25.2 C
Puebla
jueves, junio 30, 2022
spot_img

Yasmín Flores Hernández lleva caso de violencia política de género ante el TEPJF

Más leídas

La exconsejera jurídica del Ayuntamiento de Puebla, Yasmín Flores Hernández, llevó su caso de violencia política en razón de género ejercido por la exalcaldesa Claudia Rivera Vivanco y René Sánchez Galindo al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). 

La extrabajadora del gobierno municipal de Rivera Vivanco interpuso un juicio para la protección de sus derechos políticos electorales para revertir la sentencia emitida por el Tribunal Electoral del Estado de Puebla (TEEP). 

El pasado 21 de abril, los magistrados electorales de Puebla declararon improcedente la denuncia interpuesta por Flores Hernández contra los exfuncionarios municipales por presunta violencia política de género ejercida en su contra en junio de 2020. 

“La resolución de 21 de abril del presente año dictada por el Tribunal Electoral del Estado de Puebla en el expediente TEEP-AE-114/2021, relativo a los procedimientos sancionadores integrados con motivo de las denuncias presentadas por la promovente en contra de Claudia Rivera Vivanco y otras personas, por la presunta comisión de actos de violencia política en razón de género y discriminación, por el que dicho Tribunal reencauzó a la contraloría interna municipal del Ayuntamiento de Puebla, Puebla, para que determinara lo que en derecho corresponda”, señala la queja interpuesta ante la Sala Regional Ciudad de México. 

El asunto con el expediente SCM-JDC-221/2022 fue turnado a la magistrada presidenta María Silva Rojas para estudio y proponer la sentencia correspondiente. 

En la resolución del TEEP, los magistrados se declararon como un órgano incompetente para estudiar de fondo si existen elementos para acreditar la existencia de actos de violencia política en razón de género por parte de la expresidenta municipal, el exsecretario de Gobernación municipal y la exdirectora de área, Margarita Rodríguez Daruich. 

No obstante, el tribunal local instruyó a la Contraloría municipal iniciar un procedimiento para revisar el tema y, en caso de encontrar pruebas de alguna acción irregular, deberán aplicar las sanciones correspondientes. 

En agosto del 2020, la exconsejera jurídica interpuso ante la Fiscalía General del Estado (FGE), el Instituto Electoral del Estado y la Comisión de Derechos Humanos, una denuncia por violencia política de género, hostigamiento y acoso laboral por parte de los exmiembros de la Comuna. 

Flores Hernández se desempeñaba como consejera jurídica de la presidencia municipal, ya que pese a ocupar el mismo cargo que sus compañeros Javier Palou García y Andrés García Viveros como coordinadores ejecutivos, percibía una remuneración menor. 

Rivera Vivanco exigió su renuncia al cargo argumentando que “ya no le funcionaba como Consejera Jurídica”, debido a que “necesitaba del carácter de un hombre”; sin embargo, se negó a presentarla, por lo que sufrió actos de acoso de la Secretaría de Gobernación. 

Flores Hernández detalló que un vehículo adscrito a la Segob comenzó a seguirla en horario laboral y en días de descanso, tomando fotografías de ella y de su familia, por un lapso de dos meses. 

Al finalizar la entrega-recepción de su cargo, la exconsejera jurídica detectó que la dependencia, a nombre de Margarita Rodríguez Daruich, buscaba cambiar de área el vehículo para evitar que se detectara el uso que le estaban dando. 

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img