18.3 C
Puebla
lunes, mayo 27, 2024

El depredador sexual y una carta de la diputada Beauregard (y una simple, pequeñísima, apostilla)

Más leídas

Abro esta columna con una carta de la diputada panista Carolina Beauregard:

Procedo a responder:

No hay consigna ni intención de atribuirle algo hediondo a la diputada Beauregard.

Lo que sí hay es el testimonio de la valiente madre de la víctima de abuso sexual.

Es ella la que, citando a su sobrino —el hijo del abusador—, escribió Lo siguiente: “Hace dos años textualmente nos dijiste (Germán Escalante Ponce) que tu jefa (Carolina Beauregard) Martínez) no iba a permitir que metieran a la cárcel a tu papá, ya que te estaba agradecida por haberle ganado la elección, y veo con tristeza que te sigues escudando en políticos para seguir protegiendo a tu padre”.

(Escalante Ponce fue coordinador de campaña de Beauregard hace tres años).

Qué bueno que la candidata del PRIAN por el distrito 12 condene los aberrantes actos que el papá de su exempleado (suplente, éste, de José Juan Espinosa, candidato por el distrito 11) cometió en contra de una niña de seis años de edad.

Y qué bueno que plantee que esas agresiones no deben quedar impunes.

Una vez que Carolina Beauregard subió su carta a Twitter (nunca, jamás, X), florecieron como lirios en macetas los bots y los matraqueros del PAN.

Y lo hicieron en el mejor estilo yunquista: revictimizando a la mamá de la víctima.

Y todo esto en plena campaña electoral.

Otros parias también me acusaron de estupideces menores.

Es natural: sus cabezas no les sirven de mucho.

Ahora sí le prometo al hipócrita lector que me tomaré unos días de guardar.

La siguiente semana retomaré este caso tan sucio e indignante.

Notas relacionadas

Últimas noticias

spot_img
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com