16.6 C
Puebla
viernes, agosto 12, 2022
spot_img

Los 5 mdp para Central y lo que viene

Más leídas

Después de la tunda a la que ha sido sometido el coordinador de Morena en la Cámara baja, Moisés Ignacio Mier Velazco, comenzó una serie de movimientos con la finalidad de blindarse (¿ah poco todavía puede?) de más ataques y tener la capacidad de responder. La historia comenzó a raíz de las diferencias editoriales al interior de Periódico Central, el portal de noticias creado por Selene Ríos Andraca y Viridiana Lozano Ortiz. Tras fallecer la primera, el hermano Arquímides Ríos asumió el control de las acciones y la administración del medio (a través de su pareja), mientras que Viridiana se encargó de la línea editorial. Todo marchaba bien, con sus altas y bajas. Desde años anteriores, Arquímides, Quimi como lo conocen sus allegados, forjó una muy estrecha relación con el doctor Rueda, alias José Arturo Rueda Sánchez de la Vega, y juntos pusieron en marcha una importante cantidad de jugosos negocios, sobre todo de obra pública, a través de Merops SA de CV. Quimi también estrechó sus lazos con Ignacio Mier y el círculo se cerró. Todo era miel hasta que el doctor Rueda fue detenido el 21 de mayo de 2022 por el delito de extorsión, al que se sumó la de operaciones de recursos de procedencia ilícita. La bomba explotó en Periódico Central. ¿Qué hacer ante el nuevo escenario? Quimi exigió que se hiciera una amplia defensa de Rueda y abrir una línea de confrontación contra el gobierno del estado. Viridiana Lozano se opuso. Cualquier reportero con oficio sabía que la propuesta era un suicidio. La relación entre Quimi y Viridiana se enfrío, llegaron los roces y un buen día la directora editorial soltó a bocajarro la propuesta para poner fin al problema interno: “Me venden las acciones o yo se las vendo”. Fue ahí donde entró en acción Nacho Mier. Arquímides le puso al tanto de la situación y le advirtió que si Viridiana se quedaba con todas las acciones del medio tendría otro frente más de guerra, con la gravedad de que conocía al detalle las tripas de la relación Rueda-Mier. “Te va a romper la madre”, eso dicen que dijo Quimi. Sorprendido, Mier tomó la decisión de entrar a la negociación y para ello ofreció 5 millones de pesos que servirían para pagar las acciones de Viridiana y fondear al medio. Esta jugada garantizaba que Periódico Central se convirtiera en un apéndice más del legislador y pudiera servir como apoyo en caso de que Diario Cambio no lograra sobrevivir a la debacle (Rueda, en su afán de gloria, convirtió a Cambio en una extensión suya y no al revés, lo que derivó en su absoluta vulnerabilidad). Así pues, Viridiana dejó el portal y Arquímides se hizo del control editorial. La línea que se dio fue “libertad absoluta” para proponer temas y no habría censura, es decir, guerra contra el gobierno del estado. Ahora nos enteramos que la nueva directiva del portal pretende abrir oficinas en la Ciudad de México y buscan desesperados el apoyo de Claudia Sheiunbaum para que los patrocine. Parten de un hecho: El coordinador de Morena en San Lázaro se ha subido al barco de la jefa de Gobierno de la Ciudad de México). El objetivo de estas nuevas oficinas sería contar con una sede dirigida por periodistas nacionales que le cuiden las espaldas a Mier y pueda hacer frente a cualquier ataque. Hasta ahí todo el plan. Solo queda una pregunta: ¿Podrán?

 

LALO Y SU GASTO EN MEDIOS, CERTEZAS Y SOSPECHAS

Luego de que se filtró una parte de la millonaria lista de contratos que ha firmado el Ayuntamiento que encabeza Eduardo Rivera Pérez con medios de comunicación, una cosa ha quedado clara: Lalito Reportero de Consigna financia a los diarios y portales que atacan al gobierno de Miguel Barbosa. Se entregan cantidades estratosféricas a medios que se han especializado en mentir, tergiversar, armar campañas y hasta torcer verdades, contra la administración estatal. Pero no sólo eso, el desconcertante gasto, en donde medios sin presencia obtienen contratos muy altos y otros que tienen mejores números de audiencias tienen menos montos asignados, salta la duda de si en el área de Comunicación Social no se queda algo de ese dinero. Es decir, la pregunta es si los medios pequeños con altos montos se están poniendo la de Puebla con Fernando Cortés, el titular y quien reparte los recursos. Llamó la atención, incluso, que corresponsales de medios nacionales reciban jugosas mensualidades, cuando no se publica nada ahí.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img