25.2 C
Puebla
jueves, junio 30, 2022
spot_img

Rumores, verdades y futbol de estufa

Más leídas

A pocas horas de que el equipo de Nicolás Larcamón reporte a las instalaciones del estadio Cuauhtémoc para dar inicio de manera formal a los exámenes médicos y, posteriormente, preparar todo para la gira que tendrán en Estados Unidos, específicamente en la zona de California, se empiezan a conocer algunos movimientos, entre rumores y posibilidades. 

Se manejó que el centro delantero Henry Martín podría venir a jugar a la Angelópolis, en cambio, por el defensa central Israel Reyes. 

América necesita urgentemente un defensa con las características del jugador camotero, joven y con proyección; en el caso de Martín también es cierto que con la llegada del “Tano” Ortiz vino a la baja: su participación y producción ya no fue la esperada, por lo que se volvió un jugador prescindible, del cual el cuadro de Coapa pudiera negociar. 

¿Caería bien en Puebla? Sin duda que sí, es de esos jugadores que requieren el espaldarazo del DT para rendir adecuadamente, justo como sucedía con Miguel el Piojo Herrera, quien lo llevó a Coapa, proveniente de Xolos de Tijuana. 

Puebla perdería a un muy buen central que sin duda tienen crecimiento y proyección. 

Lo que se dice estaría deteniendo la operación, sería el alto costo en salario que Martín tiene en América. Tendría que venir un acuerdo para ver si Puebla “se come” el salario o lo divide con las Águilas, situación que pretenden los de la franja. 

Por otro lado, la salida de Segovia es un hecho. La verdad, no se supo la razón de su salida, pero ya se habla de la posibilidad de que venga otro argentino, con características, que en 2017 jugó en River Plate y se apellida Barboza. 

Por Antony Silva existen ofertas, las cuales se valoran y se tiene en cartera a un arquero chileno de apellido Pérez para sustituirlo, en caso que se concrete su salida. 

Escoto quedó fuera del equipo y George Corral regresaría a Querétaro, según me informaron. 

Al parecer, el capitán Javier Salas permanecerá de un semestre a un año más en el equipo, pues incluso se le vio comiendo en el nuevo restaurante Ozzu, de la ciudad de Puebla, con el Chómpiras Jiménez, a quien ahora utilizan de mensajero, para ir a decirles a algunos jugadores si se quedan o se van y para medio hacerle al cuento, que es el dueño y tiene relaciones con los jugadores. 

Veremos quién más llega a la franja y ojalá se arme un equipo que siga dando buenos resultados a los aficionados poblanos. 

 

Las Sub’s, un desastre 

En manos de Manolo Vega, las sub’s del Club Puebla se han vuelto una verdadera pachanga: último y penúltimo lugar en las categorías, habla del pésimo trabajo de este “camaleón” del futbol quien, desde conseguidor de chavas en la antigua directiva, se acomodó con los fuereños que hoy manejan a la franja, para manipular a quienes están al frente, entregando paupérrimos resultados y buscando culpables por doquier. 

No en balde les acaban de dar las gracias a Orlando Rincón y a Luis Miguel Noriega, culpándolos del fracaso de sus creaciones. 

A Rincón de plano le dieron las gracias y a Noriega lo traen con el cuento de que le van a dar la 14, para que se aliviane y no se quede sin trabajo. 

Así las cosas, en unas divisiones inferiores donde el cáncer no está en quien dirige a los equipos, sino en quien coordina toda la estructura, que no es más que un advenedizo con cero experiencia y capacidad, adicto a la buena vida y a vivir la vida loca. 

Bonito ejemplo para los jóvenes que quieren hacer carrera en el futbol poblano. 

 

Se fue el Tío Puebla 

Otro que muerde el polvo en la organización camotera fue el tunde teclas que hacía la función del Tío Puebla hasta que su identidad fue descubierta y cayó en desgracia. 

Néstor Rodríguez venía con el Hobbit Ro(b)a desde Chivas, junto con Riviello, quienes se creían “Dios en el poder”, manejando las redes de Club de la franja hasta que quedaron en evidencia ante un sin fin de tropiezos y desconfianzas, que terminaron por desgastar la relación entre ellos mismos y optaron por cortar la relación separándolo de la institución. 

Y así veremos caer a uno por uno, en la medida que no se adecuen a los designios del “pequeño gigante” el buen Hobbit, a quien por cierto en el Ajusco ya le perdieron la confianza, ante la evidencia de las fotos con una de las “madams” a quien tanto negó y argumentando que eran mentiras. 

El tiempo volvió a poner a todos en su justo lugar. 

Nosotros como siempre seguiremos en línea. 

Hasta la próxima. 

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img