23.6 C
Puebla
jueves, abril 25, 2024

La despedida de Armenta del Senado y las lisonjas de Nadia y Nancy

Más leídas

El último día de Alejandro Armenta Mier en la Cámara de Senadores antes de que se vaya a la campaña por la gubernatura del estado quedó enmarcado por un insólito reconocimiento de quienes en un futuro muy cercano serán dos de sus máximas críticas durante los 60 días que transcurra la campaña en Puebla.

La tarde en el que Alejandro Armenta formalizó su licencia a la curul para enfocarse de lleno en sus actividades proselitistas y alistar con un mes de anticipación la campaña, la senadoras Nadia Navarro Acevedo y Nancy De la Sierra Arámburo —quienes recientemente asumieron un lugar en el equipo de vocería de la coalición Mejor Rumbo para Puebla, para interpelar al morenista y sus aliados— bajaron sus armas para reconocer el trabajo del segundo poblano que encabezó la presidencia de la Mesa Directiva.

El coordinador de la Defensa de la Transformación en Puebla visita por última vez en su papel de legislador el recinto instalado en Avenida Paseo de la Reforma de la Ciudad de México, pues una vez que su licencia surta efecto a partir del 1 de marzo dejará de ser senador de la República y formalmente será candidato al gobierno de Puebla.

Alejandro Armenta lleva en sus manos unos documentos que ya se encuentran en la página del Senado de la República, en los que marca su salida de la cámara de senadores por un tiempo indefinido. Aunque no señala los motivos por los que se ausenta de su cargo, todos los integrantes de la Cámara Alta del Congreso de la Unión saben que sale en busca de cumplir su meta, que se ha atrasado por más de 35 años. 

Desde esta tribuna, Armenta agradece el trabajo y la coordinación lograda con los demás miembros del parlamento, de quienes destacó trabajar por el bien de México. 

Consciente que antes de él hubo un poblano que ocupó la presidencia de la Mesa Directiva del Senado, aprovecha para recordar el legado y trabajo del entonces senador y ahora gobernador difunto Miguel Barbosa Huerta. 

“Recuerdo, respeto y reconozco al entonces senador Miguel Barbosa Huerta, en paz descanse. Hombre íntegro, virtuoso, que fue un referente y murió sirviendo a Puebla. Senadores y senadores, este órgano, para mí, ha sido el más cargo honor que he tenido en mi vida”, refiere. 

En su mensaje, resalta el trabajo de las y los senadores que integran el pleno, a quienes recuerda que los logros alcanzados en el Congreso de la Unión son producto del trabajo en favor de cada uno de ellos. 

Con una actitud de completa sinceridad frente a sus compañeros legisladores, el poblano reconoce que ahora se enfocará en una encomienda personal en Puebla, en búsqueda de un proyecto y que ha trabajado por años. 

“Manifiesto mi respeto y compromiso rumbo a esta nueva encomienda que tengo en Puebla, seguiré conduciéndome siempre baso los principios que han guiado mi vida”. 

CON SABOR A GUERRA 

Tras su mensaje de despedida frente a los suyos, las poblanas que llegaron junto a él en la Cámara Alta no desaprovechan la oportunidad para expresarle unas palabras. 

Nadia Navarro, quien solamente un día antes le advirtió que buscara invitar a la periodista Lydia Cacho para que hable de los antecedentes marinistas de los candidatos morenistas, deja un lado su discurso de guerra para reconocer el trabajo de más de cinco años de Alejandro Armenta en el Senado de la República. 

“Me siento muy orgullosa de saber que hoy vas a la gran batalla por la que siempre has luchado en el camino en el que te has puesto, de mi parte, deseo, como poblana una contienda electoral justa, equitativa, respetuosa; deseo que después del 2 de junio, gane el proyecto que gane, podamos contar con una Puebla en paz, con desarrollo.  

“Me siento profundamente honrada de ser tu amiga, de saber que nos respetamos, aunque seamos de proyectos distintos, por supuesto, ahí vamos a estar, construyendo por Puebla”, le dice, advirtiendo la batalla electoral que se vendrá en los próximos meses. 

Nancy De la Sierra recuerda que fueron los dos juntos, los que ganaron en las urnas en la elección de 2018, como abanderados de la coalición Juntos Haremos Historia (Morena-PT-PES). 

Ahora, en fundada en los colores del PRI y separada de la ideología de la Cuarta Transformación, la legisladora poblana le desea la mayor de las suertes, aunque deja un guiño a su afinidad por la alianza opositora. 

“Decirle senador que llegamos juntos con un sueño de encontrar un México y una Puebla más justa y más en paz. Hoy, desafortunadamente, la realidad es muy lejana de lo que soñamos. Nos unieron varias causas, como la persecución de Rafael Moreno Valle y Miguel Barbosa, dos exgobernadores que tanto a usted, como a mí nos persiguieron políticamente.  

“Hoy, también decirlo, no compartimos el mismo proyecto político, sin embargo, quiero decirle que Puebla tendrá un mejor rumbo, y seguramente nos irá muy bien, éxito en su nueva encomienda”, le soltó, advirtiendo la guerra que se vendrá entre ambos bandos. 

Más artículos

Últimas noticias