16.1 C
Puebla
domingo, julio 3, 2022
spot_img

Expresa Barbosa preocupación por liberación de delincuentes peligrosos

Más leídas

Tras darse a conocer la liberación de Abraham Filiberto N., alias El Pelón del Sur, líder narcomenudista del sur de la capital poblana recapturado la víspera, el gobernador Miguel Barbosa Huerta expresó su preocupación por una “aplicación abundante” de la figura de suspensión condicional del proceso que ha permitido la liberación de peligrosos delincuentes en el estado.

En su conferencia matutina, el mandatario advirtió sobre una presunta colusión con las
autoridades judiciales. El juez Enrique López fue el encargado de otorgar dicha medida a
El Pelón de Sur, permitiéndole salir en libertad desde el pasado 9 de junio, aunque ayer fue nuevamente detenido.

Como en otras ocasiones lo ha señalado, Barbosa Huerta se refirió al “diálogo que ciertos periodistas tienen con el crimen”, pues refirió que una nota puso sobre aviso que el líder narcomenudista mantenía el control a través de su pareja sentimental.

“Hay datos. Yo de todas las notas de asuntos de seguridad pública pido información e inmediatamente después de esa primera nota, me enteré de que había sido puesto en
libertad ese señor El Pelón del Sur; esa nota lo vino a advertir de todo, ésa es la colusión:
un juez de control lo pone en libertad el día 9 de junio, un juez de nombre Enrique López
Criollo”, abundó.

En ese sentido, anunció que planteará su preocupación al Consejo de la Judiciatura con
el fin de establecer “reglas comunes” entre los jueces que integran el Poder Judicial y
la Fiscalía General del Estado (FGE) ante esta situación.

“La suspensión condicional del proceso es un asunto que está como figura en el proceso penal acusatorio que hoy se desarrolla en todo el país. Es de la responsabilidad absoluta
de los jueces de control que la otorgan y sí, es de preocuparse. Yo sí expreso mi preocupación por la aplicación abundante de esta medida que ha puesto en libertad a muchos presuntos responsables de delitos muy importantes”, señaló Miguel Barbosa.

Expresó que, ante estos casos, se deja la impresión de que puede haber una colusión
entre entre la autoridad y los presuntos responsables, por ello dijo que pedirá al Poder
Judicial establecer un diálogo para analizar esta figura jurídica del sistema penal, pero no
se plantea desaparecerla.

“Es importante. No lo voy a dejar, lo que quiero que quede clarito es que el gobierno del
estado no se colude con ninguna forma de organización criminal que sea individual o
colectiva”, puntualizó.

Fue la madrugada del jueves 28 de octubre del año pasado, cuando elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado capturaron por primera vez a El Pelón del Sur, durante un operativo. Posteriormente, el 5 de noviembre fue vinculado a proceso y remitido al penal de San Miguel en la ciudad de Puebla, en donde permaneció hasta el pasado 9 de junio.

En esa fecha, Abraham Filiberto N., llegó al Centro de Justicia Penal de Puebla y un
juez avaló la suspensión condicional del proceso penal a cambio de firmar periódicamente el tercer miércoles de cada mes, residir en un lugar determinado, tener un trabajo estable, no acercarse a la víctima ni a su domicilio, no salir del estado, así como prestar servicio social.

A El Pelón del Sur se le atribuía la distribución de droga en colonias como San Bartolo,
San Francisco Totimehuacan, Tres Cerritos, Galaxia Castillotla, Santa Lucía, Tres Cruces, Agua Santa, San Miguel Mayorazgo, Lomas de San Valentín, Guadalupe Hidalgo,
Playas del Sur, Minerales del Sur, Balcones, Constitución Mexicana y San Ramón.

Algunos integrantes de la banda delictiva encabezada por Abraham Filiberto han
sido capturados tras su primera detención, como El Botas, quien era el responsable de la
zona de San Ramón; Miguel, de las inmediaciones de la colonia SNTE; José Alberto y un
menor de edad, quienes fueron asegurados en la colonia Lomas de San Valentín; así como
Ángel y Jesús Alberto.

En lo que va de la administración del gobernador Miguel Barbosa Huerta se han desarticulado diez bandas criminales como la de El Callo, que operaba en San Pablo Xochimehuacán; y la de El Grillo.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img