26.3 C
Puebla
viernes, agosto 12, 2022
spot_img

Las Burocracias Huecas de Morena (y el Acosador Sexual que buscar ser Consejero)

Más leídas

Uno de los personajes más interesantes surgidos en las últimas épocas en la comentocracia mexicana es Gibrán Ramírez.

Lo empecé a seguir en sus debates en “Es la hora de opinar”, conducido por Leo Zuckermann.

Ahí empezó a surgir una voz poderosa y original, dueña de ideas e información nacidas en las muchas lecturas de Gibrán.

Pero la polémica que lo llevó al Olimpo fue cuando se enfrentó a Denise Dresser en ese mismo programa.

Ella cometió un error táctico: lo quiso tratar como “joven”.

Es decir: como inexperto.

No es malo llamarle joven a alguien joven, pero cuando el trato se vuelve despectivo —y conjuga el inexistente verbo “jovenear”— es, lo vimos, un riesgo brutal.

Gibrán midió a Denise Dresser de una manera impecable y la empezó a sacar de quicio.

Ella se puso en el plan de profesora del ITAM y de algunas prestigiadas universidades estadunidenses.

No fue suficiente: estaba ante un joven brillante, inteligente, educado en el Bronx del debate.

El resultado fue de antología.

Y es que todos vimos cómo se vino abajo una de las grandes polemistas mexicanas de los últimos años.

Lo qué pasó después era de esperarse en un país como México:

Ella pidió que enviaran a Gibrán a otra mesa de “Es la hora de opinar”, y su imagen pública sufrió un lógico deterioro.

En cambio, éste se volvió el referente intelectual del momento, y Morena —partido del que desde entonces era militante— lo presumió por todos lados.

Pero esa luna de miel duró poco.

Las burocracias de Morena —enanas, achaparradas, antiintelectuales— le empezaron a cerrar espacios y lo marginaron en su lucha por incorporarse al partido en sus ámbitos de debate y el cruce de ideas.

Hace unas horas, esas mismas burocracias le negaron la posibilidad de integrarse al Consejo Nacional.

Lo mismo hicieron en otras partes del país.

(Eso sí: ingresaron personajes como Andrés García Viveros, denunciados por acoso sexual y otras lindezas).

El triunfo de las burocracias no es nuevo.

Éstas han estado presentes a lo largo de la historia y en todos los países.

El enanismo mental siempre ha sido el gran enemigo de las ideas, y de personajes como Gibrán.

Cómo olvidar lo que hicieron con Porfirio Muñoz Ledo, el mayor parlamentario mexicano convertido en paria por quienes se arrogan el derecho de admisión.

¡Terrible!

Escupamos.

Dos Mujeres. Olimpia Coral Melo regresará a las páginas de Hipócrita Lector.

La célebre creadora de la Ley Olimpia —que le ganó ser una de las cien personas más influyentes del mundo en la revista Time— pasó su cumpleaños en Argentina, donde está por echarse a andar la ley que lleva su nombre y que protege a las víctimas de la violencia digital.

Bienvenida, querida Olimpia.

*Grace Palomares mostró dos cosas cuando dialogó con colectivos feministas que acudieron a la sede del gobierno de Jalisco en la Ciudad de México a reclamar justicia ante el terrible feminicidio de Luz Raquel Padilla: mesura y transparencia.

Lo hizo en su calidad de directora de Vinculación de Casa Jalisco.

Grace es poblana y ha sido diputada federal y delegada de la Fundación México con Valores.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img