25.2 C
Puebla
jueves, junio 30, 2022
spot_img

En un mes Zavala y sus cómplices habrían planeado y ejecutado el feminicidio

Más leídas

Un mes le bastó a Javier López Zavala para orquestar, con la colaboración de su sobrino y de su secretario particular, cercano desde sus tiempos en el gobierno estatal, el plan para atentar y arrebatarle la vida a la madre de su hijo, con quien mantenía un litigio por violencia familiar. 

Aunque la idea pudo rondar por la mente del expriista desde mucho tiempo atrás, fue en abril de este año cuando puso el plan en marcha al contactar a su sobrino y buscar la ayuda de un cómplice para realizarlo. 

La investigación de la Fiscalía General del Estado (FGE) detalla que López Zavala buscó a un sujeto más, del estado de Veracruz, para que llevara a cabo el ataque en contra de la abogada y activista en favor de las mujeres. 

¿Qué fin tendría el plan del excandidato a la gubernatura de Puebla? Evitar el litigio que enfrentaba con la mujer, que fuera parte de su equipo de colaboradores en el PRI, por la pensión alimenticia de su hijo de cuatro años, al que se ha negado a reconocer. 

En abril de este año, López Zavala se contactó con su sobrino Jair N., a quien habría encargado el atentado. Su sobrino, originario de Chiapas, se trasladó desde el sureste del país para encontrarse en la ciudad de Puebla con su tío excandidato a gobernador. 

Para llevar a cabo el atentado, López Zavala y su sobrino contactaron a Silvestre N., un sujeto originario del estado de Veracruz, donde tiene su domicilio, quien se encontró con Jair N. para preparar y cometer el hecho. 

López Zavala pagó su hospedaje en un hotel de esta ciudad para que pudiera reunirse en diversas ocasiones con Jair N. para coordinarse y llevar a cabo el feminicidio. 

Durante un mes, aproximadamente, Silvestre N. y Jair N. vigilaron las actividades diarias de la abogada Cecilia Monzón, manteniendo particular atención en su domicilio en el municipio de San Pedro Cholula. 

Una vez establecida la vigilancia sobre la activista, López Zavala entregó a su sobrino el arma—marca Pietro Berretta, modelo 92 A1 calibre 9 milímetros—, y una motocicleta —Vento, modelo 2018, color negro— para ejecutar el plan, y Jair N. se le proporcionó el vehículo a Silvestre N. para que la utilizara en el momento que se efectuara el ataque. 

El plan estaba casi terminado, solo requerían de un plan de escape, un plan en el que Santiago Bárcena —exsecretario particular de López Zavala— colaboró proporcionando una camioneta marca Dodge, tipo Durango color rojo para escapar del lugar. 

La mañana del 21 de mayo, alrededor a las 9:50 horas, la abogada Cecilia Monzón salió de su domicilio a bordo de su camioneta marca Kia, modelo 2018, tomando camino con dirección a Calle Tlaxcala. 

A la altura de la Privada 5 de Mayo fue interceptada por Jair N. y Silvestre N. a bordo de la motocicleta que les fue proporcionada. Jair N. vestía una chamarra negra con rojo, pantalón de mezclilla azul, usaba un casco cerrado en tono oscuro; Silvestre N. vestía sudadera blanca con capucha y pantalón de mezclilla, una gorra oscura de los New York Yankees, una mochila negra en la espalda. 

Los dos persiguieron a Cecilia Monzón en su trayecto sobre Calle Tlaxcala hasta la intersección en Avenida Forjadores, circuló con sentido a Periférico Ecológico hasta dar vuelta en Calle Camino Real a Momoxpan con sentido a Privada Real del Caballero, a la altura del puente Periférico Ecológico fue alcanzada por la motocicleta. 

Jair N. y Silvestre N. se posicionaron del lado del piloto del vehículo, se colocaron a poco
más de un metro de distancia hasta que Silvestre N. accionó el arma hasta en seis ocasiones, hasta quitarle la vida.

Una vez efectuado el ataque, Silvestre N. y Jair N. se retiraron del lugar hasta llegar a un inmueble ubicado en Calle Universidad Autónoma de Tabasco y calle Universidad Autónoma de Nayarit, en la colonia Universidades de la ciudad de Puebla, donde escondieron la motocicleta para salir minutos después del domicilio a bordo de una camioneta entregada por Santiago Bárcena. 

Una vez concretado el plan, Jair N. y Silvestre N. se reunieron con López Zavala y una vez terminado el trabajo cada uno regresó a sus lugares de origen, Chiapas y Veracruz, respectivamente. 

El 3 de junio, la FGE cumplió una orden de cateo en el inmueble de la colonia Universidades, donde se aseguró la motocicleta, el arma de fuego, la chamarra y casco que portaba Jair N., la placa de circulación de la motocicleta, un teléfono celular y diversa documentación personal a su nombre. 

Con las pruebas e indicios obtenidos, la Fiscalía estableció que Jair N. es sobrino de López Zavala y recibió de su parte la pistola y la motocicleta para cometer el asesinato, y que Silvestre N. llegó a la entidad poblana para preparar y cometer el hecho. 

Con todos los elementos, elementos de la Agencia Estatal de Investigación de la FGE detuvieron, en primer lugar, a Jair N., prosiguieron con López Zavala y concluyeron con Santiago Bárcena el 6 de junio en la ciudad de Puebla, evitando que el plan maestro del exfuncionario quede impune por el asesinato de su expareja y madre de su hijo.  

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img