23.6 C
Puebla
jueves, abril 25, 2024

Escucha Alejandro Armenta la voz de todas

Más leídas

Tras conocer los múltiples desafíos que enfrentan las mujeres de Puebla, como la desigualdad económica, la falta de una atención igualitaria en salud, falta de oportunidad de empleo o emprendimiento de proyectos propios, así como acoso y violencia, el candidato al gobierno de Puebla, Alejandro Armenta Mier recibió el buzón denominado “La voz de todas”.

Al asistir al conversatorio “La voz de todas”, el senador de la República con licencia se comprometió a incluir dentro de sus sueños de visiones para Puebla los planteamientos y observaciones que colectivas y organizaciones civiles de mujeres propondrán en próximas semanas.

“El movimiento de la Cuarta Transformación es el impulso hacia la igualdad, la diferenciación con equidad, y las libertades plenas. Nunca más una mujer encarcelada por defender un derecho. Nunca más criminalizar un acto de defensa pleno que realizan las mujeres”, enfatizó.

Alejandro Armenta resaltó que parte de lo que la Cuarta Transformación abandera es el impulso de las mujeres, pues uno de sus principales logros es llevar a la primera mujer a la Presidencia de México.

El candidato de la coalición Sigamos Haciendo Historia señaló que como sociedad no se puede dejar abandonadas a las mujeres sin el apoyo necesario cuando requieran abogados si provienen de comunidades indígenas, ni cuando pertenecen a comunidades en enajenación y con carencias sociales por ser marginadas en la pobreza.

Romina Romero, participante en temas de género en la Organización de las Naciones Unidas, puntualizó que la precariedad en el ámbito educativo y el incremento de la brecha laboral entre hombres y mujeres se profundizó derivado de la pandemia provocada por el coronavirus, generando una mayor desigualdad de condiciones para las mujeres.

Informó que, en marzo de 2022, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) identificó al estado como uno de los peores en cuanto a condiciones laborales para mujeres debido a que al dedicarse a las actividades del hogar, tener menor nivel educativo, condiciones de informalidad, un salario bajo y largas jornadas de trabajo se impide a las poblanas crecer en el ámbito laboral y en su desarrollo profesional.

“Las mujeres no sólo vamos a ser escuchadas, sino que es indispensable que cada una de nosotras sea involucrada en las decisiones que se tomen de ahora en adelante, porque lo digo fuerte y claro: las mujeres podemos y debemos involucrarnos porque sin las mujeres la política es incompleta”, apuntó.

Consuelo Valle, quien compartió su trayectoria como activista y mujer de izquierda en el movimiento estudiantil de 1968, destacó que conoció a la mamá de Claudia Sheinbaum y a ella misma a la edad de 6 años, una muestra de su activismo heredado y adquirido desde pequeña. Destacó el papel clave de mujeres en la lucha por derechos y la esperanza que representa la posible presidencia de Claudia Sheinbaum.

“Nunca más en Puebla una mujer encarcelada porque no hay abogados que las defiendan por su condición indígena”, remarcó la activista.

Otra de las ponentes, Gabriela La Bonita Sánchez, boxeadora campeona del Consejo Mundial de Boxeo, relató su historia de vida a través de un video en el que destacó los desafíos que tuvo que enfrentar en sus inicios, como lo fueron el acoso y abuso sexual de sus compañeros.

Apuntado que también existen carencias a tomar en cuenta como la falta de apoyos económicos para que las mujeres puedan emprender proyectos propios, o dedicarse a actividades deportivas, pues en muchas ocasiones tienen que utilizar recursos propios para poder llegar a sus actividades diarias.

Irene Chaparro, empresaria y emprendedora poblana, comentó que las mujeres que intervienen en este ámbito tienen que enfrentar retos como combinar el tiempo que le destinan a sus familias, la discriminación por parte de las empresas al priorizar el trabajo de los hombres, y la falta de confianza de los inversionistas hacia las mujeres.

“Las mujeres necesitamos tener aliados que comprendan tanto nuestro compromiso como el tamaño de la responsabilidad al estar frente a las empresas, por eso me sumo a la voz de todas estas mujeres que hoy sentimos y vamos a ser escuchadas”, dijo.


Asimismo, Mary Luz Ordóñez, enfermera de profesión, resaltó la falta de reconocimiento que sufren las mujeres en el sector de la salud, pues destacó que especialmente durante la pandemia sufrieron agresiones cuando se encontraban en la primera línea de defensa, por lo que consideró que se les debe reconocer su esfuerzo.

Apuntó que el Colegio de Enfermería requiere contar con un respaldo económico para tener seguridad social, el reconocimiento a nivel nacional e internacional por medio de capacitaciones y mejores pagos al tener especialidades y licenciaturas.

“Éramos las salvadoras, las que veíamos los retos de cada paciente, como iban declinándose y finalmente morían en nuestros brazos mientras éramos agredidas, entonces no éramos reconocidas ni como mujeres ni como personal de salud (…) Lo que buscamos es ser reconocidas, ser escuchadas”, aseguró.

Más artículos

Últimas noticias