17.5 C
Puebla
lunes, noviembre 28, 2022
spot_img

Papi manda en Tecamachalco

Más leídas

Es muy complicado que los Mier lo entiendan, no tienen las capacidades, la cultura general, ni la habilidad política y menos la inteligencia, para ello. La lista de asistentes, las formas y los códigos que se desplegaron en el Primer Informe de Nachito Junior, el sábado pasado, no hicieron sino exhibir y confirmar que en el municipio de Tecamachalco este clan gobierna sin el apoyo popular ni partidista, pus está hoy tan sumido en el desprestigio, la improvisación y los excesos, que nadie serio quiere estar cerca. La Monarquía Mier, que pretende perpetuarse en el eje del Triángulo Rojo, evidenció sus carencias. Dice Nachito que el crimen ha disminuido 11 por ciento en su gestión. Falso, y así lo asumen todos los habitantes, quienes han perdido a algún familiar o han sido víctimas de la delincuencia que, desatada, ahí reina. La aseveración de Nachito es temeraria y cínica, luego de que en noviembre pasado fueron ejecutados tres agentes ministeriales, con todo y tiro de gracia, y que la misma gente del Ayuntamiento, cercana a Carlos Ignacio, presuma que el Presidente de la República le permitió inmunidad e impunidad, para que no respondiera, como titular del Ayuntamiento, por este crimen. En el templete desde el que ofreció su perorata de falsedades, Nachito estuvo acompañado por su papá, el diputado federal Moisés Ignacio Mier Velazco, quien en su discurso pareció evocar al más rancio priismo, al que no ha dejado en realidad de pertenecer. El área de Comunicación Social del Ayuntamiento repartió entre sus pocos medios aliados la foto de Nachito Jr. con Nachito papá, sin reparar en que exhiben al presidente municipal como un lerdo politiquillo que depende de papi, hasta para su informe. “Papi manda, yo no puedo”, es el mensaje. También, en sus boletines oficiales pusieron que hubo hasta 2 mil asistentes, mientras que en otros medios “aliados” de los Mier escribieron que mil 500. Total que no se pusieron de acuerdo porque en realidad no fueron más de 350, por lo que se puede ver en las fotos de las mesas que dispusieron y en las que después se sirvió la comida. No pudieron generarle sus funcionarios a Nachito ni siquiera un aforo decente, a pesar de que se les exigió que cada uno llevara a cuatro personas. Otra forma de presionar a los empleados del Ayuntamiento fue que no se les pagó la quincena. Será, nos dicen, hasta este lunes, cuando reciban sus emolumentos. Además, para recibir su pago, los trabajadores deberán mostrar pruebas de su asistencia, como selfies, y también comentarios en redes sociales a favor de Nachito Jr. Ese cuento de que Moisés Ignacio es el favorito de Palacio Nacional para la gubernatura se cae a pedazos y cada vez más rápido. Ningún personaje de peso estuvo en el informe del Junior. ¿Cómo estarán las cosas que el invitado de mayor peso fue el priista Enrique Doger Guerrero? Pues dónde quedó el respaldo de Morena. Lo que pasa es que nunca ha existido.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img