21 C
Puebla
domingo, enero 29, 2023
spot_img

La historia que liga a los Mier Velazco con los Moreno Valle

Más leídas

A pesar de que ahora la familia Mier Velazco se exhiben como los principales defensores de la Cuarta Transformación y del presidente Andrés Manuel López Obrador, su historial político los muestra como personajes con doble juego que han operado para el morenovallismo y apoyado el proyecto de Rafael Moreno Valle y de Martha Erika Alonso Hidalgo para perpetuarse en el poder.

Antes de su deceso en un accidente de helicóptero, la pareja Moreno Valle-Alonso Hidalgo contaban con el respaldo de la familia Mier Velazco, con quienes la exgobernadora de Puebla guardaba cercanía como oriundos del municipio de Tecamachalco.

Pero su historia se remonta a su pasado priista por inicios de la de cada del 2010, cuando Moreno Valle asumió la gubernatura del estado. En 2010, Mier Velazco llegó al Congreso del Estado bajo los colores del Partido Revolucionario Institucional (PRI), pero en esa legislatura –la LVIII– jugó un papel de mero observador que no cuestionaba al panismo.

En 2013, la familia Mier Velazco siguió con su apoyo al proyecto morenovallista y fueron recompensados con el respaldo de la estructura panista para llevar a Carlos Ignacio Mier Bañuelos a la diputación local bajo los colores del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Sin embargo, su verdadera complicidad con los Moreno Valle se evidenció en el escándalo que envolvió a su socio comercial y director editorial en Diario Cambio, Arturo Rueda, quien quedó exhibido como un extorsionador.

A inicios de marzo de 2015, un político poblano le entregó a Arturo Rueda un audio con una presunta trama de corrupción con el priista Jorge Estefan Chidiac –hoy coordinador de la bancada en el Congreso local–, y para difundirla le pagó 2.5 millones de pesos, y se comprometió a darle 2.5 millones una vez difundida la información.

No obstante, el director del medio de comunicación local utilizó la información recibida para buscar una mayor ganancia, para lo cual citó a Estefan Chidiac para contarle lo sucedido y pedirle 10 millones de pesos para no difundirla, pero Estefan solo le podía dar medio millón de pesos en el momento, a lo que Rueda reviró con una frase inmortalizada: “pues si no vendo tlacoyos”, y le exigió la cantidad.

Para la suerte de Rueda, Estefan Chidiac grabó el intento de extorsión y la hizo pública junto con una denuncia penal ante la entonces Procuraduría General de Justicia de Puebla por dicho delito, una situación que cimbró al periodista, a su medio de comunicación y a su jefe político Ignacio Mier Velazco.

Para evitar que el hecho escalara a magnitudes mayores, Mier Velazco intervino en el caso y buscó al gobernador panista para acordar un pacto de impunidad en el que el mandatario poblano frenaría la investigación por parte del procurador Víctor Carrancá Bourguet, a cambio de que su medio y su socio operaran a favor de Moreno Valle y dejara a un lado el golpeteo político y mediático.

A la par de este acuerdo político con el morenovallismo, Mier Velazco comenzó a incursionar más en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), con la mira puesta en la elección del 2018.

Para el proceso electoral 2017-2018, la familia Mier Velazco puso en marcha su doble juego para tener poder a como diera lugar en la elección más grande de la historia del país en ese momento.

Por un lado, Ignacio Mier Bañuelos era candidato a la presidencia municipal de Tecamachalco por la coalición Por Puebla al Frente (PAN-PRD-MC) y enfrentaría a la abanderada de Morena, Marisol Cruz García; mientras que en el otro frente, Ignacio Mier Velazco operaba al interior del obradorismo para ganarse una candidatura, y para su suerte logró colarse en la lista plurinominal a la Cámara de Diputados.

Su doble juego quedó expuesto cuando mientras el líder de la familia Mier Velazco se encontraba en la campaña de Miguel Barbosa Huerta a la gubernatura del estado y acudía a las giras de Andrés Manuel López Obrador en la entidad, el hijo estaba en la campaña de Martha Erika Alonso respaldando a Ricardo Anaya Cortés –abanderado de Por México al Frente, PAN-PRD-MC– en su visita a la región de Tecamachalco.

En su momento, Barbosa Huerta señaló al candidato del PRI al gobierno del estado, Enrique Doger Guerrero –jefe político de Mier Velazco desde sus tiempos como rector de la BUAP– de pactar con Moreno Valle y Alonso Hidalgo para operar a su favor y emprender una campaña en su contra para bajarlo en las preferencias electorales.

Incluso hubo versiones de que habían filtraciones de información del búnker barbosista a través de los Mier para beneficiar a los Moreno Valle para contrarrestar la estrategia morenista.

El resultado fue el triunfo por la gubernatura de Alonso Hidalgo pese a la ola obradorista que hizo ganar a la mayoría de los morenistas en la entidad, excepto a Barbosa Huerta en la elección por la gubernatura envuelta en el tufo del fraude electoral y la traición de los Mier Velazco.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img