30.8 C
Puebla
martes, mayo 28, 2024

Una carta desgarradora de la madre de la víctima de abuso sexual (Carolina Bouregard, ¿protectora de pedofilos?)

Más leídas

Empiezo esta entrega con una carta aclaratoria de Germán Escalante, suplente de José Juan Espinosa en la candidatura del PRIAN a la diputación federal por el distrito 11, con cabecera en Puebla.

Tiene razón Germán Escalante: él no es Germán Escalante, quien abusó sexualmente de una niña durante años.

Ese personaje se llama José Germán Escalante Carreón, y es su padre.

Es su padre, sí, y desde octubre de 2021 está prófugo.

(El 5 de octubre de ese año le fue obsequiada una orden de aprehensión por el entonces juez de Oralidad Penal y Ejecución del Sistema Acusatorio, Daniel Iván Cruz Luna, quien, curiosamente, es el actual secretario de Seguridad Pública del gobierno de Sergio Salomón).

Eso significa que el padre del candidato suplente ha sido encubierto por parte de su familia desde hace dos años y medio.

La carta aclaratoria evidencia dos cosas: que el señor Escalante Ponce está al tanto de la causa penal que enfrenta su padre y que la trama le parece un hecho “deleznable”.

Y vaya que tiene razón:

Abusar de una niña de 6 años —sobrina del depredador—, en palabras de José Juan Espinosa, es digno de una auténtica “basura”.

El candidato del PRIAN y su suplente harían bien en exigir justicia en este caso que no sólo lastima a la inocente víctima sino a sus padres.

En particular, esa tarea la tiene Germán Escalante Ponce, quien debería aconsejar a su padre que se presente ante las autoridades para ventilar la causa penal 2862/2021.

Es indigno de los partidos que los candidatearon —PRI, PAN y PRD— mantener en la sombra un hecho tan delicado y que tanto lastima a la sociedad.

El actual proceso electoral requiere candidatos honestos y transparentes, capaces de reaccionar con firmeza ante tramas como la aquí narrada.

Nadie debe gozar de impunidad ante actos tan “deleznables”, como apunta el hijo de Germán Escalante Carreón.

Llama la atención el silencio ominoso de personajes como Carolina Bouregard y Ana Teresa Aranda, también candidatas del PRIAN, quienes en varios momentos han salido en defensa de las víctimas de actos como éste.

¿Acaso hay excepciones que las orillan a callar para no lastimar las candidaturas del PRIAN?

Sería deleznable —una auténtica basura— que las movieran intereses hediondos y miserables.

Nota bene: ya había terminado esta columna cuando llegó a mis manos una carta que la madre de la víctima le escribió a Germán Escalante Ponce, su sobrino, y primo de la menor abusada.

Antes de dejar la carta en los ojos del hipócrita lector, apunto dos cosas:

Carolina Bouregard, quien busca reelegirse como diputada federal por el distrito 12, protegió, según palabras de la mamá de la víctima, al pedófilo.

Textualmente así lo dice en la misiva: “Hace dos años textualmente nos dijiste (Germán Escalante Ponce) que tu jefa (Carolina Bouregard) Martínez) no iba a permitir que metieran a la cárcel a tu papá, ya que te estaba agradecida por haberle ganado la elección, y veo con tristeza que te sigues escudando en políticos para seguir protegiendo a tu padre”.

(Hay que aclarar que Escalante Ponce fue coordinador de campaña de Bouregard hace tres años).

He aquí la brutal carta de la madre de la víctima.

Notas relacionadas

Últimas noticias

spot_img
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com