13.9 C
Puebla
domingo, enero 29, 2023
spot_img

Adán Augusto y el oficio de Sergio Salomón

Más leídas

A Sergio Salomón Céspedes Peregrina solo le bastó un mes para sorprendernos con una jugada política que dejó al descubierto al animal político que trae adentro. Fue un movimiento de grandes ligas, muy parecido a los que nos tenía acostumbrados el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

Días antes de la visita de Adán Augusto López Hernández comenzó a difundirse el rumor que vendría a Puebla a destapar al coordinador de Morena en San Lázaro, Ignacio Mier Velazco. Eso provocó un estado de irritación política pues sonaba a una práctica poco aséptica en medio de una coyuntura en la que es necesario construir puentes de entendimiento.

Algunos mordieron el anzuelo, pero no el gobernador Sergio Salomón Céspedes Peregrina que venía de tener dos encuentros privados con el secretario de Gobernación federal que se desarrollaron en extraordinarios términos.

Contrario a lo que muchos esperaban, el mandatario se mantuvo una actitud prudente sobre el caso y prefirió fijar una postura pública que ayudara a entender a toda la clase política lo que pasaba, de ahí que calificó como de “muy poco nivel político” e irrespetuoso hacer creer que el funcionario federal vendría de destapar a algún aspirante.

Hábil de reflejos, Sergio Salomón supo leer a la perfección que la visita de Adán Augusto estaba aderezada de su figura como secretario de Gobernación, pero también como aspirante presidencial, por lo que le ofreció el escenario más importante de toda su gira: Una reunión con la clase política poblana que lo veía con desconfianza por los jalo- neos en la unción del gobernador sustituto el 15 de diciembre.

En toda la reunión no hubo compromisos ni pactos, pero se comprobó la veracidad de la teoría de los teléfonos apagados (ocurrida la noche del 14 de diciembre) y que había la necesidad de un encuentro.

Casa Puebla, entonces, se convirtió en el escenario perfecto para que los diputados locales, el gabinete estatal, los empresarios, los medios de comunicación y la nomenclatura política local escuchara en voz del mismo Adán Au- gusto afirmar que para la Federación el gobernador legítimo y constitucional es Sergio Salomón Céspedes Peregrina.

También escucharon la amplia felicitación a los integrantes del Congreso del estado por apostar por un político que garantiza gobernabilidad y la continuidad del legado de Miguel Barbosa Huerta, así como la petición de acompañar todo el tiempo “a su gobernador”.

En las casi dos horas que duró la reunión, la clase política local y secretario de Gobernación federal dejaron atrás el pasado reciente. Adán Augusto prometió regresar a Puebla y los poblanos lo vieron con simpatía luego de que fueran testigos de extraordinaria relación y generosidad que tienen el gobernador y el tabasqueño.

Sergio Salomón ofreció al aspirante presidencial el mejor escenario que pudiera tener, lo cual fue correspondido con una muestra de respaldo real.

Adán Augusto comprobó que su homólogo local, Julio Huerta Gómez, es un hombre querido y avalado por la clase poblana, por lo que tomó nota de la forma en que las piezas del juego se están acomodando.

Y para no dejar dudas, Adán Augusto realizó -la tarde de ese mismo viernes- una jugada polí- tica que traerá serenidad política a la entidad y dejará el campo libre para que el gobierno del estado trabaje.

El tabasqueño sentó en el mismo escenario a los dos as- pirantes no barbosistas a la gubernatura de Puebla: el senador Alejandro Armenta Mier e Ignacio Mier Velazco, a quienes pidió actuar con respeto y compañerismo.

Las aguas políticas en Puebla tienen un nuevo cauce.

No hay entreguismo ni sumisión.

Lo que se vio este fin de semana es la jugada que el animal político llamado Sergio Salomón es capaz de alcanzar desde su propio estilo personal de gobernar.

Sin estridencias, pero con mucho oficio.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img