20.2 C
Puebla
jueves, abril 25, 2024

La necesaria alianza con el PRI

Más leídas

Eduardo Rivera Pérez comenzó a jugar sus fichas para evitar, de cualquier manera, que haya un rompimiento de la alianza Va por Puebla en 2024. Principalmente, el alcalde de Puebla está metido de lleno en garantizar que su aliado, el PRI, se mantenga pese a las presiones que habrá una vez que los tiempos de las definiciones se acerquen. De acuerdo con la empresa La Encuesta Mx (que ha ganado popularidad en los últimos años) Morena se encuentra arriba de preferencias electorales, con 42.3 por ciento e incrementa a 47.5, al sumar a sus aliados PT y Verde. El caso del PAN es muy diferente, ya que su preferencia asciende solo a 27.2 por ciento, por lo que requiere sí o sí ir en coalición con el PRI, que le aportaría 9.1 puntos, así con el PRD, cuya votación se estima en 5.2; sin embargo, esta alianza, Va por Puebla, suma apenas 40.7 por ciento, es decir, sigue debajo por siete puntos. Esta es la razón por la que Rivera Pérez está en una operación quirúrgica para abrir espacios y apapachar a la dirigencia nacional priista, encabezada por el inefable Alejandro Moreno Cárdenas, alias Alito. Sin duda, fue una buena jugada que el munícipe dejará en manos de la cúpula tricolor decidir quién será la persona que arribe a la secretaría general del Ayuntamiento de Puebla, una vez que Silvia Tanús Osorio se incorporó al Congreso del estado. Este movimiento, sin afán de polemizar, es lo que el aspirante panista requiere para allanar su camino rumbo a 2024. Le sirve, además, para eliminar dos estigmas: el sectarismo y que no cumple los acuerdos políticos. La guerra todavía no comienza en realidad, pero es justo el momento para construir alianzas y definir a los amigos de lucha. Es tiempo de política y quien haga el mejor uso del oficio político podrá cosechar en las urnas. Eduardo Rivera se había dilatado, pero todo indica que ahora sí el proceso de construcción de su candidatura está marcha.

 

UN GOBIERNO FEMINISTA

Tras la multitudinaria concentración del pasado 8 de marzo, la lucha de las mujeres ha tomado un nuevo respiro para iniciar la discusión de temas que se han quedado en el tintero. Uno de ellos es la despenalización de la interrupción del embarazo. El gobierno del estado, que encabeza Sergio Salomón Céspedes Peregrina, tomó una decisión histórica al desistirse de la revisión de la justicia federal ante un amparo que obtuvieron tres organizaciones para acompañar y asistir a mujeres que aborten sin ser criminalizadas, lo mismo que al personal médico que las auxilie. A esto se suman una serie de medidas para atender de manera institucional la violencia de género, el fortalecimiento de los lazos de colaboración con los tres órdenes de gobierno; la apuesta porque a finales de 2024 se levante la alerta de género en 50 municipios poblanos, además de impulsar en el Congreso del estado leyes que apuestan a la protección de las ciudadanas. Por si eso no fuera poco, el mandatario puso en manos de la BUAP y su rectora, Lilia Cedillo Ramírez, la decisión de proponer a quien ocupa la secretaría de Igualdad Sustantiva: Melva Navarro Sequeira. Vendrán más anuncios y acciones, pero una cosa queda clara: Hay un gobierno que articula los esfuerzos para cumplir con las demandas de este sector de la ciudadanía (más de 50 por ciento del electorado). En otras palabras: Sergio Salomón puede presumir que su gobierno es verde y morado.

Notas relacionadas

Últimas noticias

spot_img