19.8 C
Puebla
jueves, junio 30, 2022
spot_img

El piquete de ombligo en la trama Mier-Rueda

Más leídas

Dos tuits de Arturo Rueda, publicados el 8 de noviembre de 2021 a las 22:36 y a las 23:18, sirvieron para evidenciar el viernes pasado la relación de “piquete de ombligo” de Ignacio Mier Velazco y Pablo Gómez Álvarez, este último titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), quien le envió un “extrañamiento” al fiscal Gilberto Higuera Bernal acusándolo de haber filtrado a la prensa la carpeta de investigación mediante la cual se investiga al líder de la bancada de Morena y al propio Rueda —hoy en prisión— por el delito de lavado de dinero, entre otros. 

Invito al hipócrita lector a leer primero los tuits del director del periódico Cambio: 

“Un gran amigo de NachoMier llega a la UIF para sustituir al defenestrado Santiago Nieto Castillo.  

“Pablo Gómez Álvarez fue vicecoordinador en la pasada Legislatura y se lleva de piquete de ombligo con el coordinador de Morena en San Lázaro. 

“Los carniceros de ayer siempre serán reses mañana!!”. 

Minutos después, en plena euforia por el nombramiento, soltó el segundo tuit: 

“Por cierto: aunque al titular de UIF lo designa el Presidente, debe ser ratificado por la Cámara de Diputados. 

“Así que los grandes amigos Pablo Gómez y Nacho Mier se volverán a encontrar, pues la mayoría de Morena lo avalará!  

Ufff qué paz!”. 

Varias cosas denotan dichos tuits. 

Uno: la enorme tranquilidad que les dio a ambos la noticia de que un “gran amigo” llegara a la UIF en lugar de su odiado Santiago Nieto, quien los denunció tanto en la Fiscalía General de la República y la Fiscalía General del Estado. 

Y aunque Rueda lo negó en varias ocasiones, antes de ese relevo los socios de Cambio ya habían tenido acceso a la carpeta de investigación que los involucraba en los delitos que hoy los tienen de cabeza. 

Vaya que se preocuparon en su momento. 

Y hasta se entrevistaron con Nieto para frenar el golpe. 

Y como no lo lograron, ambos respiraron tranquilos y festivos ante el arribo de Pablo Gómez a la UIF. 

Dos: la expresión “se lleva de piquete de ombligo” habla de que Mier y Gómez son brothers del alma, compadres, hermanitos. 

Gracias a ese “piquete de ombligo” —siempre en función del tuit de Rueda—, Mier hizo que “la mayoría de Morena” en San Lázaro avalara el nombramiento. 

Y más: Pablo Gómez hará que “los carniceros de ayer (entre ellos, Santiago Nieto) siempre serán reses mañana!!”. 

Otra expresión lo dice todo:  

Ufff qué paz!”. 

En la traducción de Mier y Rueda, el titular de la UIF los sacaría del conflicto en el que los metió la investigación de Nieto. 

¿Qué esperaban de él? 

Lo que no ha sucedido: 

Que la UIF se desistiera de la denuncia y que, en consecuencia, los exonerara. 

Qué mal amigo de —“piquete de ombligo”— es Pablo Gómez, pues a lo más que llegó fue a hacerle un “extrañamiento” al fiscal Higuera. 

Por cierto: una dirección de la Secretaría de Hacienda no puede hacer “extrañamientos” a un titular de la Fiscalía General del Estado. 

Empecemos por aclarar que un extrañamiento es un oficio que se emite a un servidor público que constantemente incurre en incidencias y que por tal efecto se le amonesta y observa a que cumpla con lo dispuesto en la materia. 

Eso nos habla de que la UIF de Pablo Gómez se está atribuyendo funciones que no tiene, pues el fiscal Higuera no es subordinado de Pablo Gómez. 

Eso está bien para los empleados de la UIF, pero no para una fiscalía autónoma de un estado soberano. 

El comunicado de la UIF —que sólo fue celebrado en la República de Twitter por Nacho Mier— nunca dice que la investigación sea falsa o que la denuncia interpuesta por Nieto —relativa a lavado de dinero, utilización de recursos de procedencia ilícita y evasión fiscal— esté mal planteada. 

No. 

Sólo dice que el fiscal Higuera la filtró a la prensa, cosa que parece inexacta, pues la carpeta de investigación fue repartida como larines. 

Más de tres la tenían antes de que Pablo Gómez asumiera la UIF: Mier, Rueda y el senador Alejandro Armenta. 

(Los socios de Cambio aseguraron hasta hace unos días que fue éste quien se las filtró a los periodistas Víctor Hugo Arteaga y Néstor Ojeda).  

Me quedo con un tuit que en su momento otro usuario colocó como respuesta a la metáfora del “piquete de ombligo”: 

“¿Y eso a la nación qué le interesa que se lleve de piquete de ombligo con @NachoMierV? ¿quieres decir que a través de él va a perseguir a sus opositores Pablo Gómez y no va a cumplir la encomienda de @lopezobrador_?”. 

Ese tuit, por cierto, se quedó sin respuesta. 

Rueda nunca se la dio. 

Se quedó metido en la euforia de la que salió, bruscamente, el sábado 21 de junio a las 17:55 en una calle muy cercana a Polanco. 

 

Nota Bene: Cuenta la leyenda que al Cid Campeador —don Ruy Díaz de Vivar— lo montaron sobre su caballo Babieca para enfrentar a los árabes, y éstos huyeron ante tal aparición. 

Es decir: después de muerto ganó una última batalla. 

En el caso de Rueda, dos tuits suyos escritos en noviembre pasado hicieron perder una batalla tuitera a varios personajes. 

¿Oh, mío Cid, cuánto vale un destierro? 

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img