16.2 C
Puebla
miércoles, septiembre 28, 2022
spot_img

¡Ay, Lupita! (novata estilo PAN)

Más leídas

María Guadalupe Leal Rodríguez es diputada local del PAN y en muy poco tiempo se ganó el mote de Oso Diputada. Y no crea que es por su amor a esos bellísimos animalitos sino a que cada vez que sale a la luz hace el oso de su vida. Ella, por ejemplo, se ha montado, en un grosero oportunismo, en temas ambientales y animalistas. Fue la responsable de presentar la iniciativa de desaparecer la fiesta brava y los palenques en la entidad sin siquiera tener idea de lo que ese signifique. (Enrique Núñez, director de Intolerancia Diario y empresario taurino ha exhibido la ignorancia de la legisladora una y otra vez al respecto). Al inicio de la actual legislatura, también subió una serie de videos para explicar la labor de los diputados locales intentando hacerlos divertidos y terminaron por parecer trabajos hechos por preparatorianos que por una representante popular. Como le decíamos: puros osos en su vida. Pero este martes cometió la peor actuación que ha tenido como diputada local. Resulta que un grupo de ciudadanos que dicen ser ambientalistas están en contra de que se realice el festival de conciertos Tecate Comuna en el Parque Ecológico. A Lupita Leal se le hizo fácil llevar a los inconformes a protestar en la ceremonia con motivo de la conmemoración de gesta de los Niños Héroes. Lo que no esperaba es que su osadía fuera contenida por elementos de seguridad pública y quedó como una alborotadora sin razón. Quienes conocemos la forma de acción del gobierno del estado sabemos que basta con hacer una petición de audiencia y los inconformes son recibidos, ya sea en un Martes Ciudadano o en una reunión privada. Nada de eso fue tramitado por la panista pese a que cuenta con las facultades para hacer gestiones. Así pues, la protesta fue tomada como un golpe bajo de la diputada y un sinsentido con evidente intención de protagonismo. Sin embargo, lo peor vendría después, ya que la actuación de Leal Rodríguez provocó una eclosión en el Congreso del estado, en donde el escándalo se interpretó como una afrenta a los acuerdos en la Junta de Gobierno y Coordinación Política y atentado a la gobernabilidad que allí existe. En consecuencia, Lupita Leal fue sacada de la planilla de legisladores que integrarían la Mesa Directiva del Congreso del estado para el segundo año de actividades. Tras la exclusión de Leal, su compañera de bancada Nancy Jiménez Morales renunció a su posición en la planilla. Conclusión: el PAN no tendrá ningún representante en la mesa, un hecho histórico. Y por si las cosas no fueran peores, Leal le puso a Eduardo Rivera Pérez una oportunidad en bandeja de plata para que quedara como héroe al anunciar que cancelaría los permisos para el concierto de marras. Si usted lo desconoce, Leal forma parte del otro antagonista del alcalde. Así o más torpe.

 

EL FRACASO DE IZÚCAR DE MATAMOROS

La presidenta municipal Irene Orea Torres se encuentra en medio de un grave conflicto político al interior del Ayuntamiento de Izúcar de Matamoros que amenaza con terminar en su defenestración. La munícipe tuvo que ver estupefacta cómo la mayoría del Cabildo le rechazó sus estados financieros y una serie de movimientos que pretendía realizar. Irene no es muy bien vista en la 4T poblana debido a que ha demostrado una grave falta de capacidad para entregar buenas cuentas con la revocación de mandato y la elección de consejeros de Morena. Otro punto clave es que nadie olvida que la alcaldesa era una de las admiradoras del doctor Rueda, alias José Arturo Rueda Sánchez de la Vega, quien fungía como su asesor. Estaba tan embebido con el presunto extorsionador que le entregó un jugoso contrato por sus servicios. Ahora sabemos que una de las líneas que se investigan del expediente Operación Angelópolis de la Unidad de Inteligencia Financiera es el financiamiento público de alcaldes a la red de empresas factureras que lavaron y desviaron 427.1 millones de pesos, principalmente a través de Multisistemas de Noticias Cambio, en donde es socio el diputado federal Moisés Ignacio Mier Velazco. Vaya, vaya.

Artículo anteriorJavier Lozano, el Ordinario
Artículo siguienteMínimas para la vida diaria
spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img