26.3 C
Puebla
viernes, agosto 12, 2022
spot_img

Una postura muy entendible

Más leídas

Hace algún tiempo le habíamos platicado en este espacio la propuesta del gobierno federal de que los sistemas de salud estatales pasaran a formar parte del programa IMSS-Bienestar. Algunos estados aceptaron de inmediato la propuesta porque no les quedaba de otra: sus sistemas colapsaron con la pandemia, no tienen la capacidad para atenderlo y no hay inteligencia suficiente para remediar el asunto. Lo más fácil era desentenderse del problema. En Puebla, las cosas son muy diferentes. La administración de Miguel Barbosa Huerta invirtió más de 3 mil millones de pesos para rescatar, fortalecer y operar la red de hospitales y centros de salud en toda la entidad. La crisis sanitaria por la Covid-19 reveló la grave carencia del sector. Los morenovallistas y galicistas heredaron hospitales con fachadas muy bonitas, pero sin personal, instrumental, medicinas e insumos mínimos para su operación. Puebla se convirtió en uno de los mejores sistemas de salud del país, por lo que cederlo al programa IMSS-Bienestar representaría un retroceso y se corre el riesgo de perder lo ganado. Ahí está el caso del hospital La Margarita del IMSS que lleva varios años operando en condiciones inhumanas y a nadie parece interesarle hacer algo para remediar la situación. Defender nuestro sistema estatal de salud es una obligación del gobierno barbosistas, pero también de los ciudadanos. Aunque los malquerientes del barbosismo no lo quieran aceptar, este ha sido un logro importantísimo que vale la pena aplaudir.

 

BRÚJULA MAGISTERIAL DESCOMPUESTA

Ahora resulta que los muertos políticos son capaces de influir. Al menos esa es la lectura que tenemos tras leer -no sin una amplia sonrisa de burla- la especie de que José Luis González Morales, actual secretario de Finanzas de la Sección 23 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), es el más fuerte candidato a la secretaría general. Su fortaleza, de acuerdo con el despistado reportero que escribió esa gracejada, radica en el respaldo que tiene de Salvador Escamilla Vargas, un sujeto que es más conocido en el magisterio por su fama de mafioso, vendedor de plazas y eterno perdedor. Escamilla desde hace un buen tiempo ha sido jubilado por la vía de los hechos de la vida política magisterial. Oriundo de Huauchinango, en su momento llegó a tener cierto poder, pero en la actualidad es un auténtico cadáver político. Su estrategia, al igual que en otras ocasiones, es aparecer cuando se acerca la elección de renovación de la dirigencia con la finalidad de presionar para ver qué obtiene. La primera vez que fue incluido como aspirante a la secretaría general del SNTE 23 contaba con el apoyo de su padrino político, el cacique de la región Cupertino Alejo, hombre cercano a Elba Esther Gordillo Morales. El objetivo real de la filtración es posicionar a González Morales debido a que existe el peligro real que él y Escamilla queden fuera de cualquier posición. Se están amarrando el dedo antes de la cortada, pues. Lo que sí es un hecho es que la caballada en el SNTE 23 está cargada y la pelea se reduce a cuatro maestros: Horacio Momox Sánchez, José Trinidad Padilla Mora, Víctor Flores Ortiz y Eliuth Bravo González. Esos son los verdaderos gallos. El resto es pipitilla pura.

 

LA CARRERA DE LOS ASESORES… TAMBIÉN A 2024

Mucho cuidado deberán tener los aspirantes a la candidatura al gobierno del estado, pues a la vez que ellos comenzaron su ruta a 2024, por ejemplo, desde el Senado de la República, sus “asesores de medios”, que se venden como “dueños de la verdad” y “vendedores de reputaciones”, andan por todo el estado asegurando que son ellos los meros meros que le hablan al oído a uno que otro personaje que busca aparecer en la boleta. En el colmo del cinismo, ofrecen negocios, posiciones y hasta candidaturas con el cuento de “ya sabes que el senador es el bueno”. Esos personajes, que ofrecen cuidar reputaciones en un medio que fue de los consentidos del morenovallismo y del galismo, que además conocen desde adentro el penal de San Miguel y que, sin escrúpulos, son émulos de Arturo N., pero sin su talento para vender tlacoyos, nomás andan quemando a sus supuestos “asesorados”. Qué vergüenza que por personajes así, los aspirantes pierdan adeptos, simpatizantes, se enreden, sin saberlo en deudas morales, políticas y económicas, que luego les puedan costar la aspiración completa.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img