16.1 C
Puebla
domingo, julio 3, 2022
spot_img

Vergara avaló privatización de los Lavaderos de Almoloya, confirma Barbosa

Más leídas

El gobernador Miguel Barbosa Huerta confirmó que Sergio Vergara Berdejo, actual secretario de Cultura del estado, avaló la entrega de los Lavaderos de Almoloya a particulares durante la gestión municipal del panista Luis Banck Serrato, y advirtió que hay una investigación que llegará a fondo para descubrir a los involucrados en el “modelo de negocios” que derivó en la enajenación ilegal de los inmuebles de la zona fundacional de Puebla. 

Por esta razón, Vergara Berdejo no participa en el equipo que conformó el gobernador y que está integrado por el consejero jurídico, Carlos Palafox Galeana; el director de Bienes Muebles e Inmuebles, Igor Emilio Ferrer Acuña; y el curador de monumentos históricos, Alejandro Eliseo Montiel Bonilla, con el que se está llevando a cabo la recuperación de inmuebles históricos que estaban en manos de particulares. 

El conflicto de intereses del actual secretario de Cultura del estado lo ha excluido de las revisiones que encabeza Carlos Palafox, en conjunto con un amplio equipo de abogados, analistas e historiadores, quienes con lupa indagan todas las conexiones posibles en la trama que permitió a particulares obtener el goce, disfrute y aprovechamiento del patrimonio de los poblanos. 

En esta trama aparece Sergio Vergara, quien fue invitado por el entonces presidente municipal, Antonio Gali Fayad, a ser el titular de la Gerencia del Centro Histórico desde que fue creada al inicio de la administración, que duró 4 años y ocho meses. 

El también experito del INAH estuvo en el cargo 37 meses, lo que permitió transitar al periodo que encabezó Luis Banck Serrato, quien sustituyó a Gali gracias a una maniobra legislativa ordenada por Rafael Moreno Valle, a quien Antonio Gali sucedió en la gubernatura de 2017 a 2018.  

Fue en dicho periodo –junio de 2017– cuando Sergio Vergara entregó, mediante un supuesto comodato, la zona de los Lavaderos de Alomoloya que datan de 1704, la iglesia del Cirineo del siglo XVI, la antigua fuente de los azulejos y una vialidad en el barrio de San Francisco, al hotel Rosewood, hoy Banyan Tree. 

“Nos hemos encontrado con esa historia de cómo se veía en ese tiempo el tema de los lugares históricos, cómo los veían y cómo fueron parte de un proyecto de inversión mercantil y qué inversionistas se involucraron en este proyecto”, relató Barbosa Huerta. 

También autorizó que se ocupara el túnel que comunica con el templo de San Francisco de Asis, del siglo XVI, cuya obra en la actualidad es la que detonó los daños a la estructura que mantiene en riesgo a los visitantes a esa zona. La Jornada de Oriente publicó en aquel entonces una entrevista con el director del hotel, Manuel Leal Maldonado, quien no rechazó que el padre del exgobernador Rafael Moreno Valle, Rafael Moreno Valle Suárez, estuviera detrás de la inversión de 35 millones de pesos en dicho desarrollo turístico. 

El gobernador se refirió a este entramado como un “modelo de negocios” que fraguaron empresarios en complicidad con las autoridades, tanto municipales como estatales. 

“Como siempre los hombres de poder, las familias de los poderosos, inversionistas, para qué doy apellidos, todos saben quiénes son, negocios y otros privados que hoy son dueños a través de empresas de su propiedad, de su control, fueron quienes participaron. 

Entonces se hizo un modelo de negocios y en ese modelo de negocios participaron, quien lo construyen son los gobiernos en turno, tanto el gobierno estatal en turno como el gobierno municipal en turno, y los inversionistas y claro que en esa trama sí aparece el nombre del hoy secretario de cultura, por eso no está por parte del gobierno participando en este asunto, solo por eso”, explicó Miguel Barbosa. 

Advirtió que la investigación irá a fondo y aprovechó para precisar que los predios que están asentados en la zona de San Francisco no tienen escrituras: “Todos estos terrenos, construcciones históricas no tienen escritura, las calles no tienen escritura por favor, las calles no tienen escritura, yo estoy aquí y enfrente está la 14 oriente y 14 norte, ¿saben quién tiene escrituras sobre esas calles?, nadie, ¿quién tiene escrituras sobre las calles?, nadie, aunque son de competencia municipal”, dijo. 

Asimismo, refirió que existe un decreto emitido en el que se establece qué vialidades son de competencia estatal y cuáles del municipio. Los inmuebles históricos no tienen un título de propiedad, reiteró, como en algún momento se hizo creer “y si existió la borraron”, acotó. 

El gobernador dijo que se requirió al INAH y al Ayuntamiento de Puebla una copia de las supuestas licencias que se entregaron para realización de obras en la zona de Los Lavaderos.  

“Todo eso lo vamos a descubrir perfectamente; lo que sí les garantizo es que son lugares fundacionales, lugares históricos, que nunca más volverán a ser del control, nunca fueron de la propiedad, porque eso de un comodato. No es cierto porque se da en comodato lo que es de la propiedad de alguien, el municipio de Puebla no es propietario y no pudo dar comodato de nada. Y cualquier documento que haya dado de comodato sería absolutamente ilegal. Vamos a ir a fondo, a fondo, es un asunto de obligación de nosotros. Y yo no dejo asuntos pendientes, ésa es mi formación; yo no dejo asuntos pendientes ni olvidados, espero haberme explicado”, remató. 

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img