17.5 C
Puebla
jueves, junio 13, 2024

“El país de los simios” (el proceso postelectoral en los fraccionamientos poblanos)

Más leídas

En buena parte de los grupos de WhatsApp de los fraccionamientos poblanos se pudieron leer cinco estados de ánimo del 2 de junio para acá:

Júbilo, una parte del domingo, ante la brutal afluencia en las urnas.

Decepción, una vez que empezó a trascender que Morena y sus aliados estaban ganado todo.

Depresión, al confirmarse el carro completo en buena parte del país.

Furia, como respuesta al resultado electoral y a la derrota de Xóchitl Gálvez.

Esperanza bañada de bilis, al empezar a circular la versión de que Morena había instrumentado un supuesto fraude cibernético-uterino en favor de Claudia Sheinbaum.

Este pasaje de ciencia ficción resume el brutal golpe a las expectativas de quienes habían apostado todo (su vida, su fortuna, su corazón) a la peregrina idea de que el voto oculto —salido del umbral del silencio— se estaba expresando a través de las larguísimas filas que saturaron desde la mañana del domingo las casillas de todo el país.

Esa idea hechiza mantuvo esperanzados a quienes desde la comodidad clasemediera deseaban apagar de un sombrerazo el brillo en los ojos de sus empleados domésticos, quienes empezaron a ver la luz una vez que el presidente López Obrador encauzó y multiplicó los programas sociales para beneficiarlos.

Lo peor del racismo, clasismo y cierto fascismo encubierto ha brotado entre esos clasemedieros, quienes sólo a través de las ideas delirantes de un fraude cibernético-uterino buscan una explicación a su encontronazo con la realidad.

Expresiones de rabia y furia muestran su nivel de bajeza y frustración.

Vea el hipócrita lector algunas lindezas proferidas en diversos chats privados a partir de que un tráiler los avasalló la noche del 2 de junio:

“Ganó el resentimiento, ganó el conformismo, ganó la miseria, ganó la ignorancia, ganó la delincuencia, ganó la negligencia, ganaron los corruptos, PERDIÓ MÉXICO”.

“Estamos viviendo literalmente en el país de los simios”.

“¡Vienen las expropiaciones!”.

“Pidamos a los Ángeles de Dios, protectores de la República mexicana, que nos protejan del mal. Esta es tierra de María, su madre. ¡Fe!”.

“La democracia murió en México, ganó la ignorancia”.

“Lo dijo una politóloga de la UPAEP: ‘La pobreza existe y ejerció su voto porque $200 pesos le hicieron la diferencia’.”

“Es una miseria lo que vale su dignidad”.

“Es malo, muy malo, que un partido tenga tanto poder. Eso lo convierte en una dictadura. La crisis económica va a empeorar. La inseguridad, terrible… ¡Que Dios nos ampare!”.

“Te comparto el proyecto de Constitución que aprobaron en una asamblea de Morena, por lo que pretenden tener mayoría calificada para un Congreso Constituyente:

“Se empezarían a cobrar impuestos a todas las herencias.

“Censurar tus redes sociales si atacas al gobierno legítimo.

“Se facultaría al ejército mexicano para que te intervenga tu celular sin necesidad de un mandato judicial.

“Prisión por criticar al gobierno.

“Empoderamiento de las bases trabajadoras en la toma de decisiones empresariales.

“Aborto legal, libre, seguro y GRATUITO.

“Fortalecer la educación BILINGÜE en idiomas originarios.

“Obligar a los empresarios a tratar las aguas residuales que generen dentro de sus instalaciones.

“Mantener y ampliar los acuerdos de Cooperación con CUBA”.

“Garantizar el servicio de salud para la población MIGRANTE”.

“Esto se siente como sal y limón a la herida de ayer”.

“Los votos a favor de Xóchitl fueron cambiados a favor de Morena mediante una operación quirúrgica-tecnológica hecha con inteligencia artificial”.

“Esto todavía no se acaba. Se están encontrando evidencias”.

“Creo que legalmente se pueden anular estas elecciones”.

“A partir de hoy…

“Ya no le daré propina al ‘viene, viene’.

“Ya no le dejaré el 10 por ciento al mesero.

“Ya no voy a donar cuando haya un desastre natural o terremoto.

“Ya no le voy a dar 10 pesos al ‘cerillo’ del súper, aunque sea adulto mayor.

“Ellos votaron por Morena. #Que les ayude Morena”.

Ufff.

En la película mexicano-francesa ‘Nuevo orden’ (2020), de Michel Franco, una rebelión de la clase trabajadora se convierte en un levantamiento nacional que trastoca todo, empezando por los privilegios de la clase media alta.

Hay una metáfora genial —de lo que pasó el domingo— expresada en la irrupción, en plena boda lujosa, de sirvientas, choferes, auxiliares y guaruras.

Dicho levantamiento termina en la película en un baño de sangre, con las ropas destrozadas de los lujosos invitados y la devastación de la residencia en la que se celebraba la boda.

Michel Franco es un cineasta visionario, pues se adelantó cuatro años a lo que vimos este 2 de junio.

(A esto hay que sumar a los millones de nuevos votantes —jóvenes provenientes de todas las clases sociales— que votaron a Morena porque jamás votarían al PAN o al PRI).

Y no es que México se vaya a convertir en Venezuela ni mucho menos.

(Con Claudia Sheinbaum eso está totalmente descartado).

Digamos que la parábola de esta trama hay que encontrarla también en una suerte de justicia divina, o en un karma colectivo que tiene que ver con una especie de castigo —igualmente divino— a las malas, pésimas, acciones.

El huevo de la serpiente no es una alegoría en algunos fraccionamientos poblanos.

Pena ajena.

Notas relacionadas

Últimas noticias

spot_img
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com