17.5 C
Puebla
lunes, noviembre 28, 2022
spot_img

Ahorros financieros, proyectos de obra y apoyos a estudiantes, el primer año de la rectora Lilia Cedillo en la BUAP

Más leídas

El primer informe de la primera rectora con un perfil no político de la historia de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), María Lilia Cedillo Ramírez, dejó un saldo más que positivo en el regreso a la presencialidad a las aulas tras la pandemia del coronavirus.

En sus primeros 12 meses al frente de la máxima casa de estudios del estado, Cedillo Ramírez supo controlar los gastos en la universidad y, más allá de generar finanzas sanas, logró generar un ahorro de más de 100 millones de pesos, a la par de producir programas de incentivos económicos para estudiantes afectados por la pandemia, las becas estudiantiles para la cultura y el deporte, así como los proyectos de obra para la institución.

En su primer informe al frente de la universidad, la rectora de la BUAP destacó que como parte de la política de uso eficiente de recursos establecido en el Plan de Desarrollo Institucional (PDI) 2021-2025, la universidad logró un ahorro de 117 millones de pesos para la construcción de nuevos edificios.

Entre las unidades académicas que se verán beneficiadas con las nuevas edificaciones se encuentran la Facultad de Medicina, con el nuevo edificio de Microbiología; y el nuevo edificio de Laboratorios para la Facultad de Ciencias de Comunicación.

La rectora de la institución destacó que en estos primeros 12 meses se inauguró el Centro de Apoyo Emocional y Terapia Ocupacional de la BUAP como un espacio dedicado para dar apoyo emocional y compañía a la comunidad universitaria.

“Estoy convencida que encontraremos la fuerza para construir el futuro anhelado. Por nuestra universidad, por nuestros hijos, por nuestro planeta. Ahora, como ha sido siempre, mi estrategia en las carreras de larga distancia y en mi vida, ya conozco el terreno, ya comencé el camino; vamos a apretar el paso y a mantenerlo hasta llegar a la meta y conquistar los objetivos que nos planteamos”, expresó.

La rectora de la BUAP detalló que la institución cuenta con 698 millones 777 mil 514 pesos disponibles, de los cuales ya se utilizaron 580 millones 973 mil pesos en diversos procesos de adjudicación con total transparencia, por lo que la calificadora crediticia Standard & Poor´s les otorgó una calificación mxA+; Moody´s les asignó la calificación de Aa3.mx; y Fitch Ratings mejoró la calificación de la universidad con AA+.

“Trabajamos para tener una nueva cultura para tener beneficios para hacernos mejores, una nueva cultura critica, imponente y creativa, una nueva cultura capaz de integrarse a la sociedad global. Una nueva cultura flexible y resiliente, una nueva cultura que construye relaciones de aprendizaje, una nueva cultura donde cabemos todos, incluyente, con un respeto al entorno. Una nueva cultura que los ve de frente y no los va a soltar”, reiteró.

Cedillo Ramírez enfatizó que para el periodo escolar Otoño 2022, que ya se encuentra en curso, la actividad académica ya está totalmente de manera presencial, con el retorno total a clases implementando un modelo presencial y otro a distancia.

En este regreso presencial, la rectora recordó las medidas tomadas en apoyo a la comunidad estudiantil que se vio afectada por la pandemia de la Covid, de donde resaltó que la universidad perdió a 851 integrantes, entre estudiantes, maestros y administrativos.

Para apoyar a la comunidad afectada, la institución brindó un apoyo de 11 mil pesos a alumnos que perdieron a sus padres de familia por la pandemia, además de que se implementó el programa de “Cuota Cero”, en el que se exentaba el pago de cuotas desde la inscripción hasta el trámite de titulación para los estudiantes que perdieron a familiares; además de que 6 mil jóvenes accedieron al programa de regularización para terminar con sus estudios de preparatoria y universidad.

Asimismo, resaltó que la institución dio un incremento salarial del 3.5 por ciento a sus trabajadores, se entregaron 149 jubilaciones y 22 plazas nuevas, se contrataron a 30 médicos y 23 enfermeras para el Hospital Universitario, y se contrató a personal que se encontraba bajo esquema de subcontratación.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img