16.2 C
Puebla
miércoles, julio 24, 2024

Piden justicia para Susana: presenta su examen profesional detenida

Más leídas

El ambiente estaba cargado de determinación: familias, amigos, colegas y conocidos de Susana N. se habían reunido frente a Casa de Justicia de Tehuacán, alzando sus voces al unísono: “¡Susi licenciada, no sentenciada!”.

Este grito de guerra reflejaba el deseo de que Susana, acusada falsamente de secuestro, fuera reconocida por su lucha y no por las acusaciones que pesaban sobre ella.

Susana N., una estudiante de la Escuela Normal Superior de Tehuacán, estaba a punto de presentar su examen profesional para convertirse en licenciada en Educación Primaria. Sin embargo, en lugar de prepararse en la tranquilidad de su hogar, se encontraba en el penal de Tehuacán, esperando justicia.

Hace seis años, Susana sufrió un intento de feminicidio a manos de su entonces pareja, Daniel N. El ataque dejó a Susana con 17 puñaladas, pero también con una determinación renovada para rehacer su vida y proteger a sus hijas.

Susana, a lo sumo, pudo conseguir que la investigación se tipificara como violencia familiar, más no como feminicidio en grado de tentativa, además de que no hubo ninguna sanción mayor, inclusive sin las correspondientes medidas cautelares.

La denuncia que presentó contra Daniel nunca prosperó, dejándola sin justicia y con cicatrices físicas y emocionales profundas, entonces decidió seguir adelante, separarse de su agresor y retomar sus estudios profesionales.

El giro irónico de su vida llegó cuando Daniel, el hombre que una vez intentó matarla, la acusó de secuestro. Según él, el 12 de marzo de 2024 fue secuestrado, y presentó la denuncia dos días después, lo que desencadenó que el 23 de junio, Susana y tres de sus familiares fueran arrestados bajo esta acusación.

Sin embargo, las sospechas incrementaron luego de que solo faltaba un día para que Susana retomara el caso de violencia familiar cometido por su expareja y se llevara a cabo una audiencia por violencia familiar.

Este 3 de julio era la fecha marcada en su calendario para presentar su examen profesional, un hito que sus maestros lograron es que se pudiera hacer desde el penal, aunque solo faltó el aval de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

Susana decidió continuar con este proceso de titulación a pesar de estar recluida, pues asegura ser inocente del delito de secuestro y tanto ella como sus familiares manifiestan que estas acusaciones tuvieron motivaciones de venganza y para evitar responder por la violencia sufrida hace 6 años.

Piden justicia

La Casa de Justicia de Tehuacán se llenó de voces en un clamor por justicia. Ayer, una multitud de familiares, amigos y compañeros de Susana se movilizaron exigiendo su libertad y el respeto a sus derechos.

Jarumi Ángeles, su asesora de tesis, fue una de las voces principales en la manifestación. Con un tono lleno de tristeza, explicó que Susana no pudo presentar su examen debido a complicaciones burocráticas, agravadas por su situación de reclusión.

“Por esta gran injusticia hoy no pudo hacer su examen. Se está reprogramando, siempre salvando el derecho a la educación que ella tiene para que se pueda titular como licenciada en educación primaria”, dijo.

Durante la marcha por justicia para Susana, uno de los momentos más emotivos fue la lectura de una carta que ella escribió desde el interior del Centro de Reinserción Social (Cereso).

En ella, Susana saludaba a todos los presentes y expresaba su angustia por estar privada de su libertad, especialmente preocupada por el bienestar de sus hijas. Susana insistía en su inocencia y la de su familia, y pedía a todos que no dejaran de alzar la voz por ella y sus seres queridos.

Más artículos

Últimas noticias

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com