26.3 C
Puebla
viernes, agosto 12, 2022
spot_img

Hacen justicia con homenaje a Gilberto Bosques, el mexicano universal no reconocido

Más leídas

El homenaje a Gilberto Bosques Saldívar fue el escenario para que las disputas políticas en el estado cesaran para darle reconocimiento a una de las figuras en la historia de México a nivel nacional e internacional menos reconocidas.

En la primera conmemoración del natalicio del cónsul, educador, congresista, periodista, escritor, poeta, político y diplomático en la sede del Congreso del Estado, legisladores locales y el gobernador Miguel Barbosa Huerta retrataron la vida del poblano que salvó más de 40 mil vidas de personas extranjeras.

Pese a las diversas líneas ideológicas que marcan el actuar de los partidos políticos en Puebla, todos coincidieron en una misma idea con la vida de Gilberto Bosques: es el poblano y mexicano universal.

Solidaridad, humanismo, amabilidad, congruencia y respeto fueron las líneas que —para los diputados locales— marcaron el actuar del diplomático de Puebla.

Pero para el gobernador del estado, hablar de la historia y vida de Gilberto Bosques es hablar de todo su historial, menos de una discusión politizada.

“En el Congreso pueden hablar de todos los temas, no carguemos de interpretación política la vida de los grandes mexicanos, cualquiera que hubiera sido su pensamiento. Juárez no era priista, decíamos desde la izquierda, Morelos no era priista desde la izquierda, hoy debo decirles que Juárez no era de Morena, ni Morelos era de Morena, tampoco Juárez era del PAN, ni Morelos era del PAN y a Gilberto Bosques hay que verlo por su gran pensamiento y su gran labor”, remarcó Barbosa Huerta.

El mandatario sostuvo que la vida y actuar de Gilberto Bosques debe servir de guía para la política exterior del país, no a una política para alinearse con los intereses económicos del mundo, sino ver y poner al hombre como prioridad que requiere libertad y solidaridad.

Su vida es recordada como la de uno de los diplomáticos más destacados en el país, quien salvó la vida de más de 40 mil refugiados de la dictadura de Francisco Franco, entregando visas a españoles, libaneses, judíos e italianos; pero también como un promotor de la educación y legislador destacado, cuya labor no ha sido tan reconocida en México como lo han hecho en el extranjero.

Para Barbosa, la deuda del estado con Gilberto Bosques es incuestionable, por lo que la celebración de su vida en el Congreso local es más que necesaria.

“La historiografía en nuestro país y la historiografía política en nuestro país no le ha hecho la justicia suficiente a Gilberto Bosques Saldívar, y en Puebla también estamos en deuda con él, en cuanto al reconocimiento, conocimiento y divulgación de su labor, de su ideario, de su legado, de su pensamiento, y de todo lo que significó.

“Mexicano universal que marcó en el momento que hizo su gran trabajo para salvar vidas del fascismo, del nazismo y del franquismo en su momento, y desempeñó esa gran actividad, este mexicano universal tiene que ser reconocido en México y reconocido en todo nuestro estado de Puebla”, remarcó el mandatario estatal.

EL LEGADO DE GILBERTO BOSQUES

Para la diputada de Morena, Azucena Rosas, ese legado es simplemente su vida: Oriundo de Chiautla de Tapia, el legado del poblano universal se puede ver en su oposición a la invasión norteamericana en el Puerto de Veracruz, en abril de 1914, en lo que hoy es la Escuela Naval Militar.

Su legado está en la conspiración para la Revolución Mexicana junto a la familia Serdán; su historia cercana con personajes como Diego Rivera, José Vasconcelos, Fermín Revueltas, Leopoldo Méndez, lo llevan a ser uno de los principales difusores de la cultura en el país.

Pero su principal aporte, y por el que es más reconocido, es por su papel como cónsul de México en Francia, nombrado por el presidente Lázaro Cárdenas del Río en 1939, donde se le reconoce por salvar a los más de 40 mil refugiados de la dictadura fascista.

Concluyendo sus servicios como diplomático como embajador en La Habana, Cuba, donde vivió la Revolución Cubana, la caída de Fulgencio Batista, y el ascenso al poder de Fidel Castro.

“Él construyó su nombre rescatando mexicanos y personas que habían sido afectadas por la Segunda Guerra (Mundial), sus enseñanzas enarbolan los principios de la Cuarta Transformación”, aseguró la morenista.

El coordinador del PAN, Eduardo Alcántara Montiel, alejado de la oda al diplomático, resaltó que su partido puede tener coincidencias y discrepancias con el actuar e ideología de Gilberto Bosques.

El panista reconoció que el pensamiento de Gilberto Bosques sobre el camino que debía tomar la educación en el país —en un sentido socialista, justa y basada en principios éticos— cuando fue diputado federal durante el gobierno de Lázaro Cárdenas, es una postura que generó el surgimiento de Acción Nacional (PAN).

“Ese planteamiento de modelo educativo en ese momento histórico sirvió para la discusión fundacional de mi partido, Acción Nacional, porque nuestros fundadores lo que buscaron fue un modelo educativo distinto al mismo que buscó Gilberto Bosques, es así que la declaración de principios de fundación del PAN de 1939, en contraposición a aquella propuesta por Gilberto Bosques señalamos que es deber del Estado, pero nunca un monopolio suyo, procurar que todos los miembros de una comunidad tengan igual de oportunidades en la educación”, dijo Alcántara Montiel.

Pero más allá de las diferencias que guardó el diplomático con el PAN, el diputado panista expuso que siempre se tendrá como baluarte de su actuar, la solidaridad con el ser humano, sin importar su nacionalidad.

En tanto, el diputado y dirigente estatal del PRI, Néstor Camarillo Medina, aseguró que Bosques Saldívar se merece un lugar de honor en la historia de México por ser un héroe silencioso, defensor de la soberanía nacional, político progresista y diplomático distinguido por su pasión por México, su extraordinaria labor humanitaria, su habilidad negociadora y grandiosa lucidez académica.

spot_img

Más artículos

Últimas noticias

spot_img