20.2 C
Puebla
jueves, abril 25, 2024

La caballada del PRI… en los puros huesos

Más leídas

La debacle en el PRI poblano quedó de manifiesto tras conocerse los registros de los candidatos a presidentes municipales. Si bien la convocatoria emitida abría espacios para 201 municipios, el instituto solo pudo conseguir abanderados para 98 alcaldías.

La prueba fehaciente de su resquebrajamiento es que, en tan sólo ocho de los 26 distritos locales que conforman el estado de Puebla, el PRI solamente pudo postular a más de la mitad de candidatos a presidentes municipales de las demarcaciones que los conforman.

El pasado 9 de febrero, la Comisión Nacional de Procesos Internos del partido tricolor emitió a los dictámenes de procedencia de las candidaturas a presidentes municipales de Puebla, que emitió a inicios del mes.

De esta emisión de dictamen de procedencia, se destaca que, en los distritos locales que tienen su cabecera en el municipio de Puebla (9, 10, 11, 16, 17, 19 y 20), el priismo no logró postular ningún candidato a la alcaldía de la capital del estado ni de Cuautlancingo. Aunque en la ciudad de Puebla se debió al acuerdo que llegaron con PAN, PRD y PSI para que fuera el blanquiazul el que postulara al abanderado.

No obstante, el otro distrito local en donde se suscitó esta inusual situación en el tricolor de antes fue en el 12, con cabecera en Amozoc de Mota, ya que, en los municipios de Acajete, Amozoc, Cuautinchan, Puebla, Tecali de Herrera y Tepatlaxco de Hidalgo, no encontraron un solo perfil competitivo para que sea su representante en la elección a la presidencia municipal o simplemente cedieron el espacio a sus compañeros de alianza. 

No obstante, hay distritos que destacan por sus particularidades, como es el caso de Xicotepec de Juárez, el cual está conformado por 13 municipios, pero solamente en dos de ellos el PRI pudo encontrar candidatos: Xicotepec y en Venustiano Carranza, donde tuvieron que recurrir a la familia Valencia Ávila —caciques de la región— para postular a un perfil. 

En el distrito local 5, con cabecera en Libres, que se encuentra integrado por 11 municipios, el tricolor solamente logró encontrar candidatos en tres demarcaciones, en Cuyuoco, Chichiquila y en la cabecera distrital Libres, donde se evidenció una clase de nepotismo clásico en el tricolor, pues el abanderado será Francisco Javier Rodríguez Rivero, esposo de la secretaria general del PRI estatal, Delfina Pozos Vergara. 

Huejotzingo es una muestra más del empequeñecimiento del tricolor, pues de las ocho presidencias municipales posibles, solamente lograron encontrar a dos candidatos a alcaldías, en Calpan y Coronango; pues, ni siquiera lograron encontrar a un perfil para la cabecera distrital.

Otros distritos donde no lograron superar más de la mitad de candidatos a presidentes municipales son: el 6 de Teziutlán, 7 de San Martín Texmelucan, 13 de Tepeaca, 14 de Ciudad Serdán, 18 de Cholula de Rivadavia, 21 de Atlixco, y 22 de Izúcar de Matamoros. 

Desde inicios de febrero, la crisis en el antiguo partidazo comenzó a agravarse con la fuga de los liderazgos con décadas de militancia y que no se esperaba que anunciaran su salida del partido. 

Los primeros en anunciar su salida fueron los diputados locales, comenzado por Silvia Tanús Osorio, decana con más de 50 años de militancia en el PRI, quien simplemente anuncio su salida de la vida política de Puebla y dejó la bancada en el Congreso local, aunque dejó en claro que no había divisiones con la dirigencia. 

Días después la ruptura con los cuadros priistas se ahondó con las renuncias del coordinador Jorge Estefan Chidiac y los legisladores Norma Reyes Cabrera, Laura Zapata Martínez, Juan Enroque Rivera Reyes y Adolfo Alatriste Cantú. 

Los legisladores señalaron en su comunicado que dejaron de coincidir con el partido, luego de que las decisiones tomadas a nivel federal, pues no los tomaron en cuenta ni los apoyaron en la coalición con el PAN y PRD, partidos que les arrebataron las principales candidaturas, además de una exclusión por parte del grupo político que lidera el panista Eduardo Rivera Pérez. 

Aunque el dirigente Néstor Camarillo quiso minimizar la herida por la que desangraba el PRI, no tardó menos de una semana para que presidentes municipales de cinco municipios prioritarios del partido anunciaran su renuncia a sus respectivas militancias. Fueron los ediles de Xicotepec de Juárez, Guadalupe Victoria, Zapotitlán de Méndez, Zacatlán y San Salvador El Seco 

Néstor Camarillo siguió cerrando los ojos y se negó a ver la fuga de priistas del partido hasta que los secretarios jurídicos del PRI anunciaron su salida por la mala organización y manejo del partido a cargo de Néstor Camarillo. 

Con la salida de otros cuadros de larga trayectoria como Sandra Montalvo Domínguez, quien exhibió un respaldo de Néstor Camarillo a los caciques regionales en lugar de un proceso democrático, la herida se sigue profundizando. 

Más artículos

Últimas noticias