15.7 C
Puebla
lunes, septiembre 25, 2023

El Frente Amplio y la crisis del PAN

Más leídas

El proceso para definir al candidato presidencial del Frente Amplio por México sacó a relucir la crisis interna del PAN en Puebla. Hasta el último corte de 13 de agosto pasado, menos del 50 por ciento de la militancia registrada, que asciende a 21 mil personas, se había inscrito en la plataforma para apoyar a alguno de los aspirantes a Palacio Nacional. Los datos por sí mismos son demoledores: Hay 54 municipios en que las firmas llegan a 50 pese a ser sitios estratégicos, como es el caso de Teziutlán, en donde faltaban por participar 491 militantes de un universo de 539, es decir, existe una abstención del 91 por ciento. Otro caso es Atlixco, en donde el padrón es de 568 militantes, pero sólo se habían inscrito 445, lo que representa un 78.5 por ciento sin participar. Uno de los casos más emblemáticos es el bastión de San Andrés Cholula. Allí, el padrón oficial asciende a mil 74 militantes, pero más de la mitad (53.7 por ciento) simplemente no siguió las instrucciones de sus autoridades o les importó un comino el proceso interno. Existe un caso todavía más grave: Hay 92 municipios en que el PAN tiene menos de 10 firmas de militantes, es decir, que si estuvieran en una contienda interna no tendrían siquiera la posibilidad de registrar una planilla completa de presidente municipal, síndico y regidores propietarios y suplentes como lo marca la ley. Esto representa una jugosa área de oportunidad para el PRI y el PRD que pueden suplir sin ningún problema la carencia y apatía panista. Este corte del 13 agosto, además, envía el mensaje hacia la dirigencia que si saben contar, no cuenten con ellos. ¿A qué se debe esta situación? A que la militancia del interior del estado conoce de primera mano las tretas de la dirigencia estatal para ceder todos los espacios al Yunque, al sectarismo con que se manejan sus autoridades partidistas y al pleito interno, lo mismo que la desorganización, que priva entre las cabezas estatales. En otras palabras: La militancia tiene una dirigencia que no los representa, que los ha hecho a un lado y se lo han dejado saber a través de su operación de brazos caídos. Se suponía que el proceso interno era para generar un ánimo de participación entre los simpatizantes del PRI, PAN y PRD, pero en el caso del blanquiazul sólo saco a relucir la crisis que carcome a este partido desde hace varios meses. Con este nivel de competitividad interna poco se puede esperar para el panismo en 2024. Si estos datos no son una crisis, entonces, no han entendido nada.

Notas relacionadas

Últimas noticias

Nada fácil

spot_img