “El maestro consciente apoya al presidente”, son algunas de las consignas que se escuchaban en las inmediaciones del Paseo Bravo de la ciudad de Puebla, por parte de contingentes del SNTE.

En el punto también se encontraban comerciantes ambulantes, quienes ofrecieron artículos promocionales de Morena, la figura del presidente Andrés Manuel López Obrador y algunos banderines.

La marcha convocada por el gobernador poblano mostró una capacidad de movilización y organización a los partidos opositores nunca antes vista en la historia reciente de Puebla, que al igual que la movilización del pasado 27 de noviembre en la Ciudad de México, tuvo como finalidad respaldar al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Ambas tuvieron su origen en Puebla, pues la del 27 de noviembre fue anunciada por López Obrador después de que el mandatario poblano hiciera una sorpresiva convocatoria a marchar en favor de la Cuarta Transformación, un día después de la marcha en defensa del INE. La marcha de los cien mil había sido programada para el 27, pero por obvias razones, fue pospuesta hasta este 4 de diciembre.

Tras una hora de trayectoria, alrededor de las 12:30 horas, Miguel Barbosa llegó al templete colocado a un costado del zócalo de la ciudad y de la Catedral, sobre la 3 Oriente. Ahí ya lo aguardaban diputados locales, presidentes municipales, el senador Alejandro Armenta, presidente de la Cámara Alta, y los dirigentes de los partidos Morena, PT y PVEM.

 

LA VOZ DEL PUEBLO QUE GRITA JUSTICIA: ARIADNA AYALA

La primera en dirigirse hacia la concurrencia en el zócalo, fue la presidenta municipal de Atlixco, Ariadna Ayala Camarillo, quien en su discurso destacó que las mujeres de la Cuarta Transformación han sido motores de la democracia y agentes de cambio.

“En Puebla, la voluntad del pueblo es lo más importante, nos conduce un proyecto de humanismo político que tiene como base el bienestar de las personas”, subrayó la edil.

Dijo que este domingo el pueblo salió a marchar como una muestra de rechazo a los gobiernos anteriores, “para que no regresen los malos gobiernos, los abusos de los que fuimos víctimas y los privilegios”, indicó.

Ayala Camarillo enfatizó que la gente quería dirigentes que gobernaran con una mano en el corazón, sensibles, de puertas abiertas, sin distingos, de palabras reales y no discursos vacíos, que planearan una justa distribución de la riqueza “y hoy es una realidad de la mano del presidente Andrés Manuel López Obrador y del gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta”, agregó.

“Las calles son nuestro dominio, aquí pertenecemos y aquí hombro a hombre venimos. Como hombres y mujeres libres marchamos, apelando a la razón y a la justicia que nos asisten en esta lucha, es la voz del pueblo que grita justicia”, enfatizó la edil atlixquense.

El discurso del mandatario cerró el acto multitudinario en el zócalo, en donde quedó demostrado de qué lado están los poblanos “chingao”, soltó Miguel Barbosa.

El mitin en el zócalo no se extendió mucho tiempo, pero al concluir, después de más de cuatro horas de haber iniciado la concentración masiva, aún seguían llegando contingentes provenientes del Paseo Bravo e incluso varios grupos de simpatizantes de la Cuarta Transformación se mantenían en El Gallito en espera de avanzar hacia el zócalo.

Aunque no hubo promoción personalizada por parte de los aspirantes a la gubernatura, sí se dejaron ver entre las multitudes de personas. Olivia Salomón Vibaldo, secretaria de Economía, fue una de las más saludadas por los asistentes, Sergio Céspedes, líder del Congreso, se dejó apapachar por sus seguidores con quienes hasta bailó, y el doctor José Antonio Martínez, secretario de Salud, fue uno de los mas ovacionados.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img