26.2 C
Puebla
domingo, febrero 25, 2024

Se quedarán con las ganas de otro Chalchihuapan, arremete el gobernador contra instigadores tras la protesta en la Atlixcáyotl

Más leídas

“Hay quienes quisieran otro Chalchihuapan y se quedarán con las ganas”, espetó el gobernador Sergio Salomón Céspedes Peregrina sobre la manifestación de ciclistas que derivó en una gresca el pasado viernes en la vía Atlixcáyotl, y anunció que el gobierno del estado inició una investigación a través de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), para aclarar la participación de policías, además de que emplazó a la autoridad ministerial a llegar a las últimas consecuencias.

En su conferencia de prensa matutina, Céspedes Peregrina abundó sobre la protesta que llevó al cierre de la Vía Atlixcáyotl a la altura de Cúmulo de Virgo del pasado 9 de febrero, en donde subrayó que se registró la presencia de provocadores e instigadores a la violencia tanto por parte del colectivo ciclista como por parte de los inconformes con el cierre de la vialidad, deslindando a su gobierno de supuestos grupos de choque.

Céspedes Peregrina emplazó a la autoridad ministerial a investigar y llegar a las últimas consecuencias y expresó su repudio a toda forma de violencia, ya que, dijo, en su gobierno se aboga por la resolución pacífica de discrepancias por medio del diálogo.

“La libre manifestación de las ideas en nuestro gobierno está siempre garantizada, porque todas las voces cuentan, más cuando defienden una causa legítima. La violencia no se justifica en ninguna de sus formas, ni de parte de quienes reclaman, ni tampoco de parte de quienes pudieran ser o sentirse afectados por el reclamo”, sentenció.

Previo a que el titular de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, Daniel Iván Cruz Luna, presentara un análisis cronológico de los hechos, el gobernador dijo que el área de Asuntos Internos ya investiga si los uniformados actuaron conforme al protocolo, esto ante los señalamientos de que fueron omisos para detener las agresiones contra los ciclistas.

“En caso de que por comisión u omisión algún funcionario haya cometido alguna irregularidad, será sancionado con todo el peso de la ley”, dijo el mandatario, quien aclaró que con ello no se está asumiendo la paternidad o autoría del conflicto que derivó en una gresca.

Reiteró que las puertas del diálogo siempre se abren cuando se tocan, y que la violencia no se justifica en ninguna de sus formas, por lo que condenó los hechos del pasado viernes además de emplazar a la autoridad ministerial a llegar a sus últimas consecuencias.

En su oportunidad, el titular de la SSP, Daniel Cruz Luna, hizo una relatoría de los hechos apoyándose los videos que fueron difundidos en redes sociales, como parte de la investigación que inició y que sigue su curso.

De acuerdo a las primeras anotaciones del funcionario, se identificó a un grupo de personas, algunos portando pasamontañas, que incitaron a la violencia, portando martillos en las manos, por lo que se investiga la función que tenían en ese momento.

En tanto que, dijo, se está llevando a cabo la investigación de la participación de los elementos de la Policía de Proximidad y de la ruta que siguió una de las patrullas que se encontraba en el lugar de los hechos, mediante un localizador GPS.

BUSCABAN GENERAR UN CLIMA DE VIOLENCIA Y OTRO CHALCHIHUAPAN

El titular del Ejecutivo advirtió que la presencia de agitadores buscaba generar una clima de violencia y de conflicto social en el estado, no obstante que el gobierno no demerita la causa de los colectivos y tampoco los criminaliza, sin embargo acusó que en ambos bandos se instó a la violencia.

Céspedes Peregrina refirió que los hechos serán investigados con rigor técnico, sin embargo, exigió a todos los actores políticos asumir su responsabilidad ante las “ambiciones personales” desatadas en los tiempos electorales que vive Puebla.

Reiteró lo que ha venido diciendo en sus giras por el interior del estado: “No echen a pelear a los poblanos y a las poblanas. Lo digo por quien en su momento asumió la defensa personal y partidista de este hecho”, sin mencionar nombres.

Dijo que los poblanos condenan las formas de violencia que se registraron en la protesta pero reiteró que hoy en Puebla “nadie tiene que ocultarse” porque está garantizada la libre manifestación de ideas.

Sin embargo, señaló a una de las manifestantes quien, como si tuviera un guión escrito, dijo, dijo que el gobernador debía hacerse responsable y asumir el costo político de lo ocurrido. “Se ve que era un montaje para decirlo después de los hechos”, recriminó.

Por ello, reprobó las versiones “malintencionadas, políticas y electoreras” sobre los hechos y pidió que, en todo caso, se presenten pruebas que demuestren lo contrario. El mandatario aprovechó para referirse al caso Chalchihuapan ocurrido en 2014, cuando el gobierno de Rafael Moreno Valle reprimió una manifestación que causó la vida a un menor de edad.

“No somos iguales, hay quienes quisieran otro Chalchihuapan, y se quedarán con las ganas”, dijo tras reiterar que su gobierno seguirá generando puentes de diálogo y entendimiento.

El mandatario dejó al aire varios cuestionamientos sobre lo ocurrido el pasado viernes 8 de febrero, algunos de ellos dirigidos a la oposición, puesto que las críticas sobre el caso se han centrado en el gobierno y no en el municipio gobernado por el PAN.

Más artículos

Últimas noticias