16.1 C
Puebla
domingo, julio 3, 2022
spot_img

La destreza lingüística del Freestyle

Más leídas

(Segunda parte) 

 

Un MC tiene procesos ágiles y precisos en la mente. 

En la medida que la práctica incrementa. Genera la modesta capacidad de ser director de orquesta del Lexicón. Aquel lugar de la mente donde se guardan las palabras que conocemos. 

Cualquier hablante puede incrementar palabras a este espacio mental. La lectura o la escritura pueden ayudar a que el acervo lingüístico que ahí se guarda incremente notablemente. 

El MC, más allá de rimar, debe concatenar una métrica que estará alineada con el tipo de notas de la base o del beat 

Este fenómeno lingüístico es de admirar. No cualquier persona puede organizar estos elementos al momento.  

Estamos hablando de una destreza lingüística que, por lo menos a mí, me impactó desde los primeros momentos de escuchar y ver el ejercicio mental de un MC en primer plano.  

Algo notable es que además de estos procesos fonéticos y fonológicos hay metáforas que entran en el juego verbal y que conectan de manera brillante el contexto, la ideología y algunas otras figuras retóricas.   

En seguida reflexiono que la poiiesis o los procesos creativos son afines a todos los seres humanos. No solo hay habilidad mental o intelectual en la gente que es altamente lectora. Pero una verdad es que la mente es un órgano que también se ejercita. Y es aquí donde entra el segundo nivel de análisis que brevemente expondré en las siguientes líneas.  

Hace unas semanas me invitaron a una Batalla de Gallos en Madrid. Específicamente a la Semifinal Regional de España. Debo confesar que desde que regresé a México, en el año 2013, me dispuse a mirar la mayor cantidad de videos que encontrara en internet con gente improvisando. Descubrí la famosa Batalla de Gallos de una marca de bebidas energizantes altamente conocida y posicionada a nivel mundial.  

En esa temporada tuve mis favoritos en la improvisación. Uno de ellos era Hadrián Salguero. Simple y sencillamente porque rimaba estrofas relacionadas con los clásicos de la literatura, insultaba con nombres de libros (que denotaba haber leído) y con eventos socio-políticos de los presidentes que representaran a sus contrincantes. Fue invicto y el primer ganador de la Batalla de Redbull como mexicano en el año 2008.  

 

Como paréntesis: Actualmente el campeón mundial es mexicano.  

Poco a poco fui conociendo más batallas y más raperos. La diferencia de unos pocos depende claramente del nivel intelectual. En la medida que pueden darse guerra sin la necesidad de insultos literales. Los recursos retóricos que ocupan además de ser complejos, son ingeniosos y determinan una característica fundamental: La chispa cultural o de identidades que también es motivo de análisis.  

Con el freestyle aprendí que los argentinos insultan con comida, los colombianos con terminología sexual, los mexicanos con la madre y los españoles con la religión.  

Estar por primera vez en una Batalla de Gallos y escuchar a un narrador con el estilo más particular del locutor deportivo me dejó en claro algo: Que en unos años el Freestyle va a ser un deporte de alto rendimiento mental. Lo que ha sido considerada una subcultura como lo es el Hip Hop está dejando a la humanidad una y varias formas poéticas, quizás posmodernas, de la comprensión del mundo actual. 

En Colombia ya había visto las noticias en un canal valluno cantadas al ritmo de la música llanera. No cabe duda que el rap, el Hip Hip y el freestyle deben tomarse más en serio.  

Puede ser una fuga intelectual que partir de la protesta nos lleve a reflexionar a ese otro que algunos consideran marginado, muchas veces sin estudios académicos. Cómo ellos bien dicen. La academia es la calle. No en vano Latinoamericana es el lugar más complejo del mundo y no en vano la complejidad nació en este continente.  

Aquí no termina este análisis. Ahora, me sentaré. Tomaré un café. Intentaré sacar las palabras del Lexicón que he alimentado estos años. Trataré de concatenar los sufijos. Intentaré cuadrar morfemas que rimen entre sí de acuerdo con la categoría de la vocal en turno. Recordaré las métricas de mis poetas favoritos, quizás materialice alguna desventura política que tenga atorada en la memoria e intentaré vaciar el inconsciente para lanzar unas rimas que vuelen sobre el aire con partículas de arena del Sahara que acogen estos días europeos.  

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img