26.3 C
Puebla
viernes, agosto 12, 2022
spot_img

Los tres entierros de Nacho Mier

Más leídas

Una derrota tan contundente como la sufrida por Ignacio Mier Velazco el sábado pasado —en el contexto de las elecciones distritales de Morena— refleja varias cosas.

La más importante es que carece de operadores electorales eficientes.

Sus nuevos aliados —Rodrigo Abdala, César Sánchez Salinas (alias César Addi) y Claudia Rivera— son absolutamente ineptos.

Nótese que no metí en un mismo costal a Abdala y a Addi.

¿La razón?

El subalterno ya se independizó del jefe.

Cuentan que Addi no baja de inoperante a Abdala —tiene razón.

También le atribuye falta de visión política —cosa que es cierta.

Y más: tozudez —ajá—, miopía —sí—, y falta de reflejos —absolutamente sí.

Por esas razones rompió con él y formó su propio ejército electoral con puros Servidores de la Nación.

(Ésos que lucran con los programas sociales y amenazan a los beneficiarios).

Addi se vendió como gran operador ante Mier Velazco, quien lo compró como quien compra jitomate en el mercado: a dos por uno.

El resultado fue catastrófico.

Addi es tan inepto o más que su exjefe Abdala.

Si Mier Velazco no puede ganar un Consejo Estatal menos podrá ganar una elección constitucional.

En Tecamachalco —su pulmón artificial, enquistado en el distrito de Acatlán— sólo logró hacer ganar a dos consejeros.

Una tristeza (suya, naturalmente).

¿Cómo se podrá vender ahora en Palacio Nacional si sus resultados fueron tan pobres?

¿Cómo insistirá en levantar la mano para 2024 si por su corriente votaron unos cuantos?

Los 34 consejeros de este grupúsculo reflejan muy bien el nivel de desnutrición que tienen ante los 116 del barbosismo.

No es novedad que el diputado Mier haya perdido.

Lo hizo cuando un nuevo subordinado suyo lo bautizó en 1995 como el General de las Derrotas, “porque generalmente pierde”.

Y es que como dirigente estatal del PRI —en tiempos de Bartlett— llevó a su partido a la peor debacle electoral de aquellos tiempos.

Perdió todo: alcaldías importantes y distritos locales claves.

Tres años después sobrevino otra derrota: cuando como coordinador de campaña de José Luis Flores —en la elección interna a la gubernatura— fue arrasado por Melquiades Morales.

En 2006 se peleó con Mario Marín —tras el caso Lydia Cacho— y buscó derrocarlo en el Congreso local para poner en la gubernatura a Enrique Doger.

Fracaso total.

Más adelante, y ante la imposibilidad de ganarle a Moreno Valle, terminó negociando canonjías para él, su socio (Arturo Rueda) y su periódico (Cambio).

Nacho nunca ha ganado una elección.

Su puerta de entrada a los congresos —local y federal— ha sido la vía plurinominal.

Con esta nueva derrota queda claro que las puertas de Casa Aguayo se han cerrado definitivamente.

Y aunque sus jilgueros digan que la presidencia de la JUCOPO en San Lázaro le dará viabilidad a su proyecto poblano, lo cierto es que es otro engaño.

Mire el hipócrita lector:

La norma de la cámara baja del Congreso de la Unión establece que la presidencia de la JUCOPO le toca a Morena y, en consecuencia, al “líder” de la bancada, que es Mier.

No hay señal presidencial alguna.

Es mero protocolo.

La nueva realidad de Morena en Puebla ya lo metió —junto a sus nuevos aliados— en el basurero de la historia.

 

Atento llamado a búfalos y beneficiarios. Esto circula —en serio— en un grupo de WhatsApp de los Servidores de la Nación en el distrito 1, con cabecera en Huauchinango:

“A los ahora nuevos militantes que apoyaron a esta fórmula de Morena-Bienestar en Huauchinango Gissel Santander Soto Y Hermilo Gómez Castillo favor de pasar a anotarse para recibir en los próximos días sus tarjetas del Programa Adulto Mayor, Becas Benito Juárez, Programa de Discapacidad y Tandas para el Bienestar,  para los agricultores favor de pasar a la oficina central en Huauchinango ubicado en los bajos de la presidencia municipal o en cualquier cader cercano, así mismo para los de sembrando vida sus técnicos les estarán avisando cuando les liberan el apoyo extra. Gracias a tu apoyo Amlo continua en la presidencia.

“Que viva la 4T…!

“Cualquier duda comunicarse directo al número del Delegado Arturo Espíndola 221 533 3418

Hermilo Gómez de Becas 776 105 4846

Alfredo Meneses de Morena 775 758 5920

o con cualquier Servidor de la Nación en sus municipios”.

¡Qué puercos, qué marranos, qué cochinos!

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img